Don Rodolfo Guzmán Huerta “El Santo”

Foto: Internet
 
Opinionez Lunes, 7 Marzo, 2016 12:00 PM

Los Donez

La habitación que compartí con mi querido hermano Marco Antonio durante mi infancia, estaba plagada de posters. Como niños coleccionábamos revistas, cartitas, máscaras y un largo etcétera de productos ilustrados, sin embargo recuerdo que lo más destacado, era una imagen gigantesca, perfectamente ubicada sobre nuestras cabeceras de Don Rodolfo Guzmán Huerta (obvio, en esa época no sabíamos su nombre), nuestro ídolo de carne y hueso, al que conocíamos simplemente como “El Santo”.

No tengo muy claro si fueron las historietas, las películas o la visita semanal al auditorio para ver las luchas, a las que asistíamos felices e ilusionados, pero de algo estoy plenamente convencido, de chamacos era lo que más disfrutábamos y de todos los luchadores, al que más admirábamos era sin la menor duda a “El Santo”, al que esperábamos conocer algún día.

Fue en 1970, creo recordar, cuando se presentó en nuestra amada Tijuana la película “Santo VS Las Momias de Guanajuato” e inmediatamente nos aprestamos –como todos los domingos– a acudir al estreno en el antiguo Cine Reforma ubicado en la calle 7ma. De todos los largometrajes que protagonizó, considero que es su mejor interpretación, cuando menos para los ojos de un infante de 8 años, que sorprendido gratamente, observaba al gran “enmascarado de plata” acompañado de Blue Demon y Mil Máscaras, fulminar a las terribles y espantosas momias vivientes.

Ese mismo año, finalmente la leyenda popular, símbolo de la justicia, llegó a nuestra ciudad y corrimos a verlo derrotar a “El Espectro”, al que descuartizó, le aplicó la llave de su creación “el caballo” y cubrió infinitamente todas nuestras predicciones para seguir siendo invencible por muchos años.

“El Santo” vio la primera luz en Tulancingo, Hidalgo el 23 de septiembre de 1917. Debutó en la profesión de sus amores el 28 de junio de 1934. Durante los primeros años utilizó distintos nombres, hasta que el 26 de abril de 1942 se presenta en la Arena México, con el nombre que lo catapultaría a la fama universal, convirtiéndose además del más idolatrado luchador de la historia en un héroe internacional y actor de talla mundial al filmar más de 50 películas y gloriosamente desempeñar su versátil y fino estilo tanto en el cuadrilátero, las novelas semanales que se vendía por millones, como en el celuloide, la radio y la televisión, generando admiradores en todo el orbe, lo mismo en el Continente Americano, como en Europa y Asia.

Don Rodolfo Guzmán Huerta después de una increíble carrera que superó las cuatro décadas, a principios de los ochenta, fue el invitado de honor del programa “Contrapunto” del finado periodista Don Jacobo Zabludovsky, ahí, frente a las cámaras descubrió parcialmente su rostro, dio a conocer su nombre y anunció su retiro profesional, despidiéndose de este mundo el 5 de febrero de 1984, acompañado de miles de fanáticos que lo llevaron emocionados en hombros hacia su última morada.

Hasta siempre, buen fin.

Carlos Mora Álvarez, es orgullosamente tijuanense. Ha sido servidor público y dirigente empresarial. Actualmente es Presidente Ejecutivo del Consejo Estatal de Atención al Migrante. Comentarios y sugerencias: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio