Comparte su talento


 
Espectáculoz Lunes, 27 Abril, 2015 07:00 PM

Llena de emoción, Natalia Lafourcade compartió los versos de su discografía ante un millar de tijuanenses que, regocijados, poblaron la Sala de Espectáculos del Centro Cultural Tijuana (CECUT), donde la pequeña cantante instrumentó una noche nostálgica que avivó temas del ayer y de “Hasta la Raíz”, su última placa. “Buenas noches, cómo están, Tijuana bonito. Es un placer. Mi corazón está latiendo súper fuerte, siempre lo hace pero hoy es de esos días que lo hace más. Es mi segundo show con ‘Hasta la raíz’ (nuevo álbum). Me llena de emoción poder tocar esas canciones, y celebrar que dos días antes logramos el sold out (boletos agotados)”, precisó. Resplandeciente de pies a cabeza, Natalia sedujo a adolescentes, jóvenes y adultos por igual, hipnotizándolos con las estrofas de “Para Qué Sufrir” y “Vámonos Negritos”, extraídas de su más reciente álbum, el pretexto de la visita de la joven cantautora mexicana que se hizo acompañar de un ensamble de instrumentistas. Sonriéndole la noche, ella cantó de pie, sujetando una guitarra eléctrica que la escoltó junto a la trompeta, teclados, tambores, percusiones y cuerdas con los que se dibujaron los encantos, sonrisas y el éxtasis en los rostros de sus adeptos, quienes aplaudieron, se hayan agregados temas de “Mujer Divina”, álbum homenaje a Agustín Lara. Ilustrando los temas en una pantalla, Lafourcade agrandó el sentimiento de la velada insertando al repertorio temas como “La Fugitiva” y “Amor de mis Amores”, así como atestiguando cómo uno de sus fans concretó su petición matrimonial. Luego de la pausa, la multiinstrumentista entonó “Amarte Duele”, “Casa” y “Un Pato”. Entre toques jazzeros y tintes de bossa nova, la intérprete provocó los aplausos de un público que de pronto se puso de pie para bailar y cantar “En el 2000”, para después, sumergida en atmósferas rojizas, entonar “Ya No te Puedo Querer”, “Nunca es Suficiente” y “Mi Lugar Favorito”, de su última visita al estudio. Demostrando lenguaje cotidiano, defendiendo su voz e invitando a no perder la esencia, el recital fue cerrando su capítulo con “Limosna” y “Aventurera”, del álbum “Mujer Divina”, dando también espacio en su lista de canciones a “Bonita”, altamente coreado por las mujeres, momento que calificó Natalia con un “qué linda energía”. “Un placer tocar para ustedes, gracias por venir”, apuntó, no sin antes despedirse de su público bajacaliforniano con “No Más Llorar” a ritmo del piano y “Azul”, que coloreó en las pantallas con un performance audiovisual que agradecieron chicos y grandes, en lo que quedará como una noche memorable.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio