Captan asesinato en gasolinera


 
Noticias del día Martes, 20 Octubre, 2015 11:30 PM

Según la declaración ministerial que permitió la consignación de Francisco Eduardo Sepúlveda “El Lalo” el 18 de octubre por el asesinato de César Adame el 13 de octubre en una gasolinera de la colonia Nueva Tijuana, él “trabajaba” para Hugo Carlos Escobar Godoy “El Moreno”. Además amplió la Procuraduría del Estado, se dedicaba a “…tirar droga y ejecutar contras y chapulines” con un grupo delictivo. “El Lalo” incluso refirió que era  parte de un equipo de sicarios, lo cual según las autoridades que observaron el video del momento en que cometió el homicidio, no quedó evidenciado en la escena del crimen. Sepúlveda dijo que siguió a su víctima en un taxi libre que lo abandonó en el lugar. Después explicó que cando iba a matar a Adame se le cayó el arma, luego le disparó a menos de metro y medio sin que nada se interpusiera en su campo visual, la víctima estaba frente a su camioneta  y no le pegó. Ante el ataque el cuerpo de Adame se contrae, y se tira al suelo para tratar de protegerse en el espacio entre la camioneta y la bomba de gasolina, el matón se acerca y encima de él trata de disparar – las autoridades indican que se le traba el arma- y luego dispara mientras la víctima se pone de espaldas tirado en el suelo de frente al atacante y patalea en las manos del sicario que sostienen la pistola. Un trabajador de la gasolinera que estaba cerca huye. Entonces “El Lalo” se echa para atrás y para entonces la mujer de Adame se había cambiado al lugar del conductor y con la camioneta trata de embestir al atacante – lleva abierta la puerta de la parte de atrás del copiloto. El homicida esquiva el auto. Ese tiempo es aprovechado por la víctima que se levanta y ve que “El Lalo” regresa disparando, Adame intenta defenderse lanzándole lo que parece un recipiente de aceite y después todo el exhibidor.  Entonces su mujer trata de arrollar en reversa  a “El Lalo”. No puede y marcha hacia adelante tratando de darle un espacio a su marido para cubrirse. Entonces Adame se lanza de nuevo frente al auto para cubrirse sin éxito,  el matón se acerca, intenta disparar, se le traba el arma mientras sigue sorteando el auto y finalmente vuelve a disparar. Con el cuerpo de su pareja a un lado de su puerta, la mujer abre la puerta del auto con la aparente intención de resguardarlo, enseguida, desde el asiento de atrás la madre de la víctima hace lo mismo, pero después de 43 segundos, finalmente “El Lalo” había logrado su cometido. Como el asesino estaba abandonado en la escena del crimen, intentó privar de la libertad a un hombre y ordenarle, pistola en mano, que lo sacará del lugar, cuando fue detenido por agentes municipales. “Los oficiales  lograron dispararle a un neumático del vehículo en persecución, quedando éste frente a la Delegación de policía Distrito Centenario, en tanto el presunto delincuente salió de la unidad y huyó corriendo, sin embargo fue asegurado unas cuadras adelante.   El agente del Ministerio Público de Homicidios Dolosos, ejercitó acción penal contra Sepúlveda, quien fue internado en la Penitenciaria del Estado a disposición de la Autoridad Judicial”, según informaron vía boletín.  De acuerdo a la PGJE, la mujer de Adame admitió desde el primer momento saber a qué se dedicaba su marido, detalló que su pareja había recogido la droga -300 gramos de cristal-  temprano ese mismo día, y que al ser atacado se dirigía a entregarla.   Los investigadores también agregaron: “…no lo dijeron claramente, pero todo indica que la iban a cruzar a Estados Unidos e iban en familia para despistar”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio