Candidatos evitan hablar de inseguridad


 
Lunes, 27 Abril, 2015 08:00 PM

En el primer debate realizado el 21 de abril por la radiodifusora Promomedios California y conducido por el periodista Miguel Ángel Ojeda en el programa “Panorama Informativo”, la presentación de propuestas, réplicas, contrarréplicas y mensaje final fueron prácticamente un tiro de calentamiento entre los candidatos a la presidencia municipal de La Paz, previo al debate oficial que organiza el Instituto Estatal Electoral rumbo al proceso electoral del próximo 7 de junio. En medio de un clima tenso y empañado por la privación ilegal de la libertad del priista Jesús Eduardo Castellanos de la Torre, los cinco aspirantes a la alcaldía paceña enmudecieron y, a excepción de la candidata del Partido Encuentro Social, Elizabeth Wayas Barroso,  sacaron del discurso político y de su proyecto de gobierno el tema de seguridad, a pesar de ser el principal reclamo del electorado, según reveló el 8 de abril la encuesta publicada por Consulta Mitofsky. No se sabe si por desconocimiento, prudencia o precaución, los aspirantes como quien dice le dieron la vuelta al tema y prefirieron abordar profundamente -en cada bloque- las temáticas de ordenamiento administrativo, agua potable y servicios públicos. Forzosamente, solo porque el tema de seguridad venía dentro del debate, lo abordaron y no para presentar propuestas concretas y resolver de raíz el problema que tiene en la zozobra a la población. Más bien, desperdiciaron el tiempo en sacarse los trapitos al sol unos a otros y entrar en una discusión sin sentido de sí se habían o no desviado recursos del Subsidio para la Seguridad en los Municipios (SUBSEMUN). A excepción de la primera y última ronda, los candidatos tuvieron un minuto para responder a alusiones y señalamientos directos unos contra otros. Participaron en el debate: * Armando Martínez Vega, del PAN y PRS. * Axxel Sotelo de los Monteros, del PRI- PVEM-PANAL. * Saúl González Núñez, del PRD-PT-Movimiento Ciudadano. * Sergio Polanco Salaices, de MORENA. * Elizabeth Wayas Barroso, del PES.   Proyecto de gobierno   El primero en hablar fue el panista Armando Martínez Vega, quienes expuso que su propuesta estaba construida en las necesidades y peticiones de los ciudadanos, y seguro de sí mismo (tras presumir que después de tener la constancia de mayoría y realizar la entrega-recepción) adelantó que “los cuatro principales ejes rectores” de su gobierno serían: “reordenamiento administrativo, servicios públicos, desarrollo económico y desarrollo social”. Más ordenado, el segundo en intervenir fue el priista Axxel Sotelo de los Monteros, quien declaró, su proyecto como alcalde partiría de tres directrices esenciales: ordenamiento interno, transparencia y rendición de cuentas, así como la participación ciudadana. Partiendo de ello, “habría siete ejes rectores” en su administración, como son transparencia y rendición de cuentas; gobierno digital y ordenado; desarrollo económico y sustentable y de empleo; desarrollo social y participación ciudadana; urbanismo e inmovilidad urbana; además de deporte y cultura”. El tercero en presentar su proyecto de gobierno fue el perredista Saúl González Núñez, quien de entrada presumió “experiencia de veinte años como servidor público federal, estatal y municipal”, y habló de transparencia y comunicación abierta hacia los empleados del gobierno”; situación que no se reflejó en una propuesta concreta de lo que sería su administración. Inclusive tartamudeó y cascabeleó. Solo ofreció cultura, deporte y apoyo a la sociedad y sectores vulnerables. Sotelo de los Monteros aprovechó el espacio para dirigirse a los empleados del Ayuntamiento de La Paz, a quienes garantizó “oportunidades para todos” y privilegiar las labores de los trabajadores y los derechos a los servidores públicos, “sobre todo al público (sic), que es la parte que nos empieza a observar hoy”. El cuarto en participar en el debate de Promomedios California fue el morenista Sergio Polanco Salaices, quien de arranque comentó que su gobierno tendría una plataforma de tres ejes rectores: familia, economía y desarrollo de la ciudad. Según el abanderado de Movimiento Regeneración Nacional, han llevado a cabo la conformación de un plan estratégico de trabajo que parte de las necesidades más sentidas de la población, solicitadas campaña tras campaña, donde solamente han sido engañados. Con evidentes problemas de dicción, afirmó que realizaría un programa integral a tomar en cuenta los sectores más vulnerables y desprotegidos, ofreciendo facilidades para un mayor desarrollo en su vida cotidiana. La quinta y última intervención fue la de Partido Encuentro Social (PES), Elizabeth Wayas Barroso, quien declaró que el proyecto de su gobierno tiene título, “Oportunidades Reales para Todos”, e incluye zonas rurales y urbanas. A excepción de los cuatro abanderados anteriores, Wayas fue la única en poner el tema de seguridad como parte de su plan rector de gobierno, calificándolo como “una urgente necesidad del Municipio”. No especificó cómo ni de qué manera lo haría, pero dedujo que es necesario por los hechos violentos que lastiman a la capital del Estado, y apostó a la coordinación entre todas las instancias gubernamentales como una medida para resolver el problema.   Ordenamiento administrativo   En este tema, el panista Armando Martínez Vega consideró como “prioritario” este asunto porque -dijo-“va a ser el eje rector que permita sacar adelante a todos los servicios públicos, porque ahorita estamos trabajando en un diagnóstico para sacar adelante las finanzas públicas municipales”. El candidato aprovechó el espacio para cuestionar a la administración priista de la alcaldesa de La Paz, Esthela Ponce Beltrán, y comentó que cuando fue regidor en 2005, la deuda estaba estimada en 300 millones de pesos. “Hoy vemos con mucha tristeza que rebasó los mil millones de pesos, y la deuda se justifica cuando hay obras y se ven reflejadas en beneficio de la sociedad, porque hay calles iluminadas y pavimentadas; lamentablemente observamos que el crecimiento de la deuda fue enorme y no tenemos resultados a la vista en beneficio para la sociedad”, expresó textualmente. Aparentemente más informado de la situación, Axxel Sotelo comentó que su proyecto de gobierno se basaría en tres aspectos esenciales, como la sistematización de todas las áreas gubernamentales, emprender un programa de austeridad y la evaluación permanente de servidores públicos. De entrada, anunció la creación de la Contraloría Social, donde participe directamente la sociedad en su conjunto, ajena a la administración pública y partidos políticos, y colaborando en la fiscalización y supervisión de una parte del presupuesto y del ejercicio del gasto y desempeño de cada uno de los servidores públicos. Aún dudoso, el perredista Saúl González Núñez reconoció que “el Ayuntamiento de La Paz pasa por una crisis y deuda muy grande, de mil 057 millones, y con un retraso en las cuentas públicas desde noviembre pasado… y no sabemos -desde entonces- cuál es la deuda real”. El aspirante definió “el pago puntual a los trabajadores” como el tema número uno en la materia y racionalización del gasto y eliminación de eventos masivos, e incrementar la recaudación a través del portal de internet, quioscos y ventanillas únicas, así como bajar el sueldo a funcionarios públicos e implementar un programa de transparencia y rendición de cuentas. Por su parte, Sergio Polanco, de MORENA, estimó que de ganar el proceso electoral emprenderá un programa de reestructuración de áreas, reducción de gastos, mejora a los servicios públicos municipales y revisión de adeudos para firmar convenios de pago de proveedores contraídos con la administración saliente, previa investigación minuciosa de cada caso. Por último, Elizabeth Wayas Barroso, del PES, dijo estar de acuerdo con las exposiciones de todos sus adversarios, pero fue más allá: “No debemos tener más gastos superfluos y pago de asesores, excepto aquellos que participen en proyectos concretos, como sacar aviadores y saldar deudas. Realmente necesitamos apegarnos a la Ley, y tener principios y valores para hacer la diferencia, y sobre todo, buena voluntad y vocación de servicio para apegarnos a la Ley y cumplir con todo lo anterior”.   Seguridad pública   Quizá el tema más espinoso del debate, y que cuando menos cuatro de los cinco candidatos no metieron en su plan de gobierno, fue justamente el de seguridad. El panista Armando Martínez Vega consideró necesaria “la capacitación y equipamiento para la Policía Municipal de La Paz, ya que de ahí deriva la inseguridad en las colonias, como robos y asaltos, donde la falta de alumbrado público va de la mano con el tema”. El abanderado blanquiazul agregó que en caso de ganar, enviará todos los currículos de los mandos al Sistema Nacional de Seguridad Pública para su revisión y análisis previo a presentar la propuesta al Cabildo. “No voy a meter amigos, no voy a meter compadres o responder compromisos políticos en un tema tan delicado como es la seguridad, y por supuesto, voy a poner a funcionar las subcomandancias que hace algunos años se crearon por la sectorización para el cuidado de barrios y colonias, y lamentablemente, hoy son nidos de malvivientes”, advirtió. Cuando más encarrilado estaba el abanderado del PAN y a punto de entrar en más detalles, el moderador y conductor del debate, Miguel Ángel Ojeda, cortó la inspiración e indicó que el tiempo se había agotado. El priista consideró el tema como “sustancial” y aclaró que lo abordaba con un profundo profesionalismo y sensibilidad, ofreciendo de arranque impulsar la creación del Servicio Profesional Policial, el cual permitiría mejorar la preparación, condición laboral y salarial de los agentes de seguridad. Asimismo, se comprometió a aportar mayores recursos al Subsidio para la Seguridad en los Municipios (SUBSEMUN) e incrementar el recurso para la capacitación y equipamiento de los policías, además de buscar un aumento salarial, a razón de que “sí tenemos agentes bien pagados, vamos estar al margen de la corrupción y sobre todo estarán blindados contra el crimen organizado”. Aun cuando no lo marcó como prioritario en el eje rector de su potencial gobierno, el perredista Saúl González Núñez citó que la seguridad está por “encima de todo”, y aseguró tener un plan integral para el municipio de La Paz, sobre todo por su experiencia, al haber sido director de Seguridad Pública en la administración de Rosa Delia Cota Montaño. Los principales puntos son: desarrollo profesional de los policías, equipamiento, comandancias, sectorización y prevención del delito. El candidato del Sol Azteca no se quedó con las ganas y, aprovechando el debate, le puso el cascabel al gato y se le fue encima a los abanderados de los partidos Acción Nacional y del Revolucionario Institucional. “De todo esto que estamos hablando, tenemos que hacer algunas preguntas, porque Don Armando era el secretario general de Gobierno y también secretario ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública del Estado. ¿El C3 está funcionando y sí está certificado?, porque queremos tener la certeza de que nuestros elementos están certificados, porque si no es así, tenemos un problema grave de poder transparentar los recursos que están llegando por SUBSEMUN. Ahí cabe comentar que son 13 millones de pesos que nos da la Federación, y no hay cómo poderlos incrementar, a menos que empecemos a calificar muy bien. Yo creo, como lo menciona Axxel, necesitamos fortalecer, y Axxel: son 13 millones los que necesitamos, pero hay un grave problema: ahorita hay una falta de recursos del SUBSEMUN por 12.3 millones de pesos, que no ha podido justificar el municipio de La Paz en este momento, y vemos grave que no nos puedan dar y poder seguir trabajando en la siguiente administración que vamos encabezar; y creo que la gente quiere una buena seguridad pública”, ejemplificó. El primero en responder fue el panista: “Cuando estuvo como secretario de Gobierno, en el caso de La Paz no se concluyó el tema de equipamiento porque hubo desviación de recursos, no nada más es el SUBSEMUN, trabaja el Fondo para el Fortalecimiento de Seguridad, y se te da para patrullas, equipamiento y armamento; ha habido desvío y no se han aplicado los recursos, por eso La Paz está pasando por ese problema”. Enseguida, el candidato priista arengó: “Ambos candidatos, el del PAN y el de las izquierdas, tuvieron la oportunidad, uno de detentar la Secretaría General, donde se diseña prácticamente la política pública en materia de seguridad, no obstante, tenemos los índices más altos de incurrencia (sic) en delitos del fuero común, como robo de casa habitación y de vehículos. Y en el caso de la profesionalización desde 2009 hubo una reforma sobre la profesionalización, y creo que al compañero de las izquierdas le tocó en ese entonces, y por lo visto creo que no se hizo”. Sobre el desvío de recursos, el abanderado del tricolor lanzó una pregunta: “¿Por qué no hizo la denuncia correspondiente como responsable de la Junta Ejecutiva de Seguridad del Estado?”. Por el tipo de formato del debate, los abanderados del PAN y del PRI no pudieron contestar, pero el que sí agarró viada fue el candidato de MORENA, Sergio Polanco, quien habló de La Paz que se perdió: “Los ciudadanos ya estamos cansados y hartos de que los políticos nos engañan, y más aún que hayan dejado que este clima de inseguridad creciera, como si no tuvieran la capacidad para sacar adelante este tipo de problemas, y aun así, cínicamente vengan a pedir el voto”, reclamó, para después precisar que en caso de resultar ganador en las elecciones, implementará un programa integral donde la prioridad sea la concientización y prevención del delito en todas sus modalidades, porque es indispensable “regresar La Paz a nuestras familias”. Para concluir, la candidata del PES resaltó que en el tema de seguridad “no hay gran cosa que decir”, porque ya lo había planteado en su eje rector de gobierno, y lo único que debía garantizar era la integridad física de cada uno de los ciudadanos de La Paz. Lo que sí planteó Elizabeth Wayas, fue el nombramiento de mandos a través del consenso de los propios compañeros, y ofreció “premios económicos” a todos aquellos agentes de seguridad que destaquen por sus actos heroicos, inclusive un programa de reasignación de todos aquellos que ya estén cansados y puedan ser útiles en otras áreas del gobierno y promover la basificación a los mejores elementos por antigüedad de servicio.   Servicios públicos     El panista Armando Martínez Vega garantizó que en su probable administración “habrá de dar prioridad al alumbrado público, porque quiero gobernar una ciudad completamente alumbrada y con un sistema moderno, y evitar que maleantes puedan robarse el sistema (sic) de alumbrado y no tener fallas en la luz”. Y ofreció mayor eficiencia en la recolección de basura y limpieza constante en espacios públicos, además de promover el transporte público a todas las colonias de la ciudad. Mientras el priista Axxel Sotelo expresó que los servicios públicos son una obligación constitucional, de ahí su promesa de una sistematización e instauración de procesos administrativos en todas las áreas: “Sabemos que tenemos la obligación de mantener las calles, ofrecer agua potable y drenaje, limpiar y recolectar la basura, manejar los residuos sólidos y tener limpios parques y jardines; debemos trabajar en un proyecto de restructuración del alumbrado público y ampliar la cobertura en toda la ciudad”. Sin embargo, para el perredista Saúl González Núñez lo “primordial” es mejorar la imagen urbana; para ello remodelaría 145 parques y así llevar la fiesta en paz con los más de 625 empleados. “Lo primero es mejorar la casa para poder dar unos buenos servicios (sic) en el alumbrado público, recolección de basura y resolver el tema del panteón que solo tiene seis meses de vida, tenemos que empezar a ampliar ‘El Zacatal’ de manera urgente”, detalló. En su opinión, actualmente La Paz tiene más de 25 mil luminarias fuera de servicio, solo funcionan “alrededor de 19 mil”. “Todo mundo le apuesta a las luminarias porque se ha convertido en un nido de corrupción, pero viéndolo como un negocio, hoy tenemos que poner todas esas lámparas, pero la gente no confía en nosotros porque el servicio no es eficiente y los trabajadores no traen uniformes,  a veces ni materiales, y obviamente no pueden resolver el problema”, admitió. Por su parte, el candidato de MORENA compartió que “en el andar” se ha encontrado colonias enteras que por las tardes se vuelven oscuras, además de “bonitas glorietas de basura” y terrenos baldíos que son foco de infección y riesgo para todas las familias. Sergio Polanco se confesó molesto por el cobro de recibos de agua por parte del Ayuntamiento, de un servicio que “la gente no está recibiendo y está cansada de tanto abuso”. Adelantó que después de tomar protesta como nuevo alcalde de La Paz, habrá de hacer un diagnóstico sobre el servicio de agua potable, alumbrado y servicios públicos, además de evaluar el estado que guardan parques, jardines y campos deportivos. La candidata del PES pronunció respecto al tema: “La Paz tiene muchísimos problemas de vialidad y necesitamos iniciar con la reposición de letreros, limpieza de esquinas y que se puedan ver los letreros de cuatro altos”. Según Elizabeth Wayas Barroso, se requiere de un nuevo eje vial, porque más de 58 mil familias viven aisladas en la Zona Sur de la ciudad y tardan mucho en llegar a la Zona Centro, cuyos principales accesos se convierten en embudos, complicando el paso de los cuerpos de emergencia, sobre todo en momentos tan críticos de seguridad, donde es imposible llegar en “tres minutos” a cualquier hospital. La candidata de Encuentro Social prometió revisar el precio de la tarifa comercial e industrial del servicio de agua potable y promover la reducción del costo de reconexión, que a su parecer, “es muy alto”.   Agua potable   En la recta final del debate, Armando Martínez Vega tocó el tema del acueducto de La Paz-El Carrizal, donde el Gobierno del Estado -presumió- cumplió, ahora solo se está en espera de que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, cumpla su promesa de campaña, de terminar el acueducto que traerá más de 300 litros por segundo a la capital de Baja California Sur. El abanderado blanquiazul recordó que otra promesa de campaña del Presidente de México fue la desalinizadora, la cual tampoco se ha cumplido, y que dotaría de otros 250 litros por segundo, para un total de 550 litros -entre el acueducto y la desalinizadora- más de lo que actualmente se genera de agua potable para toda la población paceña. Después el turno tocó al priista Axxel Sotelo de los Monteros, quienes de entrada refirió un reordenamiento en el sistema de agua potable y los pros y contras del servicio, y promover una distribución más equitativa. El candidato reconoció que el organismo operador requiere de inversión en infraestructura, y por lo tanto, habrá de ser un gestor con el Gobierno del Estado y Federal para consolidar obras de ampliación de la red de distribución y obras de captación de aguas de las lluvias de cada año. Recordó que hay un proyecto “comprometido” por el Gobierno de la República, el cual garantizaría el suministro de más del 36 por ciento del agua en las nuevas colonias al sur de la ciudad, lo que no ha sido posible “por la falta de aportación que le toca al Gobierno del Estado”. No obstante, defendió el compromiso presidencial y confió en que “va a consolidarse en los próximos meses”. Sin mucho preámbulo, el perredista Saúl González Núñez consideró que es “algo incongruente” que se haga referencia a un acueducto de El Carrizal, cuando la gente de esa zona solo tiene agua cuatro horas al día. El candidato dijo no entender por qué hablaban de una obra “fantasma”, cuando el priista y el panista saben que en ese lugar no hay agua, por lo que esa obra de “más de ciento y tantos millones de pesos” está detenida  y ningún gobierno ha podido cumplir”. Sergio Polanco, de MORENA, calificó el tema del agua potable como “el más sentido” y, de ganar, dejará de ser un problema como en todas las administraciones pasadas. Desde su punto de vista, “todo radica en la falta de una buena administración en los recursos, porque la recaudación solo sirve de caja chica de varios funcionarios. En mi gobierno no permitiremos las manos sucias ni los rasguños, tampoco los manoteos del dinero público”, aseveró. Paro la candidata de Encuentro Social, Elizabeth Wayas, “el agua es la vida y más en Baja California Sur, por lo que tenemos que ir de la mano del medio ambiente y la conservación, ocupamos una verdadera cultura del cuidado del agua”. Y continuó: “No ocupamos estar saqueando El Carrizal ni ningún lado, más bien promover programas y reciclar el agua. No estoy de acuerdo con las desaladoras que solo generan de dos a cinco kilos de material radioactivo y después, ¿qué vamos hacer con eso?”. En palabras de la representante del PES, lo factible sería “ir por el 30% del agua que se pierde por fugas de agua”, y se mostró en desacuerdo con los proyectos mineros en la Sierra de la Laguna, al ser la única fuente de agua, ya que “correríamos el riesgo de contaminarla”. Así, los candidatos del PRI, PAN y PRD, presumieron ser los ganadores del primer debate que prácticamente pasó desapercibido por la concentración en el tema de la privación ilegal de la libertad de Jesús Eduardo Castellanos de la Torre, nieto del ex gobernador de Baja California, Milton Castellanos.    

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio