Lula da Silva sale libre tras declarar por tres horas sobre corrupción y lavado de dinero en Petrobras


 
Destacados Viernes, 4 Marzo, 2016 05:50 AM

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue detenido La Policía Federal brasileña por presunto “lavado de dinero” y “corrupción” dentro de la investigación por el caso de la petrolera estatal Petrobras, tras tres horas de declaración salió libre este día.

Lula fue presidente de la República desde el 1 de enero de 2003 al 31 de diciembre de 2010, cuando le traspasó el mando a la candidata de su propio partido, Dilma Rousseff.

Esta mañana, unos 200 agentes allanaron el domicilio particular del exmandatario y la casa de uno de sus hijos, Fábio Luíz Lula da Silva, además de otras residencias cuya propiedad se atribuye a la familia.

“Hay evidencias de que el expresidente Lula recibió valores oriundos del esquema Petrobras por medio de la destinación y reforma de un apartamento triplex y de un sitio (casa de campo) en Atibaia”, señaló en un comunicado la procuraduría de Paraná, el estado brasileño donde se investiga la causa.

Agregó que “también son investigados pagos al expresidente, hechos por empresas bajo investigación” en la causa de sobornos de la petrolera, “a título de supuestas donaciones y conferencias”.

La operación, bautizada como ‘Lava Jato’, se enmarca en las investigaciones de corrupción en la estatal Petrobras y fue ordenada por el juez federal Sergio Moro, que está a cargo de las averiguaciones sobre una red que se apropió ilegalmente de unos 2 mil millones de dólares de las arcas de la petrolera.

Según medios brasileños, los agentes llegaron hacia las seis de la mañana -hora local- a la residencia de Lula en Sao Bernardo do Campo, en Sao Paulo, y se llevaron al exmandatario, objeto de una orden de traslado coercitivo para prestar declaración.

De acuerdo con la agencia británica Reuters, la Policía Federal indicó que hay pruebas que demuestran que Lula se benefició de la trama de sobornos en Petrobras mediante reformas en residencias vacacionales.

Además, la Policía brasileña aseguró que hay pruebas de delitos en la financiación de las campañas y los gastos del Partido de los Trabajadores (PT) de Lula y la actual presidenta Rousseff.

En la operación también han sido allanadas la sede del Instituto Lula, que dirige el expresidente, además de una finca de la localidad paulista de Atibaia y un departamento en el balneario de Guarujá, entre otros lugares. En esos dos últimos casos, las autoridades sospechan que esas propiedades pertenecen en realidad a Lula, aunque figuran a nombre de otras personas allegadas al exmandatario.

Fuentes policiales confirmaron a la agencia británica que también fue allanada la residencia, en Sao Paulo, de uno de los hijos de Lula, que está bajo sospecha de haber incurrido en algunas prácticas corruptas junto con su padre.

De acuerdo con la Policía Federal, en esta nueva fase de la ‘Operación Lava Jato’, se han emitido un total de 44 órdenes judiciales, 33 de ellas de búsqueda y captura y otras once de traslado coercitivo.

En los últimos meses Lula ha negado reiteradamente haber cometido delito alguno en los casos por los que está siendo investigado.

Sin embargo, el comunicado de la fiscalía sostuvo que “el expresidente, además de líder partidario, era el responsable final por la decisión de quiénes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de los delitos”.

“De hecho, surgieron evidencias de que los crímenes lo enriquecieron y financiaron campañas electorales y la caja de su agremiación política”, agregó.

El escándalo mermó la popularidad de la actual presidenta Dilma Rousseff, que enfrenta un pedido de juicio político para destituirla en el Congreso y denuncias ante el tribunal electoral de que realizó campaña con fondos ilícitos.

Rousseff, que al igual que Lula integra el Partido de los Trabajadores (PT), ha negado que conociera la red de corrupción en Petrobras antes de que el escándalo estallara públicamente.

Related Post

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio