Violencia intrafamiliar de los padres contra sus hijos


 
Lunes, 12 Octubre, 2015 07:00 PM

Pareciera un tema muy trillado para aquellos pocos donde viven en familia sin que haya violencia en casa, pero créanme que hay más familias donde impera la violencia en menor o mayor grado y que pasa desapercibida porque ésta se da en casa, un sitio privado que no es posible conocerla en toda su dimensión y sin poder intervenir o denunciar a no ser cuando ya se ha dado, dejando heridos o inclusive muertos y de eso nos damos cuenta en los medios muy seguido. En el caso concreto de la violencia de padres en contra de los hijos, ésta afecta la salud física de un menor, sin embargo, también afecta y violenta las áreas psicológicas y emocionales de niños, niñas y adolescentes, poniendo en riesgo su desarrollo integral que tiene más repercusiones en su vida adulta. La magnitud del maltrato infantil por parte de los padres se desconoce debido a que el hogar es considerado, como decía, un ámbito privado. Además, estas situaciones son difíciles de solucionar sin ayuda externa pero lo imperdonable es que los padres difícilmente se dan cuenta del mal que hacen, al considerarlo como una cosa normal. Lo que sí me he dado cuenta es de que en el caso de los papás, éstos son los que mayormente maltratan físicamente a sus hijos hombres, creen que así se les educa en algunos casos o porque son intolerantes, agresivos, o sufrieron violencia de niños por parte de sus padres y actúan en parte de lo que aprendieron y vivieron de niños. Pero lo grave en ocasiones es la violencia de las madres sobre sus hijos, ya que ésta es tanto física como psicológica al maltratarlos, gritarles, decirle una bola de majaderías que los desvalorizan, reprimen y tratan mal, muchas veces peor que al perro de la casa, y que entre otras cosas decirles que son unos buenos para nada, huevones, inútiles y una serie de degradaciones y así van creciendo sintiéndose inútiles y sin amor de su mamá, y cuando llegan a adultos actuando como si lo fueran. Casos graves se dan en los hijos primerizos que son los que reciben ese desconocimiento de cómo tratar a los hijos, a diferencia de los siguientes más moderadamente por sentirse cansada por toda la ira que descargaron sobre el primero. Los padres violentos son personas diversas, pertenecen a todas las clases sociales, tienen distintos grados de educación y un bajo porcentaje tiene algún tipo de patología mental. Es decir, no existe un perfil típico del padre violento. La violencia es la expresión de un proceso de distorsiones en la interacción familiar y no el resultado de una conducta aislada de uno de sus miembros. La violencia es expresión de una disfunción en el sistema padres-niño-ambiente-cultura. Esto en alguna forma tiene su explicación mas no su justificación, como en el caso de las madres, la mayoría solas, solteras, viudas, divorciadas que tienen la carga de educar a sus hijos y al sentirse sin el respaldo del padre consideran que así es como hay que educarlos y/o tratarlos y no se les salgan del carril pero sin darse cuenta de que están echando a perder su vida al hacerlos inseguros, de baja autoestima, malos estudiantes, o lograr lo que pretendían, buenos para nada. Las personas sometidas a situaciones de violencia familiar presentan un debilitamiento de sus defensas físicas y psicológicas, con desvalorización, incremento de problemas de salud, muchos padeciendo depresión o enfermedades psicosomáticas, y deseo de morir en ocasiones, con disminución marcada de su rendimiento laboral. En los niños y adolescentes aparecen: problemas de aprendizaje, trastornos de la conducta, inadaptados y futuros malandrines con problemas interpersonales. Los niños que fueron víctimas de violencia o que se criaron dentro de este contexto, tienden a reproducirla en sus futuras relaciones, tal vez por eso está creciendo mucho más la violencia extrema contra los menores porque sus padres lo sufrieron de niños y éstos llegarán a hacerlo con sus hijos y así irá creciendo exponencialmente el problema de la violencia intrafamiliar. Gracias como siempre a mis dos que tres lectores por sus comentarios y consultas al teléfono 684-9647 o al e-mail: [email protected] El licenciado Roberto Bautista, ejerce su profesión en Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio