Se complican el camino


 
Deportez Lunes, 19 Octubre, 2015 07:00 PM

Después de cinco semanas de actividades en la temporada 2015 de la NFL, los Cargadores de San Diego han tenido un inicio desalentador. Y es que el equipo del rayo sufrió su tercera derrota de la campaña el lunes 12 de octubre frente a los Acereros de Pittsburgh (24-20), en lo que fue el tradicional juego de “Lunes por la Noche”. Con este resultado, los sandieguinos colocaron su récord en 2-3, siendo sus únicos triunfos frente a los Leones de Detroit y Cafés de Cleveland, mientras que han tropezado ante los Vikingos de Minnesota y los Bengalíes de Cincinnati. En este encuentro que se disputó en el Estadio Qualcomm, por cierto dividido en las tribunas, ya que fue presenciado por gran cantidad de aficionados del equipo de la denominada “Cortina de Acero”, quienes a lo largo del partido agitaron sus ya conocidas “Toallas Terribles” en apoyo a sus jugadores. La presencia de miles de seguidores del equipo visitante en San Diego es ocasional, se da con los arribos de algunas franquicias como Empacadores de Green Bay, Patriotas de Nueva Inglaterra, Vaqueros de Dallas y por supuesto el acérrimo rival, Raiders de Oakland. Los alrededores del “Valle de la Misión” lucieron una saturación de autos desde temprana hora del domingo.  Fue visible la presencia de aficionados con las jerseys de los principales jugadores de los Acereros, destacando la del mariscal de campo, Ben Roethlisberger. Incluso los revendedores aprovecharon para hacer su agosto con la venta de las playeras y toallas amarillas de Pittsburgh. Con un estadio prácticamente dividido, el juego inició de lado de los Cargadores, quienes se vieron contundentes desde su primera ofensiva, anotando gracias a un pase de Philip Rivers, quien conectó con su ala cerrada, Antonio Gates. Cabe mencionar que para este duelo se marcaba el regreso de Gates, quien había estado suspendido los primeros cuatro partidos debido al uso de sustancias prohibidas. El ala cerrada fue clave en este encuentro, aunque al final el desenlace no fue el que esperaban los aficionados sandieguinos. Luego de tres cuartos en que los Cargadores dominaron y controlaron el marcador, el duelo se definió prácticamente en la última jugada de manera cardiaca. Con el marcador empatado a 17 puntos, los de San Diego lograron un gol de campo de 54 yardas por Josh Lambo para poner en ventaja a su equipo momentáneamente, 20-17. Pero cuando todo parecía que se llevarían la victoria, apareció la figura de Michael Vick, quien primero se escapó 24 yardas por el centro del campo para colocar a su equipo en una inmejorable posición. Después el mismo Vick conectó un pase con su ala cerrada, Heath Miller, poniendo el ovoide en la yarda 1. Ya en la última, justo cuando el tiempo expiraba, el corredor Le Veon Bell cruzó las diagonales en una jugada polémica que incluso fue revisada por los oficiales, pero la decisión ya estaba decidida y sería una anotación que otorgaría el triunfo dramático a los Acereros. Mientras la mitad del “Q” celebraba la victoria y ondeaban los pañuelos amarillos, el resto del inmueble enmudecía ante el trágico desenlace. “Obviamente estoy muy decepcionado con el final, siempre duele perder un partido, pero la manera en que esta noche perdimos fue diferente. Lamentablemente ellos tuvieron una jugada más al final del partido, duele perder de esta manera, pero es parte del juego”, confesó Mike McCoy, entrenador en jefe de los “electrizantes”. Para el mariscal de campo Philip Rivers hubo varios momentos de desatención del equipo, ya que se cometieron varios castigos que le otorgaron una segunda oportunidad al rival. “Las faltas nos mataron. Tuvimos tres drives que cometimos faltas consecutivas. Ellos lograron aprovechar las oportunidades que les brindamos. Realmente las penalidades nos acabaron”, afirmó el pasador, quien concluyó el juego con 35 pases completos de 48 envíos, para un total de 365 yardas con dos anotaciones y una intercepción. Rompe marca de 100 anotaciones El ala cerrada Antonio Gates tuvo uno de los partidos más importantes de su carrera como profesional, al conseguir dos anotaciones, con lo que ahora suma 101 recepciones de touchdowns. Es apenas el séptimo jugador en la historia de la NFL en superar las 100 anotaciones. La lista es encabezada por Jerry Rice (197), Randy Moss (156), Terrell Owens (153), Cris Carter (130), Marvin Harrison (128) y Tony González (111). Mientras que los jugadores activos que están detrás de Gates, son Larry Fitzgerald (95) y Reggie Wayne (82). Además de esta marca, junto con Philip Rivers, Antonio Gates posee  la marca de más touchdowns  entre ala cerrada y mariscal de campo, con 73. “Estoy muy emocionado. El ver cómo celebraron los aficionados por mí y el apoyo que tienen, junto con el de mis compañeros, es grandioso para mí. Estoy muy feliz, pero ahora es tiempo de seguir adelante y pensar en nuestro siguiente rival”, señaló Gates, quien cumple su temporada 12 como profesional tras llegar en el Draft de 2003. Con marca de 2-3, los Cargadores viajarán el domingo 18 de octubre a Green Bay para medirse en el legendario Lambeu Field, a los invictos Empacadores. Por el momento, el panorama para el equipo del rayo no es nada alentador.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio