Cierra ciclo el sonido de la frontera


 
Espectáculoz Lunes, 13 Abril, 2015 07:00 PM

Hay que dejar en claro las cosas: los músicos principales detrás de Nortec Collective no abandonarán los escenarios, ni se separan. En pocas palabras, tal adiós no existe. Al menos no en términos estrictos. Es cierto, el sonido Nortec llegó a su punto máximo y ahora tiene que ceder a lo siguiente, pero el talento que hizo de éste una referencia directa a la ciudad, permanece junto. Quizá no sea lo que la mayoría de sus fanáticos desean, sin embargo, para ellos es la decisión más sensata que pudieron tomar después de los logros y experiencias que consiguió el colectivo al mezclar ritmos electrónicos con norteños. “El sonido que hicimos, ahora sí que el sonido que buscamos con ello, llegó a su fin. Creo que ya hicimos toda la experimentación que queríamos hacer, desde haber tocado con la banda de música de Zacatecas (en el Festival Cervantino de 2009), como con todo un ensamble con muchas tubas y casi cincuenta músicos en vivo y haber tocado con la Filarmónica de la Ciudad de México, o aquí con la Orquesta de Baja California, hicimos muchas cosas. Nortec también era la fusión de este sonido de la frontera, pero ya llegamos a la parte de regresar a nuestras raíces, que siempre ha sido la música electrónica. Lo que viene para nosotros ahora es meramente electrónica, un sonido completamente electrónico que en mi caso sí quiero incursionar quizá en cosas un poquito más como ensambles de música clásica, etcétera… no sé, otras cosas”, declaró en entrevista con ZETA Pepe Mogt, mejor conocido como Fussible al presentarse en el colectivo musical. Creativamente junto a él por 27 años, ha estado Ramón Amezcua, con quien después de trabajar en diversos proyectos, ideó el nacimiento de Nortec Collective a finales de los 90s: “Nosotros hicimos el colectivo porque hicimos esa convocatoria, hicimos ensayo de disco, hicimos la convocatoria para invitar a más músicos a que participaran e incluso terminamos casi, casi produciendo el primer material de los demás integrantes y sacamos los primeros discos. Después me acuerdo que cuando empezamos a hacer nuestras cosas solos, todos pensaban que Nortec se acababa o ya no sería lo mismo. Siempre hemos estado juntos y vamos a seguir trabajando haciendo cosas juntos, pero también cosas por separado, como lo hemos hecho toda la vida”. Principalmente, sus planes individuales recayeron en Point Loma (Bostich) y Latinsizer (Fussible), mientras que en mancuerna se enfocaron en editar tres álbumes como Nortec Collective Presents: Bostich + Fussible, siendo éstos “Tijuana Sound Machine” (2008), “Boulevar 2000” (2010) y “Motel Baja” (2014). “Como que todo se acomodó. El disco ‘Motel Baja’ es el último disco de Nortec. Lo trabajamos de esa manera y coincidió que los festivales empezaron a pedir las fechas. Nos han preguntado si es una gira de despedida, pero no, más bien Ramón y yo ya habíamos acordado que íbamos a hacer la gira de ‘Motel Baja’, y en cuanto acabara la gira, íbamos a buscar otro camino musical”, detalló el músico. La promoción del disco comenzó oficialmente el 14 de marzo de 2015, cuando la dupla tocó en el festival Vive Latino en la Ciudad de México. “Ésta fue la cuarta vez que cerramos el festival, y ahora sí que para nosotros fue el último Vive Latino que tocamos.  Preparamos un show diferente, tuvimos la colaboración de Wolfgang Flür (Kraftwerk) y se hizo todo un cambio en lo que habíamos estado tocando anteriormente. La gente lo tomó de esa manera, como nuestra última presentación, aunque siguen otras fechas”. La próxima escala de los Nortec es en Indio, California, donde serán los únicos representantes de México en la edición del festival Coachella, que este año tiene como actos principales a AC/DC, Jack White y Drake. El sábado 11 y el próximo 18 de abril, ambos tijuanenses participarán luego de haberlo hecho en 2001 por primera vez: “Nosotros tocamos hace casi quince años en Coachella y obvio era un festival grande, un festival ahora sí que con muchos artistas y todo, pero hoy ya es toda una institución. Obviamente el salto es grandísimo, es casi una ciudad gigante llena de eventos, de carpas y de todo, ha crecido en todo. Costaba 60 dólares entrar a Coachella o 30, 40 por boleto, y hoy son 300 dólares o más, es una locura”, apuntó Mogt, para agregar que el paso del tiempo consiguió darle mayor apertura al género de la electrónica: “Hoy en día también la música electrónica ha crecido. La música electrónica ya tiene mucho tiempo, pero hoy en día incluso ya los festivales de música electrónica son más grandes que los de rock, cosa que antes no pasaba. A nosotros en Tijuana nos tocó lidiar con eso, estaba el rock y la música electrónica como a un ladito, como las cosas pequeñas, y ahora las cosas han cambiado bastante”. Visitar Querétaro (24 de abril) y Monterrey (25 de abril) para el festival Pal’ Norte, son algunas de las demás fechas con las que cumplirán Bostich + Fussible, aunque la gira de “Motel Baja” también incluirá lugares como Montreal, Venecia, Londres, Argentina y Colombia, muestra del alcance internacional del colectivo que además contó con Jorge Verdín (Clorofila) y P.G. Beas (Hiperboreal). Ante el cercano cese de actividades de Nortec Collective, ZETA preguntó a Fussible si llegaron a sentir más compromiso con el proyecto, después de atraer la atención fuera de México y comenzar a ser referenciados como un ícono musical de Tijuana y el Norte del país: “Nunca lo vimos como responsabilidad. Desde el día uno en el Río Rita, en 1988, hasta el día de hoy, para mí la única responsabilidad es seguir haciendo música. No siento una responsabilidad de quedar bien por lo que se ha estigmatizado de Nortec. No quiero sonar egoísta ni mucho menos, pero no hacemos la música para quedar bien con el público o la compañía, o con un lugar o festival. La hacemos porque adoramos la música, Ramón y yo amamos la música… no es que sintamos una responsabilidad, tan así que por eso dejamos Nortec, porque realmente ya llegó el momento en que creativamente ya fue, ya hicimos lo que teníamos que hacer y más bien hay una responsabilidad de nosotros mismos como personas de decir que no nos podemos quedar en Nortec, hoy en día es una zona de confort. “Podemos seguir tocando cinco, diez años y regularmente vamos a seguir teniendo fechas, pero creativamente para nosotros la responsabilidad como músicos y en nuestro interior, es seguir cambiando, seguir evolucionando, seguir experimentando en otras cosas. A lo mejor lo que hagamos después no va a ser tan exitoso como Nortec, quizá no va a tener el impacto que tuvo Nortec, sin embargo, yo no estoy a la expectativa. Ramón y yo estamos en que vamos a hacer algo que realmente nos llene a nosotros”, dijo. Ahora el camino cercano de la pareja de colegas y sobre todo amigos, está decidido. No habrá más promoción o discos de Nortec, pero los planes como músicos siguen. De ser “unos morritos de 17 o 18 años” que se conocieron y empezaron a colaborar, consiguiendo “desde entonces imprimir discos internacionales” cuando en México la música electrónica no tenía demasiada fuerza, pasaron a transmitir sus ideas en conciertos, igual que ahora, consideran lo hacen a través de redes sociales; posteriormente emprendieron el reto de crear Nortec Collective, proyecto que les deja satisfacciones que saben, difícilmente superarán, pero no están dispuestos a que los detenga en su evolución como músicos. “Siempre es un pacto de ciclos”, concluyó Pepe Mogt. Aunque los creadores de canciones como “Shake It Up”, “Norteña del Sur”, “Do It”, “Centinela” y “Camino Verde” participaron en la inauguración de la temporada de beisbol de los Toros de Tijuana, preparan una presentación especial para sus fanáticos en la ciudad, misma que cerrará la gira de “Motel Baja”, por lo que la anunciarán más adelante.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio