Trece diputados solicitan licencia, cobran y sus suplentes no son requeridos (¡Ay, los legisladores!)


 
Martes, 20 Enero, 2015 08:00 PM

Un tema que está generando mucha preocupación y sobre todo marcada molestia por parte de la sociedad sudcaliforniana, es justamente el de los diputados de la XIII Legislatura de Baja California Sur. Resulta que en la última sesión legislativa de 2014, el Congreso del Estado votó a favor de otorgar permiso o licencia a 13 de los 21 diputados para que pudieran ausentarse de sus labores y buscar ser candidatos a alcaldes y diputados federales. Los diputados que se ausentaron de sus cargos son: * Juan Alberto Valdivia Alvarado y Maricela Ayala, del PRI; Gisela Páez Martínez, Adela González Moreno y Ernesto Ibarra Montoya, del PAN,  quienes buscan ser  candidatos a una diputación federal. * Carlos Castro Ceseña y Alberto Treviño Angulo, del PRI, quienes aspiran a la presidencia municipal de Los Cabos. * Axxel Sotelo Espinoza de los Monteros y Omar Zavala Agúndez, del PRI, pretenden la candidatura a la alcaldía de La Paz. * Sandra Luz Elizarrarás Cardoso, del PRI; Luis Martín Pérez Murrieta, del PAN; y Jesús Salvador Verdugo Ojeda, del PRD, quieren la presidencia municipal de Mulegé. * Dora Elda Oropeza Villalejos, del PAN, aspirante a la alcaldía de Loreto. Todo estaría bien de no ser porque los “brillantes legisladores” cobraron anticipadamente sus respectivos 88 mil pesotes de sueldo por adelantado por concepto de dieta, compensación adicional, gastos de representación, apoyo asistencial y combustible. Peor aún, el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política de la XIII Legislatura, Juan Domingo Carballo, no llamó a los legisladores suplentes para que relevaran a los legisladores con licencia y empezar a trabajar, a razón de que “las licencias son de 30 o 60 días”, y casualmente, todo coincidió con el periodo de receso que concluye hasta marzo próximo. O sea, y dicho en otras palabras, los benditos diputados podrán cobrar puntualmente cuatro quincenas más de 88 mil pesos cada una, es decir, 352 mil pesos por cabeza, descansando, pero eso sí, haciendo grilla, pidiendo el voto para una responsabilidad que, como puede constatarse en este momento, no es precisamente una virtud de todos los que aparecen en la lista. ¡Ay, los diputados!

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio