Sinaloa se enfrenta al CAF


 
Noticias del día Miércoles, 22 Abril, 2015 04:00 AM

Autoridades aseguran que “para la sociedad” no hay peligro que de detonen las pugnas a sangre y fuego como en 2008- 2011. “Las instancias de investigación preventiva e inteligencia se están concentrando en el municipio de Tijuana, Tecate y Rosarito para que estas circunstancias –los homicidios, balacera y narco mantas colgadas, ocurridos entre el 3 y 9 de abril de 2015– no se repitan, para que se esclarezcan los hechos, tener una reacción inmediata y prevenir”, declaró públicamente el 14 de abril el secretario de seguridad Pública del Estado Daniel de la Rosa Anaya. Aunque “no hay riesgo”, el Grupo Coordinación informó que fortaleció la vigilancia en la Zona Costa de Baja California con más policías estatales y pusieron en funcionamiento los patrullajes donde mezclan miembros del Ejército con las diversas policías locales para aumentar vigilancia. Además anunciaron retenes en Tijuana. Sin embargo 11 homicidios han ocurrido en esta segunda semana violenta, incluso con esa sobre guardia policiaca. Los ataques incluyen una niña de 5 años asesinada y un policía municipal de Tijuana lesionado. También se registró un robo a cajero y tres calcinados. Si bien no se han dado nuevas evidencias de la presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación en ejecuciones como se anunció en narco mantas la semana pasada, lo que sí se ha hecho efectivo es la “limpia” a través de una jornada de asesinatos. El promedio de homicidios en los primeros tres meses del año en Tijuana ha sido 1.1 por día, esta semana que concluye subió a 1.8 asesinatos diarios. Del 1 de enero al 15 de abril en Baja California se han sumado 179 homicidios, 124 en Tijuana, 30 en Mexicali, 11 en Ensenada, 5 en Rosarito y 3 en Tecate. Solo en los primeros 15 días de abril, Tijuana ya suma 22 asesinatos, 11 ocurrieron en la semana que termina. Como rasgos a destacar, las armas usadas en los homicidios de esta semana y las decomisadas en detenciones han resultado “limpias”, no han sido usadas en crímenes previos. Y la mayoría de las personas asesinadas tenían antecedentes por delitos contra la salud o posesión de armas   Atacan a los del CAF   Tras el asesinato del miembro del Cártel Arellano Félix,  Luis Manuel Toscano Rodríguez “El Mono”, ocurrido la mañana del 9 de abril de 2015, las autoridades locales no pudieron seguir fingiendo la supuesta normalidad que presumieron del 5 al 8 de abril mientras se colocaban 13 narco mantas, 12 presumiendo la presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación. Ese jueves del homicidio de Toscano: “Nos trajeron como pendejos”, expuso un investigador, “todo el día con pistas falsas por toda la ciudad y otros municipios”. El mismo día, policías estatales y militares catearon una casa en Rosarito porque recibieron un pitazo. “Desde el principio sospechamos que podía ser falso, que querían sacarnos de Tijuana”, pero tenían que atender, así que dividieron el equipo de búsqueda, en Rosarito no encontraron nada, y en Tijuana también llegaron minutos tarde para detener a quien sería el sustituto natural de “El Mono”, su cuñado Alberto Ávila Alvarado “El Chacal”, al final ningún resultado positivo. Luego más miembros del CAF empezaron a caer.     “Si sumamos las mantas más los homicidios recientes, parece que los mensajes eran de los Aquiles simulando que el CAF anunciaba una limpia, que en realidad está haciendo Sinaloa”, comentó un investigador. La jornada continuó el mismo jueves, con el asesinato de un vendedor de droga al menudeo en la zona norte, seis días después de su muerte, al 15 de abril, seguía sin ser identificado y su cuerpo sin ser reclamado. Los vecinos del lugar y algunos adictos que le compraban droga comentaron que el muerto vendía cristal y “trabajaba para el Mono”.   Lava dólares   La madrugada del sábado 11 de abril, las autoridades informan que “Los Aquiles” enemigos del CAF, apuntaron más alto y sospechan que tuvieron ayuda. Armando Sarak García Entebi de 26 años estuvo por la noche del viernes cenando con su novia Cinthia Velázquez y su amigo y socio Fernando Díaz Chávez, entrada la madrugada del sábado llegaban al departamento de uno de los tres ubicado atrás del Hotel Lucerna. <p>Según las versiones de los protagonistas que obran en la indagatoria oficial, la mujer llegó en un Lincoln y los dos hombres en un Honda y se estacionaron uno frente a otro, en la acera del parquecito que está en la calle Saturnino Herrán. Los dos sujetos se bajaron, pero no se dirigieron inmediatamente al departamento, se quedaron discutiendo en la vía pública, cuando de entre las sombras y los autos estacionados salieron dos hombres vestidos de negro con pasamontañas, uno se les coloca de frente y le empieza a disparar, le dio tres tiros calibre 9 milímetros, en la mejilla, la cabeza y bajo la tetilla izquierda. Después los testigos ven cómo los atacantes se pierden entre los carros y escuchan cuando un vehículo arranca. Como parte de la primera investigación, la policía tuvo acceso a imágenes de Sarak García Entebi y su amigo Fernando Díaz Chávez cortando droga en un apartamento, pero la subprocuraduría de delincuencia organizada no tiene nada contra Díaz, él dijo que era un empresario honesto, llegaron sus abogados y se lo llevaron. Las áreas de inteligencia reportaron que ambos sujetos se dedicaban al trasiego de droga a Estados Unidos por el CAF y al lavado de dinero a través de gimnasios, primero mencionaron que era socio de  los Sport World, pero la familia solo reconoció un gimnasio CrossFit ubicado atrás del hotel Camino Real en las inmediaciones de la glorieta Cuauhtémoc. En el registro público no tiene ninguna propiedad inscrita, solo un poder otorgado en 1996 para comprar y vender autos y camiones para la empresa Charly automotriz, cuyo administrador único era Manuel Martínez Ramírez.          Tres de sus familiares entrevistados reconocieron que estaba metido en delitos. “En una ocasión la PGR lo investigó por cruzar droga a Estados Unidos”, comentó el primero, “…andaba mal, cruzaba droga a Estados Unidos”, dijo el segundo, “…el Ejército le sembró droga una vez pero salió en libertad”, expuso el tercero. Uno de sus conocidos explicó que Los Aquiles ya lo habían amenazado. “Es de los jóvenes de Playas ligados al cártel, además algunos de sus cercanos dijeron que estaba ligado al hombre de los Verificentros Jorge Kahwagi”, comentó un investigador, “todo se está revisando”   Continuaron con narcomenudistas   Ya el lunes 13 de abril, Gustavo Medina Silva, alias Fernando Medina Avendaño, fue asesinado mientras circulaba en su motocicleta en la avenida París y calle Allende de la colonia Altamira, considerada parte de las zonas de “El Mono”, le dispararon desde un pick un blanco, lo dejaron herido de muerte y huyeron. Su familia reconoció que se dedicaba a la venta de cocaína y que distribuía en su moto, aunque le preguntaron con quién trabajaba, por si lo asesinaban, aseguran que se negó a decirlo y solo respondía “no se preocupen, es mi jale”. Martes 14 de abril, a las cinco de la mañana se reporta en la radiofrecuencia de policía el asesinato de dos mujeres en el número 7430 interior 6 de la avenida Abasolo en la colonia Independencia, de nuevo territorios de “El Mono”, aunque no los más importantes. Las muertas Selene Guadalupe Gutiérrez Patuchini y Jazmín Desiré Santos “La Gringa”, herido Agustín Alcalá Aparicio, de entrada los vecinos y testigos informaron que en esa casa las dos mujeres y el hombre atacados vendían droga. Más tarde, que el ministerio público realizó un cateo, localizaron medio kilo de marihuana, dos armas, una calibre 380, y otra pistola 9 milímetros. Además de copias de billetes de 10 dólares falsos.          Detenidos del Cártel Arellano   Adicionalmente, fueron detenidos José Manuel Carranza Gutiérrez, Raúl Rosas Vega, Jorge Salvador Pineda Beltrán e Israel Cornejo González, presentados por la policía municipal como socio de “El Mono”, después que balearon una patrulla y lesionaron a un policía la madrugada del viernes 10 de abril, 16 horas después del asesinato de Toscano. En el expediente del caso se explica que estos sujetos ingresaron a la Plaza Chapultepec, ubicada en la calle de acceso a la colonia con el mismo nombre identificada como “la Recta”, pero eran pasadas las 2:30 de la madrugada, estaban armados, así que cuando un policía comercial de la plaza los detectó pidió apoyó a la municipal, se dieron cuenta, así que huyeron a bordo del Toyota rojo que traían y al salir rompieron la aguja que controla los accesos del estacionamiento. En la persecución balearon a una de las patrullas municipales y lesionaron levemente a un agente antes de ser detenidos en la esquina de bulevar Agua Caliente y calle Río Tijuana, colonia Marrón. Dos de los detenidos se negaron hablar, los otros dos, admitieron que pertenecían al CAF y que habían sido citados por el dueño de uno de los locales de la plaza donde se vende comida y licor. Dijeron que el dueño pertenece al mismo grupo criminal y los habían invitado igual que a otros miembros de la célula, ya sabían que a esa hora el local ya estaba cerrado para el público, pero ahí se iban a ver varios delincuentes. El problema para ellos fue que los vieron armados, fueron detenidos en posesión de pistolas, y todos tenían antecedentes por delitos contra la salud o posesión de armas.    Los pleitos internos de Sinaloa   De acuerdo a las autoridades del Grupo Coordinación Baja California los cinco muertos restantes de la semana en Tijuana corresponden a pugnas internas de las células que venden droga del Cártel de Sinaloa. En la delegación San Antonio de los Buenos, los asesinatos son atribuidos a  Dalia Rodelo “La Prima” y Julián López “El Chino”, sobre quienes ya pesa una orden de aprehensión por el homicidio de Arturo Hachadur Kaloyán, quien fuera director de Instituto Municipal del deporte, asesinado en diciembre de 2013. Y en la delegación Sánchez Taboada y otras delegaciones de la zona este, ahí las muertes son atribuidas dos pugnas “internas” que lleva Francisco Javier Mendoza Uriarte “El Chapito”, una contra los operadores de su primo hermano, José Luis Mendoza Uriarte “El Güero Chompas” y la otra contra la gente de René Arzate García “La Rana” de “Los Aquiles”.   Matan a niña de 5 años   Omar Alberto Zamora Pantoja fue enviado a cobrar con sangre una deuda de droga. La tarde del sábado 11 de abril, Maximiliano González Holguín y Claudia Fuentes Segura salieron a la Ley Cortez hacer compras y llevaron a su hija Mariana, de regreso la mujer entró primero al domicilio en el número 8 de la calle Roberto de la Madrid de la colonia Cortez en la delegación Sánchez Taboada, la niña entró detrás. Según la versión del marido, el homicida los esperaba dentro de la casa, y él estaba afuera cuando escuchó la primera detonación e ingresó de prisa a la casa, su mujer estaba en el suelo con una herida en la clavícula y la niña estaba a un lado de ella. Entonces, él intentó desarmar al pistolero, al forcejear salieron dos tiros, el segundo pegó cerca de la lumbar de la mujer y el tercero en la cabeza de Mariana, quien murió en el hospital, entonces el homicida huyó. La primera versión en la municipal fue que de acuerdo a lo que encontraron en la escena del crimen al llegar, la mujer tenía a la niña en los brazos cuando fue atacada y no la soltó. La policía también ubicó el carro que usó el matón, que no tiene reporte de robo pero sí un inventario del corralón, así dan con el dueño Miguel Ángel Chávez Díaz “El Maldito”, presunto vendedor de droga y el primer sospechoso de la policía municipal, porque así lo identificó la mujer herida.  Después, marido y mujer –clasificados como consumidores y vendedores de droga en los archivos del Grupo Coordinación– identificaron plenamente como homicida a Omar Alberto Zamora Pantoja. El hombre, Maximiliano declaró que su mujer tenía una deuda de droga con los proveedores de la zona. Ambos padres de la niña habían sido detenidos previamente por venta de enervantes, la mujer registra la captura más reciente en noviembre de 2014, salió libre bajo fianza y aún debe presentarse a los juzgados a firmar. La menor está muerta y los dos vendedores de droga en libertad. El mismo sábado, por la mañana apareció por la mañana en la en la calle Artículo 123 de la colonia Obrera Primera sección, en la misma delegación, el cuerpo de un hombre asesinado a golpes con las manos atadas a la espalda, cuya investigación no ha tenido avances. El cadáver no ha sido identificado.   Abarrotero con deuda de droga   También en San Antonio de los Buenos, pero el lunes 13 de abril, en la calle Laurel del Rancho de las Flores, dentro de los abarrotes Gamaliel, fue asesinado uno de los dueños Héctor Alonso Romero Urias. Frente a miembros de su familia, empleados y clientes de la tienda. Ahí, los testigos y las cámaras de vigilancia describieron la llegada de un sujeto delgado de aproximadamente 1.75 de estatura con una gorra negra que ingresa al local y detona su arma en cuatro ocasiones sobre la víctima y se da a la fuga sin ser detenido. Los cercanos a la víctima no pusieron énfasis en el esclarecimiento del crimen, pero sí informaron que el hombre había estado preso de 2010 a 2015, porque lo detuvieron transportando marihuana, explicaron que cuando salió de la cárcel “estaba jodido y de repente empezó otra vez a traer dinero y hasta puso los abarrotes”. Manifestaron también que en las semanas recientes andaba muy preocupado y sabían que tenía una “deuda de droga”.     Tres calcinados   Otro hombre calcinado fue localizado la noche del 10 de abril en el kilómetro 31 del bulevar 2000, el cuerpo estaba envuelto en un colchón, y fue descubierto cuando los bomberos apagaron el fuego. Miércoles 15 de abril, iban a ser las tres de la madrugada cuando el C4 recibió  el reporte de un auto –un Mustang 2000– en llamas en la calle Aranjuez del fraccionamiento Villafontana en la Presa –zona de influencia de Uriarte. Cuando lo apagaron encontraron el cuerpo de una mujer en el asiento trasero y de un hombre en la cajuela. El Mustang incendiado no tenía reporte de robo, y estaba registrado a nombre de un hombre con domicilio en la colonia 20 de noviembre, los investigadores acudieron al lugar, pero tanto los residentes de la casa en cuestión, como los vecinos negaron conocer al sujeto en la fotografía –registrado como propietario– y aseguraron que el auto jamás fue visto en la zona. “La presunción obvia es que consiguieron papeles oficiales con identidades falsas”. En estos casos no hay ni avances mínimos, porque ni las víctimas han sido identificadas porque los cuerpos quedaron muy destruidos por el fuego. Apenas el 8 de abril, el cuerpo de un narcomenudista identificado como “El Chore” había sido incendiado en San Antonio de los Buenos por órdenes de “El Billy”, subalterno de “El Chino y La Prima”, Tres de los hombres que participaron en su homicidio fueron detenidos y consignados esta semana.    Asesinado en Gim   Ya metido en la zona de influencia de los Uriarte vs. Los Aquiles, pasado el mediodía del miércoles 15 de abril fue asesinado un joven mientras hacía ejercicio en el Muscle Gim, en el fraccionamiento Villafloresta. Conforme a la versión de testigos previo al homicidio un hombre entró y estuvo haciendo preguntas y viendo a los usuarios del lugar, “todo indica que este hombre ubicó al objetivo”, cuando salió, entraron dos hombres y uno se dirigió directo a la víctima y le disparó para después huir en un pick-up color oscuro.  Al revisar el cadáver, los investigadores  localizaron una credencial con su foto bajo el nombre de Javier García Bojórquez, los agentes explicaron que también tenía el sobrenombre de Ramsés y que había sido detenido en 2009 por delitos contra la salud al intentar cruzar con droga a Estados Unidos por la garita de Otay.     La versión oficial pública   Con una semana de retraso, las corporaciones incorporadas al Consejo Estatal de Seguridad de Baja California salieron hablar de la jornada violenta que vive el noroeste del estado a partir del 3 de abril: de la presencia del Cártel Jalisco Nueva Generación en el estado anunciado en narcomantas que amenazaban con enfrentamientos, y de los homicidios. El 10 de abril el secretario de seguridad pública municipal de Tijuana Alejandro Lares declaró a la prensa local que el asesinato del Luis Manuel Toscano Rodríguez “El Mono”  ocurrido el 9 de abril podría generar más homicidios en la lucha por suplir a quien controlaba criminalmente una de las áreas más redituables de la ciudad, zona norte y la zona centro que abarca la zona río. Ya en día 15 de abril en un acto público fueron abordados el general de la II Zona Militar, Gilberto García Rincón y el secretario estatal Daniel de la Rosa. El militar le echó la bolita a las Procuradurías, la estatal y la federal, argumentó que si el Cártel Jalisco Nueva Generación opera en Baja california es algo que deben aclarar estas autoridades ministeriales y solo especuló de manera generalizada al advertir que los grupos criminales no tienen fronteras ni límites. De la Rosa Anaya tampoco fue preciso, argumentando que hay información que no puede compartir, comentó: Con referencia a la violencia: “…hay preocupación y ocupación”. Respecto a las narcomantas: “…ya se está investigando esos hechos”, y “no hay un riesgo que se trate de una nuevo cártel”. En cuanto los mensajes: “…sí estamos ocupado en los señalamientos que los propios delincuentes están generando”, “no son grupos, son personas que han sido detenidos y liberados en múltiples ocasiones, que ya delinquían aquí, salen y quieren realizar actividades ilícitas en zonas ya ocupadas, quieren seguir delinquiendo aquí  De los autores de mantas y mensajes: “…son reminiscencia de grupos delictivos antaño empoderados, son los que se tratan de asociar con alguno u otro delincuente. Y obedece  a una realidad nacional de capturas”.     Militares que intentaron traficar armas de EU a México, se declaran no culpables Durante ocho meses, Andrew Reyes y Jaime Casillas, miembros de la Reserva del Ejército de Estados Unidos en San Diego, obtuvieron más de 25 mil dólares por la venta de fusiles de asalto AR-15 y rifles AK-47, conocidos como “cuerno de chivo”, pistolas calibre .40, rifles calibre 7.62, miles de cartuchos y chalecos antibalas, a un supuesto miembro de un cártel de México. Los dos ciudadanos estadounidenses son acusados del delito de tráfico de armas por la Fiscalía Federal en el Distrito Sur de California. Su arresto derivó de una investigación realizada entre el 14 de agosto de 2014 y el 16 de marzo de 2015, en la cual un agente encubierto de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos  (ATF, por sus siglas en inglés), se hizo pasar por un comprador para un cártel del narcotráfico en México. Parte del armamento vendido por Reyes y Casillas, incluye nueve rifles de asalto AR-15 – algunos multicalibre-, tres fusiles calibre 7.62, una pistola calibre .40, mil 750 cartuchos calibre .223, 22 chalecos antibalas de uso militar, 100 cargadores para rifle AR-15 y dos rifles SKS calibre 7.62 Incluso, el 14 de agosto de 2014, Jaime Casillas vendió al agente encubierto una pistola calibre .40, la cual había sido utilizada en Tijuana para realizar “un trabajo” por 800 dólares. Las armas eran adquiridas por los acusados directamente del inventario del Ejército de Estados Unidos, o bien, eran conseguidas en Texas y trasladadas a San Diego, California, para entregarlas al supuesto comprador. Entre la evidencia ofrecida por la Fiscalía para la consignación de los militares, está el seguimiento que hicieron del vehículo mediante un dispositivo de localización, colocado en la camioneta de uno de los acusados. Además, en algunos casos, Jaime Casillas le informó al agente de la ATF que los números de serie en los rifles eran falsos, pero habían sido sobrepuestos unos nuevos para engañar a la Policía en caso de que el comprador fuera arrestado en posesión de las armas. Tal fue el caso de un rifle vendido por mil 200 dólares, el 17 de octubre de 2014. Durante el arresto, Casillas admitió haber vendido armas de fuego y cartuchos a un agente encubierto, quien le informó que las armas serían llevadas a México, pero afirmó que él solo se encargaba de coordinar las ventas y que las ganancias eran, en su totalidad, para su compañero de negocios, Andrew Reyes. Además del arresto, autoridades estadounidenses decomisaron diez armas. Tanto Andrew Reyes como Jaime Casillas, son acusados de los delitos de tráfico de armas y traslado de armas sin licencia, por ambos delitos podrían obtener un máximo de diez años en prisión. En su audiencia inicial, el jueves 16 de abril, Reyes y Casillas se declararon no culpables. Sin embargo, el juez determinó que existía el riesgo de que escaparan del país, por lo que les dictó prisión preventiva. Será el 21 de abril cuando el juez federal dictamine si los acusados tienen o no derecho a fianza para llevar el proceso judicial. Inés García      Policías Jesús Jeovani Damián Ramírez, ex policía de Tijuana suspendido por la Comisión de Desarrollo Policial en junio de 2014, fecha a partir de la cual inició el proceso 206/2013/SS ante el Tribunal de lo Contencioso, fue detenido el jueves 16 de abril mientras arrojaba a la vía pública 14 dosis de cristal, después de que oficiales le marcaran el alto en el fraccionamiento El Florido. Así quedó registrado en el parte informativo elaborado por la Policía Estatal Preventiva. En otro hecho, alrededor de las siete de la noche del  miércoles 15 de abril, un policía vestido de civil fue asaltado mientras platicaba dentro de una camioneta con una mujer en la colonia Simón Bolívar, Delegación San Antonio de los Buenos. Reportes oficiales indican que el asaltante intentó quitarles el auto y otras cosas, pero el agente se opuso. La pareja terminó baleada y la Policía Municipal desplegó un operativo de retenes para capturar al responsable del fallido robo y lesiones por arma de fuego. El mismo miércoles, según reporta la Procuraduría, fue detenido y presentado a la Agencia de Robo de Vehículo, Luis Antonio Uribe Castillo “El Trasqui”, identificado por las víctimas como el fallido ladrón, sobre quien ya pesaba una orden de aprehensión en 2010, también por robo.     Regresa robo a cajeros En una sucursal de 7-Eleven en la colonia Villa Floresta, dos ladrones robaron el dinero del cajero electrónico Bancomer, abriéndolo con un soplete, e iniciaron un incendio para huir en un auto blanco  y distraer  a la Policía, que llegó al lugar al ver el fuego y todavía encontró a los empleados amagados, tirados en el piso del local. Los hechos ocurrieron en un lapso de 30 minutos y fueron detectados por la autoridad a las 06:19 am del jueves 16 de abril.    

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio