“El gobierno de Peña ya está agotado”: Navarrete


 
Martes, 28 Abril, 2015 03:01 AM

Los dirigentes del Partido de la Revolución Democrática -PRD, la tercera fuerza en el país- siguen defendiendo el pacto que firmaron con el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, con el PRI y con el PAN. Ahora, ya sin pacto que reverenciar, el dirigente nacional del Sol Azteca pinta su raya: “En el PRD hay tribus, pero en el PRI hay mafias”. El líder nacional pisa Tijuana. Viene en son de campaña y además, “a dar la cara”. El próximo junio será de elecciones, se renueva la Cámara de Diputados y se juegan nueve gubernaturas. En su visita le reclaman la Reforma Hacendaria que aumentó impuestos en la frontera, y que los perredistas secundaron la propuesta del Presidente. Además, que el actual gobernador panista -de quien Navarrete confiesa tiene “bastantes insatisfacciones”- llegó en 2013 al poder con la ayuda del PRD en una alianza electoral. Navarrete de nada lamenta: “Los arrepentimientos tienen cierto tufillo religioso, y en política se tomaron decisiones”. A la distancia, uno de los fundadores del PRD tiene sus reflexiones: * “El gobernador Vega no es lo que prometió que iba a ser”. * El gobierno de Peña Nieto está agotado. * Que las diferencias internas en el PRD hicieron partir a algunos de sus miembros icónicos: Andrés Manuel López Obrador, Cuauhtémoc Cárdenas, Marcelo Ebrard. * Obrador en MORENA: “Se siente muy a gusto en un partido hecho a su imagen y semejanza, no estoy hablando de los evangelios, pero se parecen”. *Cárdenas: “Nunca va a terminar de irse del PRD”. * Ebrard -recién afiliado a Movimiento Ciudadano-: “No sé si se sienta cómodo en la soledad de un partido pequeño y de llavero… Marcelo abandonó la casa grande, llegó a lo que pensaba un departamento de interés social, y le tocó un cuartito en la azotea”. Navarrete adelanta que el PRD realiza una investigación interna sobre el caso Iguala, en Ayotzinapa, donde 43 normalistas (y seis civiles) fueron desaparecidos de la zona rural del Estado de Guerrero por órdenes del alcalde perredista José Luis Abarca. De hecho, Navarrete asegura que la única pieza que le falta para saber “cómo diablos” llegó un tipo como Abarca al gobierno municipal y por el PRD, es hablar con él, lo cual ya tramitaron ante Gobernación. “En política solo hay algo peor que meter la pata, y es no sacarla”, argumenta. — Lo escuché decir que “en el PRD hay tribus, pero que en el PRI hay mafias”. ¿Lo sabe de cierto? “Lo sé de cierto y además lo imagino, como lo imaginan muchos. Mafias en Tijuana, en Baja California y en el país”. — Las conoce de cerca. “Las he visto actuar y tienen representantes múltiples”. — Entonces ¿cómo el PRD firmó un pacto con el partido de las mafias? “Hay tiempos de acuerdos y hay tiempos de confrontaciones, hay tiempos de reformas y hay tiempos de pedir resultados. Hay tiempos de acuerdo entre los adversarios, hay tiempo para todas las cosas. El tiempo de la reforma ya pasó. El tiempo de los resultados es ahora, y de pedir cuentas también”. — Entonces, sí se vale pactar con la mafia… “Se vale pactar con los adversarios. Ahora, no es lo mismo que la mafia de los Hank aquí, que los dirigentes en la Ciudad de México. Ustedes lo conocen bien, lo conocen, lo han sufrido”. — ¿Qué tanto conoce a Jorge Hank? “No lo conozco. Lo conocen más ustedes en su parte más adversa”. — A propósito, sería bueno que nos dijera si Manlio Fabio Beltrones financió su campaña a la dirigencia Nacional del PRD… “Es la primera versión que conozco. Nadie me lo ha preguntado porque ni es cierto, y ni lo he escuchado. Al diputado Beltrones le cuelgan demasiados milagritos y lo hacen aparecer donde nunca ha aparecido”. — En fin, cuéntenos. ¿En qué estado encuentra el país, a Baja California? ¿Cuál es el reporte que nos puede dar? “Encuentro a Baja California con la gente molesta, con la gente insatisfecha, reclamando. Hoy tuve una reunión amplia con el sector empresarial, se sienten abandonados por el Gobierno de la República. Lo que nos toca al PRD es que vayamos a la revisión de la Reforma Hacendaria”. — ¿A revisarla, dirigente? No a echarla abajo. “A revisar sus consecuencias. Los empresarios de la frontera tienen con qué evaluar cómo estaba la economía antes de la reforma. El empleo, el consumo, cómo está la recaudación, la apertura o cierre de negocios. Con los diputados electos del PRD habrá una evaluación de los efectos concretos”. — Su visita removió el tema de la homologación del IVA y la Reforma Fiscal. “¿Ya no estaba?”. — No tan ferviente como la que Usted percibió. “Hoy en la mañana todos me lo dijeron en la mesa de los empresarios”. — ¿Será porque Usted y el PRD la apoyaron? “Será porque soy el único que da la cara para evaluar las reformas”. — Dirigente, sin duda, el tema cobró vigencia con su visita. “En las reuniones que tuve sí, se colocó en la mesa”. — Y la prensa se lo cuestiona también. “Sí. Son inquietudes y planteamientos atendibles. Insisto: no sé si algún dirigente del PRI haya venido a darle la cara y no sé si el presidente nacional del PAN haya venido a decir las cosas desde aquí; yo sí”. — Sobre los jornaleros en San Quintín y el reclamo, la exigencia que Usted le hace al gobernador de Baja California, el mismo con quien tuvo una alianza el PRD en la elección de 2013… “No. La alianza terminó un día antes de que tomara posesión el gobernador Vega, sí, ni siquiera cuando tomó posesión. Un día antes”. — ¿Por qué?  “Por qué razón… porque en Baja California hubo una alianza electoral, y contribuimos a que fuera elegido gobernador, pero no hubo una coalición de gobierno, nosotros no estamos en el gobierno, no somos corresponsables de su gobierno, no somos parte de su proyecto. Y por el contrario, a dos años y medio de que tomó posesión, tenemos bastantes insatisfacciones, por no decir otra cosa”. — ¿Se arrepiente el PRD de esa alianza? “Los arrepentimientos tienen cierto tufillo religioso, en política se tomaron decisiones y se corrigen ambos”. — ¿Entonces de qué se lamenta? “Nunca me he lamentado de nada, no soy hombre de lamentos; soy hombre de elección”. — ¿De qué se puede arrepentir el PRD? “Cuando se cometen errores, se corrigen. En política solo hay algo peor que meter la pata, y es no sacarla”. — ¿Entonces me puede decir un sí? ¿Es un error, o fue un error la alianza con el PAN en Baja California? “No, y te voy a decir por qué. Kiko Vega puede estar haciendo un mal gobierno, pero si estuviera gobernando el PRI estaría peor. ¿Hank gobernando? Bueno, ya anda muy cerca del poder, ya comparte el poder, según me han informado, hasta un hijo tiene en el Gobierno del Estado, ¿no?”. — Así es, y la secretaria del Trabajo es una persona muy identificada con él, Juanita Pérez Floriano. “Mira nada más, en lo que terminó este gobierno azul…”. — ¿Ha escuchado de esta alianza fáctica entre Hank y Kiko? “Sí, me la han platicado, lo cual a mí no me gusta, me parece que el gobernador Vega no es lo que prometió que iba a ser, simplemente”. — ¿Por qué canceló su gira a San Quintín? “Porque los dirigentes andan en México, que no quise que se viera como una intromisión donde aprovechando que los de allá están en México, llego a tratar con los compañeros… No; respeto para ellos”. — Mancera para 2018, o nos esperamos… “Nos esperamos después de junio. A ver, ¿qué de raro tiene que un jefe de Gobierno en funciones esté proyectado para la campaña presidencial? Corona del Rosal, Hank González aunque no podía, Sentíes, Manuel Camacho, Cuauhtémoc Cárdenas, López Obrador, Marcelo Ebrard… hay una especie de seducción en la Jefatura de Gobierno porque están a cien metros de Palacio Nacional, yo creo que diario que corren la cortina, lo ven y dicen ‘ahí está la siguiente etapa’, ¿no? Y ninguno lo ha logrado, por cierto, aunque lo han intentado varios”. — ¿Qué tendrá esa silla? “¡Pues algún embrujo! (risas) La cercanía los hace muy atractivos. Déjame platicarte una anécdota: era López Obrador jefe de Gobierno en 2003, y un día fui a ver con él… ¿qué crees?… ¿qué crees? ¡Temas electorales! (risas). Con el jefe de Gobierno, López Obrador, como secretario general fui a tratar temas electorales de la capital, para que ahorita anden diciendo que Marcelo no se meta,  y estando en su oficina, que era la misma de Marcelo Ebrard, platicamos de temas y de pronto se para del escritorio, me deja sentado en la silla con un café a un lado y se va a la ventana, sin decirme nada. Y corre un poquito la cortina y le digo, ‘¿qué está haciendo?’. No me dijo ‘vente’ ni nada. Paro de la silla, lo acompaño, recorriendo la cortina dice: ‘Desde ahí, Carlos… desde ahí es donde podremos transformar el país, esto es como una alcaldía grandota, pero ahí es donde se transforman las cosas’. Ya estábamos midiendo la distancia del Palacio del Ayuntamiento al Palacio Nacional”. — ¿Y no se le antoja a Usted? “No. Categóricamente no”. — ¿Qué se le antoja a Usted? “Se me antoja, aspiro a hacerle el mayor bien a mi país y a mi partido, en ese orden”. — ¿Desde dónde? “De donde me toque”. — Bueno, alguna aspiración ha de tener… “Si el ser humano no tiene aspiraciones, no vive, hay que ser muy precisos en el tema de tus aspiraciones. A mí no me enloquece ninguna candidatura presidencial”. — ¿Y la Jefatura de Gobierno? “Tampoco… Bueno, ya veremos, pues”. — Por cierto, ¿se siente cómodo con Marcelo Ebrard fuera de su partido? “Más bien no sé si se sienta cómodo Marcelo en la soledad de un partido pequeño y de llavero, ¿eh? Marcelo abandonó la casa grande y llegó a lo que pensaba un departamento de interés social, y le tocó un cuartito en la azotea”.  — ¿No fue el PRD quien le abrió la puerta? “No, ni le abrimos la puerta, ni lo corrimos. Él se fue solo”. — ¿Y a Andrés Manuel sí? ¿Mejor allá, en MORENA? “Yo creo que Andrés se siente muy a gusto en un partido hecho a su imagen y semejanza, no estoy hablando de los evangelios, pero se parecen”. — ¿Cuál es la salida que más le lastimó al PRD? “Después de casi cuarenta años de militancia política, yo ya entendí que los partidos son instrumentos para la reacción política, no son capillas ni iglesias, ni agrupamientos religiosos, ni sectas”. — ¿Y los “Santos Chuchos”?  “Ni los ‘Santos Chuchos’ ni los ‘Diablos Andrés Manueles’, ni nadie. A ver, Marcelo lleva: PRI, Verde, Centro Democrático, PRD, Movimiento Ciudadano, lleva cinco. Andrés ya lleva PRI, PRD, MORENA… ya lleva tres. Y no los critico. Los partidos son instrumentos de reacción política, y por lo tanto, que cada quien se acomode las siglas y en las filas que más se sienta a gusto. Yo me siento a gusto en el PRD, es mi partido, llevo varios años construyéndolo, no me dan ganas de irme a hacer otra cosa”. — ¿Ni la ausencia de Cuauhtémoc Cárdenas lastima al Sol Azteca? “Es una ausencia muy presente,  yo creo que Cárdenas nunca va a terminar de irse del PRD, ni nosotros alejarnos de él, es un paralelismo. Es un hombre que ejemplifica una corriente que en el 88 se encontró con los socialistas y comunistas mexicanos, y juntos formamos un partido, eso no se nos olvida”. — Escuché que el PRD instauró una Comisión para la Investigación de Iguala. “En partido, sí”. — Platíqueme de ella. “Nosotros tenemos que reconstruir lo que ocurrió, porque bien a bien, no sabemos qué ocurrió”. — ¿La versión de la PGR no es válida? “Lo que ocurrió dentro del PRD, lo que ocurrió después le toca a la autoridad. Qué pasó en Guerrero para que fuese posible para que un tipo como Abarca fuera presidente municipal, de dónde surgió, quién lo propició”. — Pensé que Usted lo sabía. “No. Hay muchas versiones confusas, hay acusaciones mutuas, hay versiones de muy diversos tipos, entonces, el Consejo Nacional dijo, ‘reconstruyamos la historia de lo ocurrido’, y como eso tiene que ser reconstruido, conformamos una Comisión, la dirige Pablo Gómez Álvarez, cuatro integrantes. Ya fue a Guerrero, ya entrevistó a dirigentes, a los que fueron candidatos, ya revisó los documentos de la convocatoria, ya verificó un conjunto de hechos y falta un testimonio relevante, es lo único: entrevistar a Abarca. Con ello terminan de armar la historia, redactarán un informe y lo van a entregar con el Consejo Nacional pero no han podido verlo, está blindado por seguridad. Ahorita mismo saliendo de aquí de tu oficina voy a hablar con el secretario de Gobernación, reiterándole la petición de que permita que la Comisión del PRD entreviste a Abarca. Si (Abarca) acepta una plática que dé su versión, a ver si terminamos de armar el rompecabezas de qué diablos ocurrió”. — ¿Y cuál es la versión personal del dirigente nacional, la que Usted conoce? “El tema de Guerrero explotó el día que me dijeron en la noche, ahí me enteré de cosas, qué pasó en Guerrero, de qué se trata, a las dos de la mañana surgió el dato en la Comisión Nacional, por eso lo estamos reconstruyendo”. — ¿Habrá varios Abarcas en el PRD como alcaldes? “Hay muchos Abarcas en la sociedad mexicana, fuera y dentro de los partidos, en todos los sectores”. — ¿Pero no ven la necesidad como partido de deslindarse de otros, antes de que suceda algo similar con un alcalde que tenga sus vínculos…? “Nos hemos deslindando de más de alguno, y hemos aplicado el código de ética interno ya en una o dos ocasiones, y hemos cerrado la puerta a candidaturas”. — ¿En esta elección? “Claro, desde finales de noviembre aplicamos el código, lo aprobamos, y en este proceso, cuando hay alguna versión preocupante, bajamos la cortina mejor”. — ¿Nos puede decir si en este proceso interno en el partido hubo personajes con vínculos? “Hubo versiones que me preocuparon, y entonces bajé la cortina para impedir que se avanzara en cualquier aspiración, yo creo que el PAN y el PRI también, nada más que ellos son…. les gusta lavar la ropa sucia muy en privado. ¿Tú crees que el PRI no tiene? Creo que es el que más tiene, nada más que ahí hay una cuestión, mira, taparnos los unos a los otros, nada más,  y aquí en privado atajamos las cosas”. — ¿Ya no ha habido o habrá otro pacto con el gobierno o con el PRI? “No lo veo. Yo creo que el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto está agotado, se agotó antes de la mitad del periodo, antes. Hay una ola que sacude a los gobiernos de América Latina, de tráfico de influencia, de asuntos de acciones indebidas que han cimbrado a sus gobernantes, y yo creo que en México se ha empezado a acabar la paciencia de la gente. Veo bastante desgastado a este gobierno, parece que está  terminando el quinto año y todavía no termina el tercero. Entonces, qué caso tiene volver a pactar con un gobierno que defraudó expectativas y que está arrinconado”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio