Adolescentes conocen anticonceptivos, pero no los saben usar; Salud capacitará maestros para divulgar


 
Ezenario Lunes, 12 Octubre, 2015 07:00 PM

Cada año en Tijuana se registran alrededor de 2 mil casos de embarazo en adolescentes de 15 a 19 años. Hasta el 31 de agosto de 2015, van mil 297 embarazos, más 85 partos en menores de 15 años. Héctor Zepeda Cisneros, jefe de la Jurisdicción de Servicios de Salud, comenta que la población adolescente es la “más numerosa” en México, el 12 por ciento corresponde a personas de 15 a 19 años. Otro dato: Los jóvenes conocen los métodos anticonceptivos, pero no saben usarlos correctamente, “no están cien por ciento seguro de los riesgos de una sexualidad sin control”. Es la ignorancia, la falta de información contundente lo que genera –cada vez más– el embarazo adolescente. El 30 por ciento de los embarazos que se registran durante un año en la jurisdicción, que incluye los municipios de Tijuana, Rosarito y Tecate, son en mujeres menores a 19 años. En algunos casos, la mujer está en espera de su segundo hijo. La responsable del Programa de Salud Sexual y Reproductiva del Adolescente, Ledli López Sánchez, señala que en ocasiones las futuras madres no cuentan con una pareja estable previo al embarazo, lo cual les reforzaba “el sentimiento de a mí no me va a pasar”. La comisionada asegura que los adolescentes conocen y tienen acceso a métodos anticonceptivos, pero por miedo o vergüenza no los consiguen. Para evitar el embarazo a temprana edad, el sector salud recomienda a la población adolescente los métodos de larga duración como el dispositivo intrauterino (DIU) de cobre y medicado, el cual tiene una durabilidad de tres a cinco años con las revisiones adecuadas. Para prevenir infecciones de trasmisión sexual, se debe utilizar un método de barrera como lo es el condón en cualquiera de sus modalidades, femenino o masculino.  Con la intención de brindar más información a los jóvenes sobre la salud sexual y reproductiva, el sector salud está realizando cursos de capacitación dirigidos a docentes con el propósito de que sean comunicadores en estos temas. El primer taller se llevó a cabo esta semana, con orientadores de secundaria, en su mayoría mujeres. Tuvo una duración de tres días por seis horas diarias. “Estamos tratando de pasar información a los maestros, para que estén capacitados de cómo abordar los temas para los adolescentes y cómo invitarlos a que sean conscientes de la importancia del control de la sexualidad”, señaló Zepeda Cisneros.  El jefe de jurisdicción reconoce que el tema de la sexualidad sigue siendo un tabú en la sociedad, sobre todo dentro de la familia. Asegura que lo ideal sería que los padres comenzaran a hablar de esto desde casa, pero el problema es que no están capacitados. Más allá de eso, la mayoría ni siquiera sabe cómo empezar una plática frente a sus hijos. Muchas veces por vergüenza. En los centros de salud se realizan cursos, capacitaciones y pláticas enfocados a los padres de familia, pero no se recibe una respuesta.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio