Anulan trámite irregular


 
Dichoz y Hechoz Sábado, 26 Diciembre, 2015 08:00 PM

No saben desde hace cuánto, e igual desconocen cuál era el objetivo oficial, pero de lo que se dio cuenta el subprocurador de la Zona Tijuana, Jorge Álvarez, fue que en la Procuraduría General de Justicia del Estado, estaban haciendo un trámite que servía para extorsionar ciudadanos. Resulta que en un recorrido para verificar el funcionamiento en las oficinas de Zona Río, el funcionario decidió atender al siguiente usuario en la fila, un hombre que quería que le sellaran una carta donde la PGJE confirma a la Secretaría de Seguridad Pública de Tijuana que el auto que le remolcó por una falta administrativa no era robado. Trámite inútil, dado que cuando la Policía detiene un vehículo para revisión, asegurarlo por posible delito o levantarlo por falta administrativa, los agentes corren las placas en el sistema para verificar si es o no robado. Sin embargo, antes de regresar un carro remolcado por faltas al bando, de la SSPM acostumbraba solicitar ese documento; para el sello en  la PGJE le pedían al ciudadano su documentación original, y cuando no tenían los papeles a la mano, se abrían las puertas a turbias negociaciones. El subprocurador que llegó a la entidad en junio de 2015 se sorprendió porque no encontró justificación lógica para esta solicitud, preguntó y nadie supo decirle, revisó la Ley y no encontró la obligatoriedad de este requerimiento en ninguna parte; entonces decidió hablar con el secretario de Seguridad municipal, Alejandro Lares. Ambos concluyeron que era innecesario e incluso irregular, que se prestaba para extorsiones y, en el mejor de los casos, para hacer perder el tiempo a la ciudadanía. Para hacer oficial la anulación del trámite, esta semana Álvarez envió un oficio reiterándole a Lares la total autonomía de la SSPM en ese tipo de movimientos administrativos.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio