Centros de rehabilitación siguen bajo la lupa


 
Ezenario BCS Martes, 20 Octubre, 2015 07:00 PM

En el mes de agosto, ZETA presentó el caso de 19 personas que se encontraban anexadas al Centro de Rehabilitación CRREAD Zona Uno de Ciudad Insurgentes en Comondú, quienes huyeron del lugar tras golpear al guardia, dado que, según reportes extraoficiales, eran víctimas de abuso. Ahora familiares de Roberto Carlos Medellín Mendoza denunciaron el posible caso de negligencia por parte del Centro de Rehabilitación “Soldados Nuevos”, AC, localizado en Ciudad Constitución, luego de la muerte del joven en una cama del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). “Nosotros lo internamos en el Centro de Rehabilitación ‘Soldados Nuevos’ AC, de aquí de Ciudad Constitución, él tenía una cita médica el 8 de octubre a las nueve de la mañana, fuimos por él al centro y no estaba; dijeron que lo habían sacado al seguro, en unos momentos más nos lo entregaron, ya inconsciente”, afirmó el entrevistado. En fotografías que se hicieron llegar a este Semanario, el joven se aprecia en un estado débil y pálido; asegura Vicente que su hermano fue custodiado por dos anexados en el centro, aunque reconoció, Roberto Carlos seguía con vida cuando lo recibieron, pero no se movía por sí solo. “Él ya venía inconsciente, deshidratado, traía todos los síntomas de una deshidratación e inconsciente, desvanecido, el cuerpo suelto, pues. A mí me tocó tomarlo en mis manos, en mis brazos, cargarlo para transportarlo a mi carro, no era consciente de lo que estábamos haciendo con él”, refirió el familiar. Además, “en el Seguro Social nos lo atendieron por una deshidratación y por una infección en las vías urinarias, de las cuales ellos ya nomás por eso se le trató, no se le revisaron más cosas; el día 9 (de octubre) falleció a las nueve de la mañana, por meningitis”. Medellín agregó que personal encargado del centro jamás dio aviso a los familiares acerca del estado de salud que guardaba Roberto, incluso testigos afirman que el joven ya se encontraba inconsciente desde un día antes, lo que les hace dudar y sentir que hubo maltrato dentro del lugar. “En el centro nos comentaron, un mismo interno de ahí, que mi hermano desde un día antes, es decir, desde el día 7 de octubre a las siete de la noche, ya estaba inconsciente y que nunca se le atendió”, denunció Vicente Medellín. Al respecto, el director del centro, Adolfo Osuna González, informó que el anexado que perdió la vida al abandonar las instalaciones aún tenía signos vitales, “nadie perdió la vida en el centro, desafortunadamente fue en el seguro, nosotros lo entregamos con los signos vitales con nuestro doctor, bien, gracias a Dios. El doctor del centro y los que lo atendieron sabían que llevaba los signos vitales”, insistió. Personal de “Soldados Nuevos” se limitó a justificar que el anexado perdió la vida por su precaria salud. “Pasó lo que pasó con el muchacho, porque él ya tenía muy bajas sus defensas, así lo diagnosticaron en el seguro, y aparte de que venía arrastrando su problema de que nunca dejó de consumir y no se tomaba su medicamento a tiempo en muchas ocasiones”, reiteró Osuna. El IMSS dio a conocer que el caso ya es seguido por la Procuraduría General de Justicia del Estado, incluso ya se le hizo entrega del expediente completo al Ministerio Público para deslindar responsabilidades; el expediente no ha sido revelado. El hermano del occiso confirmó que familiares de anexados y personas que están dentro del centro de rehabilitación, le indicaron  que Roberto Carlos “tenía más de tres, cuatro días sin bañarse, a mi hermano no lo cuidaron, inclusive los mismos internos comentaron y personas que tienen internos, inclusive la persona que estaba comentando dijo ‘no quiero hablar porque me van a castigar, a mí me tuvieron amarrado’. Mi hermano murió de meningitis, y nadie en el centro ha sido vacunado o desinfectado”, finalizó. Por último, la Secretaría de Salud se limitó a informar que ya se revisa el caso.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio