“Dale, dale, dale…”


 
Lunes, 21 Diciembre, 2015 08:00 PM

1.- Igualito que a las piñatas de las posadas decembrinas, al gobierno federal le acaban de dar los últimos palazos a manera de despedida del año que termina, y como parecen ser de barro –gobierno y piñata– los trozos que caen al piso, descalabran a los ciudadanos que se arrojan al suelo para recoger lo poco que “desde arriba” cae… Dólar a 17, petróleo a menos de 30 dólares por barril, verdad histórica desvirtuada, credibilidad por los suelos, imagen externa raspada y al interior pues ya ni le cuento, país sin control, y sin autoridad, aspirantes desde hace tiempo en campaña para sucederlo y por ende, los cambios estructurales no terminan de concretarse y llevarán –según los que saben– mucho más tiempo del planeado y deseado, corrupción sin control y sin castigo, fosas con cadáveres aquí y allá, desaparecidos, ejecutados…en fin. Mientras, la mayoría de la población trata de hacer milagros con lo poco que tiene, celebran estas fechas como pueden y les alcanza, con un raquítico aumento al salario mínimo, muy mínimo, tanto que resulta una verdadera burla si lo comparamos con los sueldazos de los que dicen gobernar; México cuenta con el salario mínimo más bajo dentro de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE),  apenas 1.01 dólares por hora. Pero la clase gobernante –esa sí con sueldos más altos–se toma un receso para estas fechas, estira la mano y cobran sus cheques, jugosos, chonchos; Diputados, Senadores, el mismo “Enriquepeñanieto” y demás funcionarios “sabelotodo” recibieron su gratificación de fin de año, de su dinero y el mío. Ejemplos: Diputados reciben $ 190 mil pesos entre aguinaldo, bonos y otras aportaciones, el Presidente cobró 425 mil pesos este fin de año, un Ministro de la SCJN recibe poco más de $ 586 mil pesos, ¿le seguimos? Para ellos no hay crisis, todo marcha bien, cero preocupaciones, nada de fríos, no hay carencias; al contrario, cenas abundantes, viajes, vacaciones a lugares ideales para esquiar o para tomar el sol en exclusivos destinos turísticos de aquí y del extranjero. Al fin y al cabo, para eso son funcionarios de gobierno, mientras, en el país que dicen gobernar la pobreza se extienda cada día más. Poco les importa que el país y su clase gobernante –cual piñata de barro navideña– se vaya cayendo pedazo a pedazo y los de abajo recojan lo que dejan caer, para que se “entretengan y no muelan tanto”. 2.- Ya llega, ya está aquí, el “avión presidencial” y no me refiero a la conocida película gringa protagonizada hace años por Harrison Ford, sino al avión de “Enriquepeñanieto” que por estos días, según la SEDENA estará listo para que el presidente haga uso de él. El Boeing 787 Dreamliner que usará EPN tendrá un costo total de 125 millones de dólares, según la SEDENA, en tanto para la SHCP el dichoso “avioncito” costará 6 mil 769 millones de pesos, más pagos anuales por el arrendamiento de aproximadamente 500 millones de pesos. Usted sabe, trátase de un transporte cómodo, de lujo, fabricado con metales resistentes, ventanas más amplias cuyo brillo se ajusta, espacio de trabajo y para que el presidente descanse, así como lujosos y amplios asientos para el Estado Mayor, demás funcionarios y “suertudos” que viajen en la aeronave. Lo cierto es que de nuestra “lana” se pagará el nuevo “pájaro de acero” de la presidencia…bueno, hasta legisladores “morenos” de AMLO han solicitado una visita guiada por el “avión presidencial región 4”. ¡Viva la austeridad! 3.- Como ve, a duras penas estamos terminando este 2015, mejor prepárese para lo que se avecina en 2016…ya se imaginará cómo se va a poner –dicho sea sin doble sentido– más dura la cosa… Pero, desde ahora hay tema para distraer, para entretenerse, para regocijarse escondiendo algunas realidades: la visita del Papa Francisco. Minutos, horas y días de cobertura y harta producción televisiva; por parte de los gobiernos estatales federal también habrá un gran gasto con tal de tener la presencia de Bergoglio, el Papa que vino del fin del mundo… Ya hasta himno chiapaneco tienen listo: “Bienvenido amigo Francisco, hoy mi Chiapas te recibe. Aquí hay fiesta y regocijo; aquí hay fiesta y regocijo. Bienvenido amigo Francisco a esta tierra con aroma a selva, a esta Iglesia con sabor a Cristo, somos familia contigo”, dice la composición de Marco López. Y lo que falta por ver, leer y escuchar sobre la visita papal… P.D.- Hoy no hay. Está muy ofendida por la falsa austeridad que se proclama entre los “gobiernícolas”. Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana. Correo: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio