El adiós a doña Rafaela

Foto: Jorge Dueñes/Fundadora del PAN
 
Zoom Político Martes, 26 Enero, 2016 11:33 AM

La señora Rafaela Martínez Cantú fue militante del Partido Acción Nacional cuando éste aún no probaba las mieles del poder. Cuando estaba lejos de convertirse en gobierno y cuando se contaban pocos los interesados en contradecir y ser un activista político.

Rafaela Martínez fue una de las fundadoras del PAN en Baja California. En 1952 fue parte de la primera campaña a la Presidencia de la República con el jalisciense Efraín González Luna, y desde ahí participó en el blanquiazul hasta el pasado 16 de enero, día de su muerte.

Doña Rafaela fue madre de Ruth Hernández, también miembro activo del Partido Acción Nacional, ex oficial mayor del Gobierno del Estado con José Guadalupe Osuna Millán y candidata a dirigir el Comité Directivo Estatal del partido.

Fue impulsora de las ideas que dieron nacimiento al PAN en el Estado y una de las principales mujeres que conquistaron espacios políticos. A sus 84 años, a causa de una enfermedad terminal, doña Rafaela falleció en su domicilio ubicado en Cerro Colorado, donde pasó sus últimos días.

Doña Rafaela

Doña Rafaela,

La finada panista fue contemporánea de don Salvador Rosas Magallón, Isabel Ibarra, Arnulfo Palomera, Héctor Castellanos y de don Salvador Morales Muñoz, y en ese nivel de importancia: organizando, defendiendo los resultados electorales que el PRI-gobierno tardó en reconocer.

Sus compañeros de partido la recuerdan como una “luchadora incansable” en Tijuana y en Baja California, junto a mujeres como María Man.

Otro de los periodos donde Martínez Cantú consolidó una participación activa fue en la primera candidatura a la gubernatura en Baja California, entonces encabezada por Rosas Magallón, y que terminó en la persecución política para muchos de los panistas.

Los libros de la historia del PAN ubican igualmente a la señora Martínez en la agitada campaña de 1968 por la presidencia municipal de Tijuana y en 1971 por ser coordinadora en la caminata de protesta que llevó a los panistas a recorrer la distancia entre Ensenada a Mexicali.

Se le recuerda también por haber sido una de las activistas que estuvo durante días y noches en la Escuela Primaria “Miguel F. Martínez” en Zona Centro de Tijuana, donde se concentraron las urnas de la elección de 1989. Finalmente, en 1992 fue candidata a diputada por el Distrito 13 y ganó.

El domingo 17 de enero de 2016, familiares, amigos y algunos panistas se congregaron en Funeraria del Río para los actos fúnebres. José Guadalupe Osuna Millán, Juan Manuel Gastélum, Raúl Felipe Luévano, Rosalba López Regalado y Mario Osuna, entre otros, acompañaron a la familia.

El lunes 18, los restos de la señora Rafaela fueron transportados a las oficinas del PAN en Tijuana para un homenaje póstumo. Entre las ausencias, destacó la del actual gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid; ningún funcionario del Estado estuvo presente. Tampoco el dirigente estatal José Luis Ovando, ni Jesús González, ni Ernesto Ruffo.

En el PAN, a doña Rafaela se le recordará por ser una crítica del destino que tomó el partido, de los grupos que lo cooptan. Pocos militantes se acercaron a darle el último adiós a quien sentó las bases de sus delicias. Descanse en paz.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio