SCJN del prohibicionismo a la apertura del debate


 
Lunes, 14 Diciembre, 2015 08:00 PM

“Una nación que pretende agradar a todos, merece ser despreciada por todos.” Georg Christoph Lichtenberg Para el Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Arturo Záldivar Lelo de Larrea, son inconstitucionales los artículos 235, 237, 245, 247 y 248 de la Ley General de Salud en las fracciones que establecen una prohibición para que la Secretaría de Salud emita autorizaciones para la realización de los actos relacionados con el consumo personal con fines recreativos, que incluyen sembrar, cultivar, cosechar, preparar, poseer y transportar marihuana. Esto en relación única y exclusivamente con la hierba cannabis y el psicotrópico THC (Tetrahidrocannabinol), en conjunto conocidos como marihuana. El proyecto que en su oportunidad el pasado mes de noviembre de este año 2015, fue presentado en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, no involucró pronunciamiento al respecto a la constitucionalidad de los tipos penales que precisamente criminalizan el consumo y otros actos relacionados con la marihuana. Esto en parte porque los impetrantes de la demanda de amparo –Josefina Ricaño Bandala, Armando Santacruz González, José Pablo Girault Ruiz y Juan Francisco Torres Landa Ruffo, integrantes de la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante– no impugnaron en su demanda de amparo esos conceptos legales. Lo cierto que al declararse la inconstitucionalidad de las disposiciones de la Ley General de Salud y, en consecuencia, permitírsele a los demandantes recibir la autorización por parte de la Secretaría de Salud para realizar todas las actividades necesarias para el uso lúdico de la marihuana, los reclamantes del amparo, no incurrirán en los delitos contra la salud previstos tanto por la propia Ley General de Salud como por el Código Penal Federal, expresa la connotada resolución legal. Se afirma en la citada resolución que la marihuana produce efectos adversos a la salud similares por su intensidad a los que ocasiona el tabaco o el alcohol, aunque muy distintos a los que producen otros estupefacientes y psicotrópicos. La marihuana produce los mismos problemas respiratorios que cualquier otra sustancia fumada, resulta menos dañina que otras sustancias como el opio, las anfetaminas y los barbitúricos, y las implicaciones sobre la salud y las consecuencias sociales reportadas por personas adictas a otras sustancias como el opio o el alcohol. Apenas la semana pasada el Presidente de México, Licenciado Enrique Peña Nieto acaba de dar su posicionamiento de manera muy clara y convincente: su negativa total para el uso y consumo de la marihuana, pero su amplia y decidida posición para que el Senado de la República lo discuta muy ampliamente como ahora está sucediendo y otros grupos de opinión a través de foros y seminarios. Lo cierto es que han existido pronunciamientos amplios y definidos sobre la legalización de la marihuana, manifestando dentro de otros argumentos que la prohibición de la droga lo único que ha generado es la creación de grandes grupos del crimen organizado, como sucedió en los años 30 del siglo pasado en los Estados Unidos, cuando se criminalizó la venta y el consumo de la marihuana. En el Estado  de California se reúnen actualmente 365 mil firmas de lectores, como requisito para llevar a los comicios del mes de noviembre de 2016, una nueva propuesta sobre la legalización de la marihuana; incluso, uno de sus principales promotores es el actual vicegobernador Gavin Newsom. Esta propuesta es con el objeto de que la marihuana la puedan consumir personas mayores de 21 años, quienes estarían autorizados a cultivar unas cuatro plantas en sus domicilios y llevar consigo como límite una onza de la droga, para su consumo personal en cualquier momento. Lic. Benigno Licea González fue Presidente del Colegio de Abogados Emilio Rabasa, A. C., y candidato a Doctor en Derecho Penal y Derecho Constitucional. Correo: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio