El adiós de Kobe


 
Deportez Lunes, 7 Diciembre, 2015 08:00 PM

El 13 de abril de 2017, será el último juego de Kobe Bryant con los Lakers de Los Ángeles en el Staples Center. Luego de 20 años como profesional, “La Mamba Negra” se despedirá de sus fieles seguidores, a los que les entregó sus mejores jugadas. A través de una carta, el propio jugador dejó en claro que se retirará cuando concluya la presente temporada. Bryant lo anunció el domingo 29 de noviembre en la página The Players Tribune. El jugador estrella de los Lakers no está teniendo un buen rendimiento en la actual temporada, siendo el peor de la Liga en lo que se refiere a porcentajes de tiro de campo y de triples, lo que ha hecho que el equipo angelino sea también el peor de la Conferencia Oeste, con marca de 2-13. Su bajo rendimiento ha generado críticas hacia el entrenador de los Lakers, Byron Scott, por no sentar en el banquillo a Bryant y dar oportunidad a los nuevos jugadores que hay en la plantilla para iniciar la reconstrucción de la franquicia. En la actualidad sus números han estado muy por debajo de los habituales, con una media de 15,7 puntos por partido y un tercio de aciertos. Hace una década, logró un promedio de 35,4 puntos por partido, anotó más de 40 puntos en 27 partidos. El 22 de enero de 2006, por sí solo metió 81 puntos a los Toronto Raptors, la segunda marca más alta de la historia. Por primera vez en su carrera, Bryant también tiene más intentos de tiros de campo por partido 16,7, que es el más alto del equipo que puntos anotados (15,7). Bryant se encuentra en el último año del contrato por dos temporadas que firmó con los Lakers y que le garantizan 26 millones de dólares, siendo el jugador mejor pagado de la NBA. Cuando se retire al final de temporada, se convertirá en el tercer máximo encestador en la historia de la NBA, solo superado por Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone. Actualmente ocupa el decimoséptimo lugar en partidos disputados como profesional y necesita jugar 44 más para llegar al undécimo puesto. Con Lakers obtuvo el tricampeonato de 2000 a 2002 y, para cerrar la década, en 2009 y 2010, donde fue el “MVP”. En dos ocasiones ha sido el máximo anotador de la Liga: 2006 y 2007; 16 ocasiones “All Star” de 1998 a 2014 (no hubo juego en 1999 y se perdió el juego de 2010 por una lesión). Y en once ocasiones formó parte de la mejor quinteta de la NBA: 2002, 2003, 2004, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013. Pero en los últimos años ha sufrido todo tipo de lesiones, destacando la rotura del tendón de Aquiles en 2013. El escolta dejó días de un Baloncesto feroz en las últimas semanas de aquella temporada regular, empeñado como estaba en clasificar a los playoffs. Tanto, que lanzó los dos tiros libres sin apenas poder tenerse en pie. La continuidad de Bryant con los Lakers también le permitirá tener la posibilidad de ser llamado por el equipo nacional de Estados Unidos que vaya a competir en los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, algo que el propio jugador ha reconocido le haría una “gran ilusión”. “Sería cerrar con broche de oro otra de las etapas más felices de mi carrera, la de formar parte del equipo nacional de Estados Unidos”, comentó Bryant cuando le preguntaron sobre la posibilidad de volver a los Juegos Olímpicos, donde consiguió medallas de oro en Beijing 2008 y Londres 2012.   La carta de despedida “Querido baloncesto: Desde el momento en el que empecé a ponerme los pantalones de jugar de mi padre, disparando mi imaginación con tiros ganadores en el Foro (de Inglewood), supe que una cosa era verdad: quedé enamorado de ti. Un amor muy profundo al que le entregué todo, desde mi mente y mi cuerpo hasta el alma y el espíritu. Siendo un niño de seis años, profundamente enamorado de ti, nunca vi el final del túnel, solo me vi a mí mismo corriendo para salir de uno. Y corrí, corrí hacia arriba y abajo de cada cancha, después de cada balón perdido, por ti. Exigiste mi empuje, te di mi corazón, porque eso vino con mucho más. Atravesé el sudor y el dolor, no porque el desafío me llamase, sino porque tú me llamaste. Hice todo por ti, porque eso es lo que tú haces cuando alguien te hace sentir tan vivo como tú me has hecho sentir. Concediste a un pequeño niño de seis años su sueño Laker, y siempre te amaré por ello. Pero no puedo amarte de manera tan obsesiva por mucho más tiempo. Esta temporada es lo último que tengo que dar. Mi corazón puede atajar los golpes, mi mente puede lidiar con la dura rutina, pero mi cuerpo sabe que es tiempo de decir adiós. Y eso está bien. Estoy listo para dejarte ir. Quiero que lo sepas para que ambos podamos saborear cada momento que dejamos juntos. Los buenos y los malos. Nos hemos dado todo lo que tenemos mutuamente. Y los dos sabemos que no importa lo que haga después, siempre seré ese niño con los pantalones y cubos de basura en la esquina: “5 segundos en el reloj, balón en mis manos 5… 4… 3… 2… 1. Siempre te amaré, Kobe”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio