La presidenta del Tribunal


 
Dichoz y Hechoz Martes, 14 Abril, 2015 05:47 AM

Aunque pareciera error de dedo, más de diez magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Baja California se quejan de que no lo es. Que en el Poder Judicial no es el abogado Marco Antonio López Magaña quien ejerce las funciones que en membrete y por votación logró en calidad de presidente del Tribunal. Que no, insisten y completan: que quien tiene el poder tras el trono, es la ex presidenta de ese órgano colegiado, María Esther Rentería. Sucede que en los últimos días la división en el Tribunal ha redundado entre los magistrados que tiene Rentería, y los que le exigen a López Magaña que imponga su autoridad y deje de seguir la línea de la abogada que fue, durante poco más de siete años, titular de ese poder. Los magistrados se quejan de que López se deje llevar por la política de la dama Rentería, como eso de “inventarse” una controversia constitucional contra la Ley ISSSTECALI, solo para presionar al gobernador Francisco Vega a que les complete el presupuesto que ya se gastó. Y lo de “inventarse”, refieren, no es gratuito, pues insisten que han solicitado a López Magaña copia de la Controversia Constitucional y, una semana después, no se las ha entregado. Ya encorajinados por el actuar del presidente, señalan que ha pecado de omisión en otros temas. Por ejemplo, que no es él, sino María Esther Rentería quien controla el Consejo de la Judicatura, donde los cursos de orientación están perdidos. Que además no ha presentado la proyección del ejercicio público, como se comprometió cuando fue electo, tampoco el plan de “reingeniería” que haría al interior del Tribunal; les preocupa también que con la entrada en vigor del Nuevo Sistema de Justicia Penal en todo el país a partir de 2016, en Baja California no haya ni cursos para abogados, funcionarios y jueces. Tales afirmaciones las han concluido unos diez magistrados, quienes siguen exigiendo a López Magaña que se corte el cordón que lo une a Rentería, y empiece, de manera ordenada, independiente y consensuada, su presidencia. Por cierto, quienes promovieron un amparo en lugar de controversia en el caso de la Ley ISSSTECALI, fueron los magistrados inconformes con la manera del presidente del Tribunal, de obedecer a la ex presidenta. Y ganaron.  

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio