La extinción de especies en Baja California


 
Cartaz Lunes, 28 Marzo, 2016 12:00 PM

México es un país que posee una extraordinaria diversidad de especies vegetales y animales (biodiversidad), muchas de ellas endémicas o exclusivas del territorio mexicano.

Debido a esa enorme riqueza biológica, forma parte, ocupando el quinto lugar, de un grupo de 17 países calificados como megadiversos, por ser poseedores al igual que él, de las mayores biodiversidades, que en conjunto suman alrededor del 70% de la biodiversidad conocida del mundo, de la que se estima que México contribuye con el 10 al 12%.

Desafortunadamente, esta extraordinaria diversidad biológica de México, se encuentra severamente acosada y disminuyendo por causas humanas, ya que, en la norma oficial mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, que enlista las especies de flora y fauna silvestre que están en riesgo en nuestro país, se menciona que ya se han extinguido 49 especies, y están en peligro de extinción 475 especies, mientras que 896 especies están amenazadas (una categoría anterior a la de extinción), y 1185 especies están sujetas a protección especial. Cabe señalar que esta norma oficial se elaboró en 2006, pero se publicó hasta el 2010.

Es importante hacer notar que en la lista de especies en riesgo que presenta la norma-059, no están todas las especies que deberían estar, ya que solamente está considerando 2605 especies, y sabemos que a nivel nacional se han descrito, tan solo de plantas y animales vertebrados, alrededor de 30,000 especies; y más de 100,000 especies, entre todas las formas de vida. Igualmente sabemos que hay una insuficiencia de estudios regionales de flora y fauna, de tal modo que se desconoce el estado de conservación de la inmensa mayoría de las especies que componen la extraordinaria biodiversidad de México.

Las extinciones constituyen un problema muy grave a nivel nacional, siendo la principal causa del problema, la carencia de políticas eficientes para conservar la biodiversidad, y en esa carencia tiene participación la legislación federal, pues por ejemplo, para ser titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, solo se requiere ser mexicano en pleno ejercicio de sus derechos y contar con estudios académicos afines a las funciones del cargo. En este punto es necesario que los diputados federales de Baja California promuevan una reforma a la ley, para que se especifiquen y se amplíen los requisitos, haciéndolos indispensables, apoyándose en el sector científico de México. Lo cual repercutirá favorablemente en la conservación de la biodiversidad.

En el caso concreto del Estado de Baja California, con mucho endemismo también, se presenta una extinción alta, ya que de las 49 extinciones que cita la norma para todo el país, 16 de ellas han ocurrido en nuestro estado. Además, están en peligro de extinción por lo menos: 20 especies de animales, 5 especies de coníferas y una especie de cactácea, y un número muy superior se incluyen en las categorías de especies amenazadas, y sujetas a protección especial.

Las extinciones en nuestro Estado, al igual que en el país, son promovidas por una política ecológica ineficiente, la cual a su vez es propiciada por la Ley de Protección al Ambiente Estatal, que únicamente pide dos requisitos muy generales para ocupar el puesto de titular de la Secretaría del ramo. Siendo éstos: 1) que se cuente con estudios relacionados con la materia ambiental, y 2) tener experiencia en la administración o coordinación de acciones relativas a la materia ambiental. Como se puede ver, la simplicidad de estos requisitos es sorprendente, siendo además tremendamente incongruentes con el muy alto salario mensual del puesto que es de $79,999.75.

A lo anterior podemos agregar, el poco respeto a la ley, y el poco interés de los gobernantes estatales en el tema de la conservación de la vida silvestre, que vale recordar, es responsabilidad legal de los tres órdenes de gobierno y deber de todos los mexicanos, y como ejemplos podemos citar al anterior gobernador, quien designó como secretario de protección ambiental, a un Contador Público, miembro prominente del partido en el poder; y también al actual, quien designó inicialmente para el mismo puesto, a un Arquitecto Urbanista, y en diciembre de 2015 designó a un nuevo titular para el puesto.

Con respecto a este último nombramiento de titular de la Secretaría de Protección al Ambiente, al buscar información curricular sobre esta persona en el portal del gobierno del Estado, se puede ver que solo fue un cambio de persona, por las siguientes razones: se designó a una miembro con muchos años de militancia en el partido político en el poder, que aunque cursó la carrera de Biología, egresando en 1983, su historial laboral es fundamentalmente político, y su experiencia en materia ambiental se limita a haber ocupado puestos públicos administrativos a nivel directivo en la misma Secretaría, y de quien además, no se muestra su título ni cédula profesional, los cuales son obligatorios por ley para ejercer la carrera de Biólogo en el Estado de Baja California.

Analizando el currículum citado, se puede afirmar que no es el que se requiere necesariamente para cumplir con las grandes responsabilidades del puesto. Por lo tanto, el deterioro del medio ambiente y la extinción de especies continuará como siempre, si no se corrige el rumbo de inmediato.

Sobre el punto de los requisitos, también se hace necesario un llamado a los diputados del congreso del Estado de Baja California para que reformen el artículo 7 de la Ley Estatal de Protección al Ambiente, para que se especifiquen y se amplíen los requisitos para el cargo de secretario del ramo. En nuestra opinión particular, los requisitos que debe llenar indispensablemente el titular de tal dependencia, entre otros, serían los siguientes: 1) debe tener la profesión de biólogo o ecólogo; 2) Contar con el mayor grado de estudios posibles y actualizados en vida silvestre; 3) debe tener por lo menos los últimos 15 años comprobables de trabajo de campo con la vida silvestre y su hábitat; 4) debe conocer las leyes vigentes federales y estatales en la materia; 5) debe tener la capacidad de reestructurar la Secretaría de Protección al Ambiente a las necesidades de su función; 6) Debe tener amplios conocimientos sobre la problemática de las extinciones en México y en el mundo; 7) Que sepa ser líder y trabajador de equipo; 8) Que tenga experiencia administrativa; y 9) que tenga capacidad de comunicación a todos los niveles.

Deseamos y esperamos que el gobierno actual de el Lic. Francisco Vega de Lamadrid y el congreso del Estado tomen cartas en el asunto en el ámbito de sus competencias, y corrijan todo lo que se deba corregir para que la Secretaría de Protección al Ambiente cumpla verdaderamente con la protección del ambiente y la preservación de su biodiversidad.

Para cualquier duda sobre el escrito, los interesados pueden comunicarse al siguiente correo.

 

Biólogo Jaime Morales Sánchez. Correo: [email protected]

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio