Historias de reporteros


 
Lunes, 12 Octubre, 2015 07:00 PM

El diputado Francisco García Lizardi, de Movimiento Ciudadano, encontró la clave para ganarse a la prensa no con carisma, información, buenos temas o trabajo legislativo; simplemente le encargó a su equipo de Comunicación Social integrar una lista de periodistas amigos. Uno a uno fue subiendo a su oficina, les platicó de lo difícil que es su oficio, que quería ayudarlos, sacó la chequera y empezó a repartir dinero a diestra y siniestra. El desfile de “periodistas” continuó, 4 mil pesos fue el “regalo” que García les hizo por sus servicios como “asesores”. Habrá que ver cómo justifica los gastos, ya que, obvio, corrieron a cargo el erario, ¿de dónde más? Por cierto, dicen que a los “periodistas” les gustó la estrategia y ya están gestionando lo mismo con otros diputados, “a ver qué pendejo capea” refirió un testigo de lo sucedido. El tema de la prensa y el Congreso ha resultado sumamente ilustrativo, en todo sentido y en todo tipo de situaciones: para empezar hay una titular de Comunicación Social que en la práctica resulta una verdadera aviadora, la ex diputada por el Partido del Trabajo, Claudia Agatón. Aparte, el Congreso ha abierto literalmente las puertas a todo tipo de personajes que –refugiados bajo el manto de “periodistas”– encontraron un cómodo modus vivendi y parece que ese sector crece cada vez más rápido, sobre todo con las inmorales prácticas ya mencionadas.   Relevos Siguiendo el tema del Congreso del Estado, hay que mencionar la salida del diputado del PT, Armando Reyes Ledezma quien dejó el encargo de legislador para “atender asuntos sociales”, lo cual está alejado de la realidad. El ahora diputado con licencia anunció ante la Junta de Coordinación Política que dejaría el encargo por el que pidió el voto y la confianza a la ciudadanía. Los demás legisladores le hicieron bullying, ya que afirmaron que su salida se debía a la búsqueda de la alcaldía de Ensenada, otros más cercanos afirman que la motivación de abandonar la curul tiene que ver con el pago de favores a su suplente Juan Antonio Sánchez Zertuche, quien le habría patrocinado la campaña política y, como acuerdo, Reyes Ledezma debía dejar el cargo al año y medio. No obstante que se tardó, el regidor pidió permiso por 30 días que estaría renovando cada mes con el fin –según confiesan– de que Sánchez Zertuche no corra a su gente. Así la política. Otro relevo que podría darse en breve, sería el del diputado Gustavo Sánchez, quien seguramente participará en las internas panistas por la candidatura a la alcaldía de Mexicali, lo que abre la posibilidad de que entre su suplente, Alejandro Quiroga Corella. Haber Un rubro que parecía olvidado en el Poder Judicial –inmerso en cambios, reingeniería y relevo de magistrado–, es el llamado haber de retiro, una suerte de pensión jubilatoria que desde hace varios meses ha focalizado la atención en términos del millonario beneficio que pretenden otorgarse los actuales magistrados, en el cual –ahí sí– parece que todos han estado de acuerdo. Y es que recientemente, desde la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia del Estado, se envió un oficio a la Secretaría de Finanzas, solicitándole una consulta relativa al procedimiento para poder disfrutar de esa prestación. Textualmente le solicitan opinión “relativa a determinar si se requiere una reforma a la Constitución Política del Estado para iniciar con el ejercicio de los recursos fideicomitados para el disfrute del haber de retiro por parte de los funcionarios del Poder Judicial, o en su caso, se determine qué actividades se requieren para estar en posibilidades de iniciar los pagos a los funcionarios judiciales que sean elegibles conforme al plan que rija el fideicomiso…”. El tema del haber de retiro ha suscitado controversias, sobre todo porque la tendencia oficial ha sido el disminuir las prestaciones que tiene que ver con la seguridad social. El ejemplo más cercano lo tuvimos con lo sucedido en el ISSSTECALI, donde bajo el fantasma de la quiebra financiera del organismo, a finales del año pasado el Ejecutivo logró el apoyo de la mayoría de los legisladores para modificar la Ley, eliminar la jubilación dinámica, aumentar edad y años de servicio, y establecer un “salario regulador”; todo bajo la premisa de que el esquema –financieramente hablando– no daba para más. En el caso del Poder Judicial, en diciembre de 2011 se aprobó la creación de un fideicomiso –integrado por todos los magistrados– con un fondo de reserva inicial de 15 millones de pesos aprobado por la XX Legislatura en el Presupuesto de Egresos de 2001. La propuesta iba en el mismo sentido de lo avalado a nivel federal con los ministros de la Corte, de otorgar esa pensión al 100 por ciento los dos primeros años y posteriormente disminuir al 80%. Los ministros ganan mensualmente cerca de 250 mil pesos, en el caso de los magistrados locales, la remuneración mensual es de 107 mil 260 pesos. El punto es que la propuesta para regular esta práctica aún está en la congeladora del Congreso del Estado, a la par que se ha solicitado a la Secretaría de Planeación y Finanzas, su opinión jurídica sobre qué hacer al respecto.   Zozobra Parece que el tema de la redistritación para Baja California sigue sin una clara definición. Se suponía que con la modificación realizada por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) era un hecho consumado y dejaba a Mexicali con solo cinco distritos electorales locales –antes eran seis para la capital bajacaliforniana–, y a la vez, sumaba ese restado a Mexicali a la Zona Costa, concretamente a Playas de Rosarito. Pero a raíz de la decisión del INE, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió hace tres semanas un acuerdo donde se nulificaba el cambio, lo que significaba que las elecciones locales en la entidad serían con los distritos anteriores a la reforma. Pero igual ha seguido la duda –parece que el Consejo del INE no está muy conforme–, por lo que ahora algunas instancias partidistas buscan solicitar directamente a la SCJN una aclaración de sentencia relacionada con este tema. Y es que para los aspirantes a las diputaciones locales -sean del partido que sean- implica un cambio significativo y no solo porque en Mexicali vayan cinco o seis distritos –o sea, cinco o seis diputaciones–, sino que la reforma ahora en suspenso modifica las regiones electorales, amplía y “mueve” delimitaciones. Por supuesto, eso tiene una repercusión política, ya que se trata de al menos una docena de fuerzas políticas y 17 distritos electorales –si cada quien va por su lado serían 204 candidatos–, y por lo pronto, la espera continúa… a la par de la zozobra.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio