Paulina Rubio y sus 60 minutos de concierto


 
Espectáculoz Lunes, 12 Octubre, 2015 07:00 PM

Tras una hora de retraso, entre rechiflas de 2 mil 500 personas y el enfado de sus seguidores, Paulina Rubio apareció en el redondel del Palenque de las Fiestas del Sol, la madrugada del sábado 3 de octubre, para ofrecer un concierto de solo 60 minutos. Las rechiflas se tornarían en enojo, ya que el público comenzó a gritar “Thalía, Thalía”, fue entonces que la ex Timbiriche decidió salir, arrancando su show con “Mi Nuevo Vicio”, sencillo promocional que actualmente se escucha en la radio. Inmediatamente se escucharían “Ni una Sola Palabra”, “Todo mi Amor” y “El Último Adiós”, temas que ayudaron a olvidar un poco el mal momento que la cantante les hizo pasar ante una larga espera. Después de 10 años de no pisar suelo cachanilla, la “Pau”, que trae nuevo look (cambiando su  cabello rubio por un color rojizo), se posicionó del lugar cargada de una energía que contagió a los presentes. En su primera intervención con los fanáticos, agradeció el estar en Mexicali y se dijo feliz de regresar después de tanto tiempo. Y ofreció una porra en honor a las féminas: “Arriba las mujeres… y los hombres que honran a las mujeres”, intromisión que sirvió de preludio para cantar “Yo No Soy esa Mujer”. Luego, volvería a interactuar: “La siguiente canción no necesita presentación”, mientras se escuchaban los acordes de “Dame Otro Tequila”, consiguiendo los aplausos y la aprobación de la gente, con la que brindó con un caballito en la mano. Para no bajar los ánimos, siguió con “Golpes en el Corazón”, tema que se convirtió en éxito desde el primer momento que se dio a conocer gracias a la buena mancuerna que hizo con Los Tigres del Norte. El público de las primeras filas permaneció de pie durante gran parte del concierto y, muy platicadora, la intérprete quiso complacer a quienes con gritos le pedían varios temas, después de que ésta les comentó que lo mejor era conectar con ellos: “Los veo muy dentro del corazón, ¿qué quieren oír?”, y entre tantas propuestas regaló “Mío”, que fue coreada a todo pulmón por las mujeres que se encontraban en el inmueble, seguidas de “Te Quise Tanto” y “Nada Puede Cambiarme”. Al filo de las dos de la mañana, Rubio presentó a los integrantes de su banda, acto seguido, con una lluvia de confeti entonó “Y Yo Sigo Aquí”,  para luego pronunciar “Los quiero mucho, gracias…” y desaparecer del escenario. Aun cuando el público esperaba que regresara, puesto que apenas había cantado una hora, se quedaron con las ganas de más, pues la cantante simplemente ya no apareció. Desilusionados, molestos y con un mal sabor de boca, los 2 mil 500 asistentes fueron saliendo lentamente del Palenque.   Bazúa como telonero La actuación de quien es pareja sentimental de Paulina Rubio, Gerardo Bazúa, pasó sin pena ni gloria la noche del viernes 2 de octubre. El sinaloense se encargó de abrir el concierto de su novia con temas como “Mi Gusto Es”, “El Rey”, “Veracruz”, “Granada” y “Volver, Volver”; sin embargo, el ex miembro de “La Voz México” simplemente no prendió a un público que solo quería disfrutar de la presencia de “La Chica Dorada”. 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio