¿A qué le teme Narciso?


 
Martes, 21 Abril, 2015 07:00 PM

Es la pregunta que esta semana enviaron a ZOOM POLÍTICO algunos lectores y vecinos del candidato a presidente municipal de Los Cabos, Narciso Agúndez Montaño. Los residentes revelaron que después de la triple ejecución en San José del Cabo, registrada la noche del 19 de febrero de 2015 en el arroyo El Zacatal, el domicilio particular del ex gobernador, localizado en Calle Goleta y Transbordador, Colonia El Chamizal, fue literalmente blindado y resguardado por agentes de la Dirección de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Los Cabos. Los moradores relataron que al salir de su casa como todos los días a realizar sus actividades normales, observaron un inusitado movimiento de policías armados en el domicilio del candidato del Partido del Trabajo (PT) y el de su hijo, Narciso Agúndez Gómez, quien vive a una cuadra de distancia en un condominio del llamado Edificio Azul, propiedad de la familia Agúndez,  el cual es rentado en su totalidad por la Dirección Municipal de la Zona Federal Marítimo Terrestre del XI Ayuntamiento de Los Cabos. Según los vecinos, alcanzaron a observar a siete policías apostados afuera de los dos domicilios particulares, quienes caminaban celosamente de un lado a otro, mirando fijamente a cada uno de los vehículos que circulaban por esa zona residencial de San José del Cabo. Los residentes pensaron que los agente solo estarían un par de horas en los domicilios particulares por algún incidente ocurrido dentro de las viviendas, pero para su sorpresa, repentinamente llegó un camión, y sin más, descargó un baño portátil de color azul justo frente al domicilio del político cabeño, y algunas sillas que fueron repartidas entre los elementos de seguridad. Desde entonces y a la fecha, el candidato a presidente municipal de Los Cabos por el PT dispone de policías a su cuidado y al de su familia, obviamente pagados con dinero del contribuyente cabeño. En tanto, los ciudadanos tienen que padecer en carne propia la ola de inseguridad como pan de todos los días, y ocasionalmente por las noches, pueden ver pasar algunas de esas patrullas que vigilan a Los Agúndez durante las 24 horas del día, tan solo por tener la bendita suerte de ser familiares del actual alcalde de Los Cabos, José Antonio Agúndez Montaño. Obviamente, los habitantes de esa zona residencial no se quedaron con las ganas y enviaron un par de fotografías para los lectores de ZOOM POLÍTICO. Finalmente, uno de los policías que resguardan la residencia Agúndez confirmó a esta sección que efectivamente fueron asignados a resguardar la seguridad del candidato y de su hijo Narciso Jr. en El Chamizal, por órdenes del comisario Guillermo Marrón Rosas y de su jefe, el alcalde José Antonio Agúndez Montaño, y fueron enviados de palabra sin mediar algún oficio de comisión o autorización del Cabildo. Los guardias -así lo describieron- están a la intemperie durante el día, y en la noche, dormitan en la silla de platico o dentro de algún carro cuando hace frío. Por eso la pregunta obligada de los vecinos: ¿A qué le teme Narciso?

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio