Rumbo a las Copas


 
Deportez Lunes, 6 Abril, 2015 08:00 PM

Enviado especial Los Ángeles, California. Con el objetivo de integrar al equipo que participará en la Copa América de Chile y la Copa de Oro, la selección mexicana realizó una mini gira por los Estados Unidos. Los duelos de preparación que tuvo Miguel “Piojo” Herrera para formar a sus dos selecciones, se realizaron ante Ecuador en Los Ángeles y frente a Paraguay en Kansas City. En el primer encuentro, disputado el sábado 28 de marzo en el Coliseo de Los Ángeles, México superó a su similar de Ecuador por marcador de 1-0. El único tanto del partido fue conseguido por Javier “Chicharito” Hernandez, quien al minuto 14 del primer tiempo tomó un rebote en los linderos del área y sacó un potente disparó que doblegó fácilmente al arquero ecuatoriano, quien poco pudo hacer por el esférico, luego de que este entrará pegado al poste derecho y después se incrustará dentro de la portería. Durante la semana, el “Tri” arribó a Los Ángeles, siendo recibido por gran cantidad de aficionados. Desde ese momento se sabría que el juego estaría abarrotado, más aún después de venderse en su totalidad las entradas en días previos al duelo. Un total de 90 mil aficionados se dieron cita en el histórico inmueble, el cual fuera construido para albergar los Juegos Olímpicos de 1932 y más adelante, las Olimpiadas de 1984. Desde unas tres horas antes del partido, las calles aledañas al estadio se fueron poblando y conforme se acercaban los minutos, el paso tanto de autos como de transeúntes fue cada vez más complicado. Incluso, la salida del Freeway 110 que conduce a la Avenida Martin Luther King y que conecta directamente con el recinto histórico, estuvo totalmente saturada y los autos que la tomaban, demoraron hasta una hora para arribar. En las afueras del estadio la gente, obviamente mayoría seguidores del “Tri”, ya que en la ciudad angelina existen casi 4 millones de mexicanos,  lucían prendas del seleccionado azteca. La jersey estrenada ese día, negra con vivos en verde fluorescente, fue la de mayor uso entre la gente. Dentro del Coliseo, el cual también ha sido utilizado como sede de Súper Tazones como lo fueron la primera y la séptima edición, las butacas se fueron poblando conforme transcurrían los minutos hasta lucir al máximo de su capacidad. En el terreno de juego, Miguel Herrera mandó a un once con experiencia mundialista. En la portería utilizó a Jesús Corona; los defensas Hugo Ayala, Héctor Moreno, Diego Reyes, Miguel Layún y Paul Aguilar; Héctor Herrera, José Juan Vázquez y Andrés Guardado en la media cancha; mientras que Giovanni Dos Santos y Javier “Chicharito” Hernández fueron los atacantes. Ganan por la mínima El encuentro inició parejo y equilibrado, siendo los sudamericanos los primeros en inquietar el arco defendido por “Chuy” Corona, quien tuvo que emplearse a fondo en un par de ocasiones peligrosas. México respondería por conducto del “Chicharito”, quien al minuto 14 encontraría el gol tras tomar un rebote en las afueras del área y sacar un potente disparo que pegó en el poste para luego introducirse al arco ecuatoriano. Luego de tomar la ventaja, la oncena del “Piojo” Herrera sufrió los embates de los ecuatorianos, pero gracias a las intervenciones de Corona el primer tiempo terminaría con el marcador 1-0 a favor de la selección nacional de México. Para la segunda parte, Herrera organizó varios cambios y el equipo comenzó a sufrir al minuto 72, cuando se marcó un penal a favor de Ecuador, pero Miler Bolaños se encargó de perder la oportunidad de igualar el marcador tras una gran atajada de “Chuy” Corona. Después de esta acción, el estadio despertó y el ambiente se desató con el cántico de “Cielito Lindo”, así como el grito de “¡México, México!”, sin dejar a un lado la tradicional “ola” mexicana. En los minutos finales, ya jugando a contragolpe, México tuvo varias oportunidades de aumentar el marcador, pero sin acertar. El director técnico Miguel Herrera se mostró tranquilo más que con el resultado, con el accionar del equipo mexicano, aunque enfatizó que aún hay mucho por mejorar. “El ganar siempre es una obligación para México”, dijo de entrada el entrenador azteca. “Creo que hicimos un partido bueno a secas, tuvimos muchas fallas en la salida. El rival fue bueno, nos exigió, así que tendremos que trabajar para tener una salida más clara. Entonces, hay mucho por trabajar y mejorar, porque las victorias a veces esconden los errores, pero nosotros no cerramos los ojos”, afirmó. Sobre la gran actuación de Jesús Corona, quien evitó el empate al atajar un penal, señaló: “Lo de Corona no me sorprende porque juega a su nivel, siempre cumpliendo muy bien. Ya lo he dicho varias veces, que la portería es un dolor de cabeza de los buenos, de los sanos, de tantos porteros buenos que hay en México. Sé que a quien ponga lo hará de manera extraordinaria”, recalcó Herrera. El “Piojo” resaltó también la actuación del “Chicharito” Hernández, quien con su anotación llegó a 39 goles con la jersey de la selección mexicana, ubicándose en el segundo lugar en la lista de todos los tiempos de goleadores del “Tri”, quedando a siete del primer lugar que ocupa Jared Borgetti. “Javier es un jugador con gran calidad y con autoridad en la cancha, con inteligencia y no solo por el gol, sino además por su concentración constante en el juego. Lo demostró con esa jugada al minuto 84, cuando Ecuador salía en condición ventajosa, comete la falta y eso demuestra que a cada instante está metido en el partido”. — ¿Serán suficiente estos jugadores para conformar dos planteles diferentes y encarar dos torneos tan importantes como son Copa América y Copa Oro? “Tenemos que ganar por obligación la Copa Oro, porque tenemos la necesidad de jugar la final con Estados Unidos y tenemos el deseo de ir a la Copa Confederaciones. Tengo un buen plantel para disputar la Copa Oro, pero viendo la competencia que hay también, tenemos equipo con la aspiración para llegar a la final de la Copa América. Por tal motivo tenemos que mandar un equipo sólido y que los jugadores demuestren que están listos para luchar”, aseguró. Herrera se mostró contento por brindarle espectáculo de Balompié a los seguidores del tricolor en Los Ángeles, al ser la ciudad con mayor cantidad de mexicanos en el mundo fuera del territorio azteca. Para Jesús Corona, lo más importante fue que el equipo logró jugar bien y entenderse en la cancha. “Creo que lo mejor de todo fue que estoy de regreso y pude cooperar para los compañeros. Siempre que atajas un penal pues te invade la alegría, aunque no es un encuentro oficial. Siento que el equipo se asentó conforme transcurrieron los minutos. La verdad que esta selección es un equipo comprometido y promete mucho”, enfatizó el arquero mexicano que se convirtió en la figura. La selección azteca volverá a la actividad el miércoles 15 de abril, cuando enfrente a Estados Unidos en San Antonio, Texas, con lo que cerrará su preparación de cara a la Copa América y la Copa Oro.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio