¿Por qué?


 
Lunes, 6 Abril, 2015 08:00 PM

¡Nos estamos muriendo de hambre!, gritaban los jornaleros a un sonriente Pablo Alejo. ¡Yo también tengo hambre, llevo dos días sin comer!, les regresa al borde de la carcajada el subsecretario general de gobierno de Baja California. ¡Te estás burlando, o qué pedo!, retruena en la asamblea y el rostro del funcionario empieza a palidecer y a expresar su nerviosismo, sus ojos, su cuerpo a buscar la salida mientras es vapuleado verbalmente por los jornaleros enardecidos. Con este talante, el gobierno kikista, enfrentó la rebelión de los que nacieron sin suerte; de los que prefirieron llevar una vida de animal de carga, antes que delinquir y sacar su frustración violentando a otros; de los eternamente pacíficos; de los que nacieron más pobres que la pobreza; de los perdedores en un México antropófago; de los indígenas iletrados de un país racista; de los desechables que se hartaron de ser eso y de trabajar para… ¿Por qué la arrogancia? ¿Por qué la frivolidad en el manejo de un tema tan delicado? ¿Pensaron que su mansedumbre y su miseria los llevaría al jornal en cuanto la tripa les apretara? O más grave aún, ¿no ven ninguna explotación en el valle de San Quintín? Si es así, ¿cómo no verla?, si es tan evidente. ¿No hicieron campaña? ¿No les pidieron el voto también a ellos? ¿O creen que sin el dinero que les aportaron ilegalmente los rancheros y agricultores no hubiesen podido conseguir o comprar el voto de los jornaleros? Y entonces, ¿a éstos nada les deben, y a los explotadores todo? ¿Por qué después de que advirtieron, que esta vez no sería como otras y que entre los mansos había rencores que explotaban en forma de vandalismo y atropello; que no estaban dispuestos a claudicar; que su discurso y acciones no solo eran coherentes sino que estaban bien articuladas, presentadas, y argumentadas; que el liderazgo era eficiente y asertivo, no cambiaron su actitud? ¿Por qué persisten en querer dar atole con el dedo? ¿Creen que no se merecen justicia? ¿Los ven como bestias y no como seres humanos? ¿Creen que no merecen nada? Ni seguro social, ni Infonavit, ni ahorro para el retiro, ni un salario equiparable con el trabajo que realizan, ni escuelas dignas para sus hijos, ni agua o luz para sus miserables casas, ni respeto para sus mujeres. ¿Por qué permiten abusivas jornadas de 12 horas; que se les obligue a trabajar 7 días a la semana; que no se paguen horas extras? Si algunos funcionarios panistas, no fueran clasistas, racistas, frívolos, ignorantes, si no se asumieran de una casta superior, si no tuvieran la estúpida convicción de que el pobre es pobre por tonto o flojo y no porque seres humanos como ellos evitan o entorpecen su desarrollo, si no estuvieran tan orgullosos de su dinero y su ignorancia. La solución sería más sencilla. Poner por encima de los negocios de los amigos, la dignidad y los derechos humanos de los jornaleros. Yo esperaba otra cosa de este gobierno.   Jesús Alejandro Ruiz Uribe fue dirigente del PRD en Baja California, ex diputado local por el mismo partido y actualmente es Rector del Centro Universitario de Tijuana en Sonora. Correo: [email protected]  

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio