Inmoviliza PROFECO más de 25 mil productos de canasta básica


 
Ezenario BCS Jueves, 28 Enero, 2016 06:52 PM

La delegación estatal de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) realizó una verificación a la empresa MAS, dedicada a la venta y distribución de mercancía -abarrotes en particular-, donde se detectaron 25 mil productos de la canasta básica, los cuales inmovilizaron.

Según información recibida, supuestamente MAS los vendía a precios altos por la especulación en el dólar, aprovechando en cierta medida su alta demanda en supermercados, restaurantes y tiendas de las esquina.

En un simple operativo de verificación, al seleccionar 44 productos al azar, la empresa violentó 25, los cuales pertenecen a la canasta básica, como café soluble, frijol, lentejas, azúcar y sardina enlatada; el caso ya se encuentra en revisión de personal jurídico de la PROFECO. “Cubrimos un programa en el tema de alimentación, que es lo fundamental o lo básico, donde una empresa salió mal. Saca 44 productos, de esos 25 productos salen mal más o menos 25, lo cual se decide únicamente aplicarles la sanción a estos productos, pero dando un total de 25 mil productos que no van a poder comercializar ahorita”, detalló Isaías González Nava, delegado de la PROFECO en Baja California Sur.

La empresa distribuidora de mercancía vendía estos alimentos que aparecen en la lista de la canasta básica, en el establecimiento se encontraban a precios elevados, o bien, no se respetaba el precio al momento de pagar en caja. Es bien sabido que cualquier producto puede estar expuesto a la oferta y la demanda, siempre y cuando se pueda justificar un incremento; sin embargo, por tratarse de canasta básica, los alimentos no pueden superar los estándares nacionales, y en la empresa MAS se aumentó y no se pudo justificar.

Es la primera ocasión a nivel nacional que la PROFECO efectúa la inmovilización de más de 25 mil productos de canasta básica que estaban siendo utilizados en la especulación por el alto costo dólar, “si permitimos que esto tenga escalada de precios, por el tema de la inflación, por el tema del dólar, por lo que sea, aquí en PROFECO tenemos muy claro que lo que es producto nacional, que es lo que estas cadenas distribuyen -nuestros productos nacionales, afortunadamente-, no tienen por qué tener aumentos drásticos y mucho menos injustificados”, subrayó González Nava.

“Los sueldos están muy baratos y no hay suficiente empleo bien pagado como la gente desearía tener, por lo tanto, no alcanza. Es comer con manteca, debo comer puros frijoles, no tengo el suficiente recurso económico. Las yerbas y los frijoles se producen en México, no vienen de Europa u otro lado ni nada, por lo tanto, no tienen por qué estar tan caro”, denunció el ciudadano Alejandro Castro.

De momento fueron colocados los sellos de suspensión en la empresa hasta que solvente las observaciones y, tratándose de asuntos de interés público, como son los alimentos básicos de los mexicanos, PROFECO actuará sin que exista una denuncia, ya que para los ciudadanos el aumento en productos de la canasta básica significa un abuso de los comercios, sobre todo porque no se respetan, lo cual es una clara violación a la economía sudcaliforniana.

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) La Paz, uno de los principales consumidores de este tipo de negociaciones, alzó la voz: “Es una responsabilidad de los ciudadanos, en lo particular de nosotros los empresarios que nos dedicamos al ramo gastronómico, estamos muy al pendiente o debemos estar muy al pendiente de las compras que hacemos, del precio. Si queremos brindarle un buen precio al comensal el platillo terminado, también tenemos que ver nosotros el precio en que estamos adquiriendo la materia prima, somos los primeros que si estamos viendo que está encareciendo ese producto o determinada empresa nos está aumentando, dejamos de comprar ahí y volteemos a la empresa que nos da buen precio”, expresó Lorena Hinojosa, titular de CANIRAC. De ahí la importancia de que los empresarios busquen alternativas de compra para mejorar sus precios, siempre y cuando se mantenga la calidad de los mismos.

“Es una falta a todos, y lo que se debe hacer es dejar de comprar en las empresas que venden más caro, y buscar un buen precio”, puntualizó la entrevistada.

Solo así los comercios dejarán de abusar de los consumidores.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio