El retorno del hijo pródigo


 
Deportez Lunes, 12 Octubre, 2015 07:00 PM

Hace poco más de medio año, el luchador Rey Misterio Júnior regresó a Tijuana tras varios años de ausencia en la región, por su compromiso con la empresa estadounidense WWE. Era una noche casi perfecta, con el Auditorio Municipal “Fausto Gutiérrez Moreno” atiborrado con más de 5 mil personas, que nunca imaginaron que serían testigos de una lamentable tragedia. La pelea estelar, era un duelo entre Rey y Xtreme Tiger ante El Hijo del Perro Aguayo y Manik. El grito de “¡Misterio! ¡Misterio!” se escuchaba en todo el inmueble. Desde los primeros minutos la rivalidad fue entre el júnior y el can. Lejos de salir en hombros y como un héroe, el desenlace de aquella batalla del 21 de marzo de 2015 fue trágico; al fallecer El Hijo del Perro Aguayo, la vida de Misterio cambió.  Por primera ocasión desde aquel episodio, Rey Misterio Jr. subió al cuadrilátero de la “media naranja” el viernes 3 de octubre. Esta vez, acompañado por El Patrón y Rey Horus, donde se enfrentaron a El Hijo del Fantasma, Daga y Xtreme Tiger. Otra vez la “catedral de los luchadores” lució un impresionante lleno.  Como era de esperarse, el recuerdo de aquella noche se hizo presente en el gladiador y en las mentes de toda la gente.  Aunque ahora el final fue distinto, con  un triunfo de Misterio y su esquina. Minutos después de librar su compromiso, sentado en el vestidor, portando su ya tradicional máscara y con la sencillez que siempre lo ha caracterizado a lo largo de más de 25 años dentro de la Lucha Libre, Óscar Gutiérrez Rubio habló en exclusiva con ZETA sobre su retorno a la ciudad tras el deceso del Hijo del Perro Aguayo. “Estoy muy contento de poder regresar a casa, siempre cuando subo al ring aquí me trae recuerdos muy bonitos de mi infancia, ya que aquí fueron mis inicios en la Lucha Libre hace ya muchos años”, señaló de entrada. “Pero a la vez, también no olvido lo sucedido en la pelea ante mi amigo Perro, todos esperábamos una gran noche y sucedió todo lo contrario. Simplemente Dios dispone y ahí no podemos cuestionar”, agregó el luchador con voz entrecortada. — ¿Qué tan complicada ha resultado tu vida después de esa trágica noche? “La verdad  ha sido muy difícil poder adaptarme, no hay día y noche que suba a un ring sin tener pensamientos oscuros, pero yo creo que es más la fortaleza de Dios, de mi familia y del apoyo del público, lo que me ayuda a salir adelante. Creo que esas tres cosas me han empujado para que siga haciendo lo que más me gusta, y me ha costado en todos estos años de carrera dentro de la Lucha Libre”, confesó el tijuanense con lágrimas en los ojos. Misterio recalcó que en su recuperación ha sido muy importante el acercamiento que a la fecha mantiene con la familia de Pedro Aguayo. “Una de las cosas que más me ha sanado increíblemente es el poder estar en varias ocasiones en comunicación con su madre y sus hermanas. Ahora en Triple Manía pudimos platicar mientras estaban ahí sus cenizas, la verdad que fue una plática muy bonita y alentadora entre mi familia y su familia, sentí como si fuese estando hablando con él. En lo personal me sirvió muchísimo, porque esa noche todos nos fuimos en paz”, compartió. Luego del fallecimiento del Hijo del Perro Aguayo, el tijuanense nacido un 11 de diciembre de 1974, no solamente tuvo que librar una batalla espiritual y moral, sino que enfrentó la Ley para finiquitar el proceso legal correspondiente. “Afortunadamente tuve el apoyo de la gente que creyó en mí, porque pues sabemos que esto es un deporte y que no estamos exentos de los riesgos. La Comisión de Box y Lucha Libre de Tijuana fue importante para librar el proceso legal”. Sobre sus proyectos, reiteró que le gustan los retos y por eso recientemente aceptó ser la imagen para promocionar en México la última secuela de la cinta “Terminator”, denominada “Génesis”. “Creo que fue algo muy bueno para mí, ya que fue un experimento nuevo y diferente. El poder ser el embajador de una película tan reconocida a nivel mundial, habla de la aceptación que tiene el personaje de Rey Misterio en el mundo, así que fue algo bonito”. Por el momento, Misterio se dedica a disfrutar cada instante arriba del ring, ya que su carrera la va tomando como se va forjando: “Creo que Dios me ha dado más de lo que yo esperaba, así que no puedo pedir más ni ser ambicioso respecto a mi carrera, porque en realidad he estado muy bendecido. La verdad, todo lo que venga es extra para mí, y no me hace falta nada por cumplir”. El luchador mexicano más exitoso en la empresa norteamericana WWE, donde estuvo luchando alrededor de una década, reiteró su agradecimiento a todo el público que lo ha apoyado incondicionalmente a lo largo de su carrera, principalmente en el que ha sido el peor episodio no solamente dentro de la Lucha Libre, sino en su vida. “A lo largo de mi carrera he tenido un viaje de altas y bajas, pero afortunadamente siempre contando con el respaldo de la gente que me quiere. Cuando uno tiene a Dios y su familia, además de la afición que se entrega a ti, se agradece de todo corazón, así que la única manera en que les puedo pagar es dándolo todo arriba del cuadrilátero, por lo que aún hay Rey Misterio para rato”, concluyó.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio