Entre las mieles del poder

Foto: Internet
 
Opinionez Lunes, 7 Marzo, 2016 12:00 PM

En México aproximadamente el 88% de la energía primaria que se consume proviene del petróleo, el cual es la principal fuente de insumos para generar energía eléctrica y permite la producción de combustibles para los sectores de transporte e industrial, además es materia prima de una gran cantidad de productos como telas, medicinas o variedad de objetos de plástico. No únicamente el petróleo es la principal fuente de energía primaria en México, también es la fuente de la tercera parte de los ingresos del presupuesto federal; sin embargo Petróleos Mexicanos (Pemex), necesita incrementar su deuda año a año para hacer frente al pago de impuestos, las inversiones de capital y sus elevados costos de personal y de sus impuestos.

Hasta diciembre de 2015, de acuerdo con el informe entregado a sus inversionistas a través de la Bolsa Mexicana de Valores, se han reducido en un 28% las ventas totales, aumento del 19% en el costo de la producción y en total pérdidas por 522 mil millones de pesos, casi el doble de las registradas en 2014. A esta disminución de los ingresos de la hoy denominada empresa productiva del Estado, se suma el recorte de cien mil millones de pesos anunciado el pasado 17 de febrero por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Esta situación, ha llevado a la empresa petrolera a tener un pasivo de 40% superior a los activos, lo que sitúa a la firma en quiebra técnica. A pesar de ello y de acuerdo a la información pública de la cúpula de la directiva de Pemex se ha de repartir 288.7 millones de pesos de sueldo, tal y como consta en el Presupuesto de 2016 preparado por el ejecutivo, Enrique Peña Nieto; cada uno de los 103 directivos y subdirectores que gestionan los designios de esa empresa en quiebra se llevarán entre 2.7 y 3.2 millones de pesos brutos en el próximo ejercicio. No tienen llena ni vergüenza.

A pesar de tanto descalabro el sector privado se beneficia a costa del perjuicio del sector público, díganlo si no Carlos Morales Gil, director de la oficina de Exploración y Producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) hasta febrero de 2014, considerado uno de los ex funcionarios mejor informados sobre la localización de los energéticos que le quedan al país y, desde febrero de 2015, parte de Controladora Petrobal, la nueva compañía petrolera de Alberto Bailléres, dueño de una las mayores fortunas de México.

Con esta nueva empresa y con Morales Gil, Bailléres –también propietario de la minera Peñoles y de las tiendas Palacio de Hierro– entró con el pie derecho a la naciente industria del petróleo, y el pasado 30 de septiembre, en el segundo paquete de licitaciones de la Ronda Uno, obtuvo su primer contrato para la extracción en hidrocarburos en aguas someras del sureste mexicano. ¡Se aprovechó de lo lindo de esa mezcolanza de lo público con lo privado!

Y para variar Petróleos Mexicanos (Pemex) prepara la venta en partes de tres de sus más simbólicas refinerías: las refinerías de Tula, Salamanca y Salina Cruz, que fueron símbolo de la riqueza petrolera mexicana, serían entregadas en parte a inversionistas privados, sobre todo después de la caída de ingresos de 180 por ciento reportada en el tercer trimestre del año. Sin embargo, Pemex rechazó que se trate de una privatización, sino de “poner instalaciones en garantía para obtener recursos frescos”, como dijo un funcionario al The Financial Times. Dinero contante y sonante que es de suponer se ha de gastar en viajes al extranjero en el que disfrutan con todas las comodidades el presidente Peña Nieto, su flamante esposa la gaviota y el séquito de sus convenencieros y seguros servidores.

En este Tecate Bonito, en el que el gasto familiar va a la baja como el peso, de acuerdo a la información de los que viven dentro de las mieles del presupuesto, pero de acuerdo a los bolsillos de los consumidores ni tan siquiera alcanza a los más mínimos ingredientes de la canasta básica, para los que se llevan el pastel en el gobierno municipal es noticia que no importa, para ellos la magia de Tecate bonito, no cabe informaciones alarmistas. Que solo deben centrarse en lo positivo.

Concepción Vizcarra de Arámburo es luchadora social y reside en Tecate, B.C. Correo: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio