Zona de fallas


 
Lunes, 19 Octubre, 2015 07:07 PM

La escénica es de todos. Y deberíamos interesarnos en esa difícil lucha que realizan desde hace tiempo los residentes de la zona comprendida entre Tijuana y Rosarito, para no pagar cuota en sus traslados de casa al trabajo y viceversa. No han sido secundados por quienes vivimos en Tijuana y Rosarito, o en sus zonas intermedias. Falta de solidaridad, como en muchos otros temas que se observan en la actualidad. La historia escrita en los periódicos de la época nos dice de las declaraciones oficiales sobre el inicio de la gran obra carreteril y que se puso en operación en 1967: “tan pronto como se pague su construcción, se quitará la cuota”. Además, desde el principio se manejó que su fin principal era “incentivar el turismo”. Porque para el uso local, estaba la “libre”, con sus peligros y todo. Aquí en Baja California quienes construyeron los 95 kilómetros que tiene de largo, hicieron un gran trabajo, pero no investigaron la topografía de su recorrido. Solo que años después empezó con importantes afectaciones y deslizamientos. Y lo que en principio se consideró sin importancia, resultó catastrófico ya que el trazo se encuentra en una zona de fallas geológicas. Nadie se explica el empeño de los constructores de no desviar ese tramo hacia el interior. ¿Costoso? ¿Inviable? ¿Difícil? ¡Vaya usted a saber! Pero las consecuencias han sido catastróficas, millonarias y de enorme pérdidas especialmente para Ensenada, aunque también por lógica han alcanzado a Rosarito y Tijuana.  Afectaciones en 1976, en 1995 año en que el deslizamiento se aceleró en forma notable, lo que propició la destrucción de varias casas cercanas. Y en 1997 se realizó la reconstrucción total de un tramo debido al desplazamiento. Pero la del 2013, ésa colmó la paciencia y comprensión de los bajacalifornianos, muy especialmente la de los ensenadenses. Todos los conocidos eventos del año, cancelados. La visita de turistas, al mínimo. Dicen que la reparación fue definitiva… ojalá. Nota 1.- La idea del tema era invitarle a que disfrute, cada que le sea posible, del maravilloso panorama que la Carretera Escénica Tijuana-Ensenada nos ofrece. Muchos visitantes del extranjero, especialmente de Europa, aseguran que es la más bella que conocen. Y la tenemos aquí, a nuestro alcance. Claro, pagando la cuota. Nota 2.- Con tanta inversión en las reparaciones, ¿habrá en el futuro carretera libre? Nota 3.- Hay quienes que con premios chafas y desplegados mal redactados y faltos de sintaxis y ortografía, enaltecen la mediocridad y el mal actuar de “funcionarios” que convierte en víctimas a gente buena y trabajadora que milita en la Sociedad Civil Organizada. Luz Elena Picos es Directora de Red Social de Tijuana. Correo electrónico: redsocialtijuana@hotmail.com www.lagacetaredsocial.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio