El show de “El Chapo” Guzmán


 
Reportajez Lunes, 14 Marzo, 2016 12:15 PM

Abogados de Guzmán Loera, que iniciaron una huelga de hambre, insisten con nuevos amparos contra malos tratos e incomunicación. Juez rechaza pruebas de la defensa para obtener videos del penal del Altiplano y observar los actos reclamados, pues estima, “se expondrían puntos que podría aprovechar el quejoso para idear un nuevo plan de escape del centro de reclusión”. También buscan amparo “El Cholo Iván” y Coronel Aispuro. El actor Eric del Castillo dijo que a su hija Kate “la chamaquearon” el actor Sean Penn y productores norteamericanos

Poco o nada se ha modificado la situación del presunto narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, luego de una semana agitada en la que el prisionero se convirtió en el centro de la información ante una “guerra” de declaraciones, quejas y hasta una insípida huelga de hambre realizada a favor del capo.

Tan pronto apareció la supuesta hija del “Chapo” en California, Rosa Isela Guzmán, declarando que su padre financió campañas de políticos y partidos, así de rápido desmintió su dicho. Ya la habían asegundado los abogados del líder del Cártel de Sinaloa, quienes amenazaron con hacer pública la lista de los beneficiados por su cliente. Nada ha sucedido.

Las hermanas de Guzmán Loera y su cuñada, Emma Coronel Aispuro, recularon en sus presentaciones públicas para quejarse del maltrato e incomunicación que atribuyen a las autoridades penitenciarias del penal de máxima seguridad del Altiplano hacia su familiar. Incluso desapareció el clamor de la defensa para que el sinaloense sea extraditado “de manera voluntaria”.

Prevalecen en el ambiente las reacciones de directivos de reinserción social, funcionarios del gabinete federal de seguridad y de actores políticos, en el sentido que se investigue a fondo cada uno de los dichos que enrarecieron una semana en la que pareciera que “El Chapo” Guzmán estaba en campaña para socializar una buena imagen de su persona y de un gobierno desaseado.

La realidad es que casi nada ha cambiado para el interno más famoso del Altiplano. Continúa su encierro en condiciones similares a las que se conocen desde su recaptura el 8 de enero pasado y su ingreso a la prisión federal. Solo se le han duplicado el número de consultas médicas, ha visto con mayor frecuencia a sus abogados y ha recibido algunas visitas de su mujer.

 

LE NIEGAN PRUEBAS

Los amparos promovidos en favor de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera por malos tratos y contra la extradición continúan su curso. Contrario a lo publicado, ninguno de ellos le ha sido concedido. En estos días en los que las fronteras del chisme, el rumor y la noticia se fusionan, los jueces al “Chapo” solo le han concedido la “suspensión de plano”, es decir, la orden de que si existe algún tipo de maltrato, tortura o incomunicación, las autoridades dejen de llevar a cabo dichos actos.

El pase de lista de día, noche y madrugada prevalece. El perro que ladra y no deja dormir -no solo a Guzmán- ahí sigue. La dotación y ración de alimentos para el preso siguen la pauta del nutriólogo. Las escasas o nulas salidas a tomar sol al patio, son parte de las medidas disciplinarias dictadas para el recluso.

Los representantes legales del “Chapo” reclaman todos esos aspectos en sus demandas de garantías. Fiel a su costumbre, la autoridad del Centro Federal de Readaptación Social Número 1 niega los actos. Los jueces han ordenado cesen conductas que vulneren los derechos humanos del quejoso, pero justifican las acciones que prevé una institución de máxima seguridad como el pase de lista cuantas veces sea necesario.

En uno de los juicios de amparo, los litigantes ofrecieron diversas pruebas, entre ellas la inspección judicial del módulo, pasillo y celda donde está entabicado su cliente, así como testimonios de los reos vecinos de Joaquín y que se requiera a las autoridades del Altiplano a la entrega de imágenes de las cámaras de video que probarían su dicho de que al capo se le sigue maltratando.

El juez de amparo, al que le interpusieron el “incidente sobre la violación a la suspensión de plano”, no aceptó varias de las pruebas enunciadas. El juzgador expuso su razonamiento al respecto. Señala que de aceptarse -las pruebas- “se quebrantaría la seguridad del Centro Federal de Readaptación Social Número 1 Altiplano, y se expondrían puntos que podría aprovechar el quejoso para idear un nuevo plan de escape del centro de reclusión. Además atenta contra la seguridad personal de los mandos de ese centro penitenciario”.

Foto: Archivo/Joaquín Archivaldo “El Chao” Guzmán

NUEVOS AMPAROS

En otro juicio de amparo promovido en Toluca contra los actos de incomunicación, tortura psicológica y deportación o extradición de Guzmán Loera, el juez decretó el sobreseimiento, pues todas las autoridades señaladas como responsables respondieron que no existen los hechos denunciados, sin que el quejoso haya probado lo contrario.

Por su parte, un tribunal colegiado determinó que el protocolo de seguridad que se aplica al reo en el penal de Almoloya de Juárez no debe suspenderse o modificarse, ya que, tratándose de este tipo e instituciones, la sociedad tiene interés en que se salvaguarde su seguridad. Sin embargo, se dejaron a salvo los derechos del “Chapo” para que no sea aislado del resto de la población carcelaria, tenga derecho al contacto con sus defensores y reciba atención médica.

A pesar de lo antes expuesto en diversos fallos, los abogados del capo, Carlos y Cinthia Castillo Castillo, promovieron un nuevo amparo en el Estado de México a favor de su defendido. Los actos reclamados, por los cuales se le concedió la suspensión de plano, son incomunicación, tortura, segregación, aislamiento, falta de atención médica y tratos crueles e inhumanos.

La mencionada suspensión es para que – de existir- cesen los actos que dicen los promoventes está siendo objeto Joaquín Guzmán Loera, “así como cualquier otro acto que atente contra su vida, integridad o derechos humanos, actos que se encuentran prohibidos por el artículo 22 de la Constitución Federal”.

La medida cautelar, igual que otras anteriormente obtenidas a favor del “Chapo”, se traduce en la posibilidad de tener comunicación con sus familiares, autorizados y sus defensores, siempre y cuando tenga relación con la adecuada defensa del quejoso y de acuerdo a los requisitos y horarios que establezcan en los reglamentos correspondientes.

Respecto de la falta de atención médica por presuntos padecimientos de presión arterial alta y gastritis, el juez también ordenó se le brinden los cuidados necesarios.

También presentaron demandas de amparo, Jorge Iván Gastélum Ávila “El Cholo Iván” y Édgar Coronel Aispuro, jefe de escoltas y cuñado, respectivamente, de Guzmán Loera. El primero se queja de falta de atención médica para su enfermedad de colitis, prohibición de acudir al comedor a recibir alimentos y de salir al patio, así como la negativa a brindarle atención en trabajo social. Édgar solo reclama atención médica y permiso para ir al comedor.

 

LA EXTRADICIÓN

El tema de la extradición del narcotraficante más buscado en los Estados Unidos de América sigue vigente, pues aunque los abogados ya moderaron su discurso, fue notorio el contraste de intereses entre José Refugio Rodríguez Núñez, quien se pronunció a favor de que su cliente sea enviado fast track a la Unión Americana y entre Juan Pablo Badillo Soto, quien en la supuesta huelga de hambre afuera del Altiplano expresaba “No a la extradición”.

De los dos procesos de extradición que obran en Juzgados federales en la capital del país, en uno ya se notificó a los defensores del “Chapo” Guzmán sobre el cierre del periodo para el desahogo de pruebas, con lo que el juez ahora cuenta con un plazo de 20 días para emitir un fallo sobre la petición del gobierno de Estados Unidos a la Cancillería Mexicana. Sin embargo, dicha resolución representa únicamente una opinión, pues la decisión final de extraditar o no al reclamado corresponde al secretario de Relaciones Exteriores.

Por su parte, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián, declaró en la Ciudad de México que la entrega de Joaquín Archivaldo Guzmán Loera al vecino país, es un hecho.

Campa dijo que “hay una decisión que se ha hecho pública también para su extradición. Una vez que se cumplan las formalidades a las que obligan los tratados de extradición, no hay tampoco ninguna limitación. Ha sido detenido y va a ser extraditado”.

Respecto a los presuntos abusos de autoridad y vulneración de los derechos humanos del líder del Cártel de Sinaloa en el penal federal mexiquense, el funcionario manifestó que los hechos hablan por sí solos, ya que se trata de uno de los criminales más peligrosos del mundo, quien se fugó en dos ocasiones de prisiones de máxima seguridad.

Los políticos no se abstuvieron de hablar sobre el capo. El coordinador perredista en el Senado, Miguel Barbosa, estima que Guzmán debe ser juzgado en México y que el Gobierno Federal no ceda a chantajes del delincuente y sus familiares respecto a los protocolos de seguridad para su reclusión. “Yo duermo seis horas y despierto cuatro veces, y no promuevo un amparo”, alegó el legislador.

Contrario a lo expuesto por Barbosa, el líder de los senadores del Partido Acción Nacional, Fernando Herrera, aseguró que se debe extraditar al “Chapo” a la brevedad, pues las autoridades mexicanas han demostrado no ser confiables, el sistema penitenciario no da garantías y “sí hay una solicitud de extradición, hay que darle trámite”.

Por su parte, el coordinador de los diputados federales del Partido Revolucionario Institucional, César Camacho, opinó sobre las declaraciones que han enrarecido el ambiente político en los últimos días y calificó como absurdas y mentirosas las acusaciones vertidas por la supuesta hija de Guzmán Loera acerca de que éste financió campañas políticas y pactó con el gobierno.

Foto: Internet/Rosa Isela Guzmán, hija de "El Chapo" Guzmán

Foto: Internet/Rosa Isela Guzmán, hija de “El Chapo” Guzmán

“CHAMAQUEARON” A KATE

Aunque continúa con la promoción de dos juicios de amparo a su favor, uno para evitar que se informe sobre las investigaciones que la involucran con “El Chapo” Guzmán, y otro para evitar una orden de presentación a declarar como testigo o indiciada, la actriz Kate del Castillo se ha mantenido en silencio en fechas recientes.

Fue su padre, el actor Eric del Castillo, quien la mencionó al ser abordado por medios de comunicación del mundo del espectáculo. Y lo hizo de una manera singular: “A mi hija la chamaquearon”.

Del Castillo se refirió así al vínculo que la mexicoamericana sostuvo con actores y productores para planear la película biográfica del presunto narcotraficante y el contacto que tuvo con éste. “Fue presionada por Sean Penn y otros productores”, aseguró el entrevistado.

Sin dar detalles, el histrión expresó que los productores estadounidenses “chamaquearon” a Kate al no cumplir con ciertas cosas que le habían prometido durante la reunión que tuvo en la sierra mexicana con el personaje. Sobre su hija agregó que la visitó en los Estados Unidos durante el fin de semana pasado y que se encuentra bien. Sin juzgar, considera que su heredera hizo las cosas sin medir las consecuencias.

En cuanto a la marcha de los amparos interpuestos por Kate del Castillo Negrete Trillo, el Primer Tribunal Colegiado del Primer Circuito admitió y analiza el recurso de revisión interpuesto por la actriz en contra de la resolución dictada por el Juez Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México, en la que le negó la suspensión definitiva de los actos reclamados a la Procuraduría General de la República.

Los mencionados actos son “la omisión de resguardar toda la información contenida en la averiguación previa PGR/SEIDO/UEIDCS/523/2015, así como sus triplicados y/o cualquier otra que se haya iniciado en contra de la quejosa; las filtraciones que se hayan realizado en diversos medios de comunicación impresos, televisivos o digitales, respecto de documentos, constancias, imágenes y datos personales”.


Acta en Tijuana

Cuestionado sobre el hecho de que en la delegación La Presa de Tijuana se asentó el acta de nacimiento extemporánea de Rosa Isela Guzmán Ortiz, quien se dice hija del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, el alcalde Jorge Astiazarán Orcí declaró:

“En este caso específico se aprovechó una campaña, se presentó documentación -y testigos, diría más adelante-, sobre todo cuando son actas de nacimiento extemporáneas; lo que queremos demostrar es la mexicanidad, y siempre el Registro Civil es una institución de buena fe…”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio