Tras “El Mencho” y el CJNG


 
Reportajez BCS Lunes, 26 Octubre, 2015 04:57 AM

La captura de algunos de sus principales lugartenientes y uno de sus hijos, el señalamiento de autoridades norteamericanas sobre la organización criminal y familiar, la persecución policial a las personas de su confianza y el aseguramiento de bienes, mantienen en alerta al narcotraficante michoacano Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”. Aunque la operación federal para detener al líder del Cártel Jalisco Nueva Generación no ha sido tan espectacular como el ataque del grupo delictivo en contra de las fuerzas armadas en mayo, con el derribo de un helicóptero y muerte de militares, lentamente se observan resultados que conducen a las autoridades a pisarle los talones al capo. Durante 2015 han sido detenidos algunos de los operadores del cártel de “Los Torcidos”, llamados así porque supuestamente traicionaron a la facción del Cártel de Sinaloa en Jalisco, tras la muerte de Ignacio Coronel Villarreal y la detención de los hermanos Nava Valencia. La captura más relevante fue la de Abigael González Valencia, cuñado del “Mencho” y líder de la organización de “Los Cuinis”, atrapado en Puerto Vallarta el último día de febrero. A ese hecho siguieron una serie de episodios violentos en los que los órganos del Estado salieron muy mal librados. Los delincuentes emboscaron a elementos de la Gendarmería Nacional y de la Fuerza Única del Gobierno de Jalisco en distintas acciones. Después se presentaría el ataque a los militares. La respuesta no se hizo esperar. En los mismos brutales acontecimientos del primero de mayo en la Costa Sur de Jalisco, elementos castrenses abatieron a ocho vecinos de los municipios de Casimiro Castillo y Villa Purificación. Posteriormente, soldados y federales mataron a 42 personas en un rancho de Tanhuato, Michoacán. En acciones menos violentas, las fuerzas federales han detenido en fila a presuntos líderes de diferentes plazas del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Se trata de Víctor Manuel García Orozco “El Mono”, Rubén Oseguera González “El Menchito”, Javier Guerrero Covarrubias “El Javi”, Yhovani Castro Urbano “El Duende” y recientemente, Daniel Quintero Riestra “Danny Quintero”.    Esposa e hija del “Mencho” La identificación que hicieron autoridades de los Estados Unidos de los miembros y activos financieros del CJNG y de su organización criminal socia, “Los Cuinis”, ha mantenido en zozobra a algunos de los implicados. Nemesio Oseguera Cervantes, que también utiliza los nombres de Nemesio Oseguera Ramos o Rubén Oseguera Cervantes y sus cuñados “Los Cuinis”, no han emprendido algún tipo de defensa legal, pues se encuentran a salto de mata. Sin embargo, después de las aprehensiones antes referidas, la esposa del capo, Rosalinda González Valencia y su hija, Jessica Johanna Oseguera González, hermana de Rubén “El Menchito”, extremaron sus precauciones para seguir haciendo su vida normal en la zona metropolitana de Guadalajara. Ambas recurrieron a un juicio de amparo en contra de una posible detención. Rosalinda, la mujer que hizo posible la vinculación familiar entre “El Mencho” y “Los Cuinis”, promovió una demanda de garantías ante el Juzgado Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal del Estado de Jalisco para no ser aprehendida. La resolución del amparo podría emitirse después de la audiencia constitucional el 20 de octubre próximo. En tanto, la michoacana cuenta con una suspensión provisional tras serle exigida una caución de 35 mil pesos. Por su parte, Jessica Johanna Oseguera González, propietaria de un restaurante de comida japonesa en Guadalajara y socia de una empresa turística que renta cabañas en la sierra de Tapalpa, solicitó su protección contra una eventual captura ante el Juzgado Quinto de Distrito de Amparo en Materia Penal. La joven señaló como actos reclamados “orden de aprehensión, detención, citación, presentación, comparecencia, arraigo o reaprehensión”, de parte de alguno de los jueces de distrito penales federales en el Estado de Jalisco. También le fue concedida la suspensión provisional por la cantidad de 50 mil pesos. Debido a que no existe mandamiento judicial alguno en su contra, el juicio fue sobreseído. Por ahora la mujer y su hija parecen no contar con orden de aprehensión en su contra. Tampoco Leisha Oseguera González, quien no ha recurrido al amparo. Sus preocupaciones se incrementaron en semanas recientes, pues Rubén “El Menchito” fue cambiado de centro penitenciario, del penal de máxima seguridad de Almoloya de Juárez, en el Estado de México, al CEFERESO Número 3 en Matamoros, Tamaulipas. Desde Guadalajara, su abogado se trasladó a la frontera norte para promover un amparo a favor de Rubén, quien en sus primeros días en Matamoros, se queja de “incomunicación, tortura, golpes, palos, azotes, tratos inhumanos y degradantes”. La demanda fue radicada en el Juzgado de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de Tamaulipas.  “Danny Quintero”, matón El lunes 12 de octubre, las fuerzas federales detuvieron en Quintana Roo a una pieza muy importante del Cártel Jalisco Nueva Generación: Daniel Quintero Riestra “Danny Quintero”, jefe de plaza del CJNG en Guadalajara y enlace de relaciones públicas y políticas. Formaba parte de los 122 objetivos prioritarios del Gobierno de la República. Quintero Riestra fue seguido durante meses por la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y finalmente localizado cuando se encontraba de paseo en una embarcación a tres millas náuticas de Isla Mujeres. Las autoridades tenían la información de que pernoctaría en Cancún. A través de su titular, Renato Sales Heredia, la Comisión Nacional de Seguridad informó que “Danny Quintero” es señalado de participar en por lo menos cuatro asesinatos en el Estado de Jalisco, entre ellos el del ex secretario de Turismo, Jesús Gallegos Álvarez, y una modelo venezolana. También cuenta con orden de aprehensión por secuestro y homicidio. En la Fiscalía General del Estado de Jalisco se realiza la búsqueda de averiguaciones previas en las que está relacionado el personaje, conocido en Guadalajara por su facilidad para las relaciones públicas y presuntos vínculos con autoridades de anteriores administraciones municipales. Trascendió que existen más de 20 indagatorias, la mayoría de homicidios, en las que Quintero estaría ligado. “Danny Quintero” vivió sus primeras correrías en el crimen al convertirse en asaltante. A los 17 años, el 18 de julio de 2000, participó en la agresión a un policía municipal de Guadalajara, quien a causa de las lesiones quedó parapléjico. Después, a principios de julio de 2001 participó en el intento de homicidio de un joyero, quien viajaba en un vehículo blindado y los disparos de arma de fuego no lograron impactarle. Robos a mano armada de negocios y vehículos siguieron en la carrera delictiva de “Danny Quintero”, quien se cambiaba el nombre por los de Oswaldo Quintero Juárez y/o Fernando Hernández Guzmán y/o Erick Santiago Gámez. Hace ocho años, Daniel Quintero Riestra estuvo preso durante muy corto tiempo. La Policía le detuvo por su presunta participación en un doble homicidio ocurrido el 24 de noviembre de 2007 en el Bar Biósfera, en una exclusiva zona del municipio de Zapopan. Luego de discutir por una mujer, los asesinos de dos hombres huyeron en un auto BMW y, tras enfrentarse a tiros con la Policía de Zapopan, fueron capturados. Entre los aprehendidos estaba Quintero, quien portaba una pistola nueve milímetros. Hoy, el presunto jefe de célula del CJNG se encuentra a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República.   Asuntos pendientes   De las declaraciones que Daniel Quintero Riestra rinda ante las autoridades ministeriales, podrían aclararse más crímenes ocurridos en Jalisco, otras entidades y de la posible expansión del CJNG a la frontera del noroeste, en concreto a Tijuana. El máximo líder de la organización delictiva, Nemesio Oseguera Cervantes “El Mencho”, cuenta a la fecha con cinco órdenes de aprehensión emitidas por Juzgados federales y del fuero común en el Estado de Jalisco, por delitos como delincuencia organizada, delitos contra la salud y homicidio calificado. Además, al igual que “Danny Quintero”, Oseguera Cervantes es investigado en más de una veintena de averiguaciones previas estatales y más de media docena federales, entre ellas la iniciada por la desaparición de dos agentes federales en noviembre de 2013 y el posterior hallazgo de más de treinta fosas clandestinas en el municipio de La Barca, Jalisco, colindante con Michoacán. En los sepulcros había al menos 74 cuerpos humanos en estado de putrefacción.  

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio