Marejada afectará al turismo en playas de Baja California; turistas no van a caber

FOTO: Agustin Reyes.- De 100 metros de playa, queda la mitad: Salvavidas
 
Ezenario Lunes, 21 Marzo, 2016 01:00 PM

Desde diciembre de 2015 se vienen presentando marejadas en las costas de Tijuana, Playas de Rosarito y Ensenada, lo que ha reducido el terreno y la arena sobre la que los bañistas pueden caminar e incluso acampar junto al mar.

El fenómeno de mar de fondo se debe a las tormentas invernales que se presentan en el Océano Pacífico, que si bien, no alcanzan nuestras latitudes, provocan el alto oleaje que se presenta en las playas de Baja California y de California, comentó a ZETA el director de Protección Civil Estatal, Antonio Rosquillas.

Las costas han cambiado, el mar va ganándole terreno a la playa, situación que deberá revertirse paulatinamente una vez entrada la primavera, pero permanecería durante las vacaciones de Semana Santa, y el espacio con que se cuenta no será suficiente para albergar la cantidad de visitantes que se reciben ordinariamente en este periodo del año.

Sin embargo, la situación no genera mayor riesgo para los bañistas, estimó Rosquillas, declarando que cuando éstos pueden ver que el oleaje es alto y que la corriente de retorno o de resaca es fuerte, deben optar por no meterse a bañar.

En todo caso, expresó que el riesgo al que se sometan los turistas es inversamente proporcional a su capacidad como nadadores.

En 12 años como salvavidas en Playas de Rosarito, la más visitada por los turistas de California, César Alvarado asegura nunca haber visto que la marea alta se mantuviera constante durante tanto tiempo.

“En Semana Santa nos va a afectar porque es muy poca playa la que tenemos y las personas pueden irse a otros puntos más peligrosos donde no haya salvavidas, como ésta es la zona de clubs, es donde se tiende a juntar más la gente, cuando se aglomera más, pero al ver la aglomeración de personas que hemos tenido, no creo que vayan a caber todas las personas que se esperan”, declaró.

De 100 metros de playa libre -que se extiende a lo largo de poco más de 5 kilómetros-, cuando mucho les queda la mitad, estimó Alvarado.

Diez salvavidas efectivos e igual número de eventuales -quienes se presentan a prestar el servicio únicamente en temporada alta-  divididos en tres turnos, son los elementos con que se cuenta para atender cualquier contingencia que se presente en el total de la extensión de la playa turística de Rosarito, desde La Paloma hasta la termoeléctrica, incluso de requerirse dar servicio en La Misión o Rancho del Mar.

“Ahí se lo dejamos a la conciencia de las personas, si ellos creen que son suficientes veinte salvavidas para toda la multitud que va a haber”, concluyó.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio