Don Enrique Maza García


 
Lunes, 18 Enero, 2016 08:05 PM

A punto de concluir el siglo XX visitó nuestra querida Ciudad. Traía bajo el brazo para presentarlo, su último libro, por lo sugerente del título de la publicación lo busqué inmediatamente para invitarlo a una sesión de la Comisión de Asuntos Fronterizos del XVI Ayuntamiento del Cabildo de Tijuana, generoso el hombre de Dios atendió nuestra amable convocatoria.  La entrega literaria destacaba en la portada: “Pa’ver si salía de pobre: La Cara Oculta de la Migración”, el autor: Don Enrique Maza García, Sacerdote Jesuita, Poeta, Escritor, pero sobre todo, orgullosamente periodista y el último de los grandes Maestros, sobrevivientes fundadores de la extraordinaria revista realmente nacional, Proceso. Fue breve nuestro único encuentro, apenas unas cuantas horas, sus palabras resultaron secas, duras, precisas, descarnadas, sin embargo, igualmente entrañables, conmovedoras, reflexivas e ilustrativas, como las de los 4 genios de la revista forjada por ellos, hoy ya desaparecidos todos y que se une a las irreemplazables y dolorosas ausencias el pasado 23 de diciembre al fallecer a los 86 años Don Enrique, enlazando su nombre en la inmortalidad, como lo hizo en vida con Don Julio Scherer García, Don Vicente Leñero y Don Miguel Ángel Granados Chapa, a quienes no nos cansaremos, jamás, de rendirles homenaje.   Migrante eterno, ve la primera luz en El Paso, Texas, en la Unión Americana, en 1929 al encontrarse sus Padres en el vecino País, huyendo de la guerra “Cristera”, llegando al Distrito Federal con apenas 1 año de vida, donde pertenecería por decisión propia, como mexicano ejemplar.   A los 16 años ingresa a la Compañía de Jesús, graduándose en Filosofía y Teología, además de obtener las Maestrías en Ciencias y Humanidades hasta completar su rica formación académica con el Periodismo que estudió en la Universidad de Missouri, enviado por los hermanos Jesuitas para coronar su magistral educación.  El 17 de marzo del año 2004 en la presentación de su libro “Medios de Comunicación: Realidad y Búsqueda”, a propósito de la intachable vida del autor y de su irreductible compromiso como reportero, Don Julio Scherer García destaca puntualmente: “Capellán de la capilla estremecedora, la de los condenados a muerte, entre el camino imposible a la silla eléctrica, en medio de heces y maldiciones, Maza, llegó al fondo de sí mismo”, como corolario termina diciendo sobre su idolatrado compañero de mil batallas: “Enrique, es un hombre que no transige con el poder”. Durante más de medio siglo ejerció su apostolado entre la vocación religiosa y el infinito amor a las letras Don Enrique Maza García, dejando un legado de virtud que encierran los valores y principios de toda una generación, que con su partida se despide en las últimas palabras pronunciadas por sus hermanos Jesuitas en las exequias, “Estuvo dedicado a celebrar la vida eterna como sacerdote y como periodista”.  Hasta siempre, buen fin.  Carlos Mora Álvarez, es orgullosamente tijuanense. Ha sido servidor público y dirigente empresarial. Actualmente es Presidente Ejecutivo del Consejo Estatal de Atención al Migrante. Comentarios y sugerencias: carlos.mora.alvarez@gmail.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio