Se queja de compañero locutor


 
Cartaz Lunes, 5 Enero, 2015 04:00 PM

C. Secretario General del Sindicato de la Radio y la Televisión (STIRT) Sección Tijuana Presente. — Antonio Zermeño Naranjo “El Pony”, Locutor de MVS Radio, se está curando en salud. Después de publicada la carta-queja donde fueron señaladas sus arbitrariedades, el Periódico Frontera en su edición núm. 5318, le dedica dos páginas completas y una contraportada. Bueno, para el caldo son los chayotes. La cosa aquí es que ya se destapó la cloaca. Muy lejos están los tiempos en que “El Pony” era bien visto y querido por sus compañeros. Su sencillez, congruencia y humildad comenzaron a diluirse cuando fue nombrado Director Artístico y Programador de Cadena La Mejor. Perdió totalmente piso. De ello somos testigos los que lo conocimos como Cobrador de Estéreo Frontera. Ahí se le dio oportunidad de hacer un programa grupero por el año de 1997, su manera ágil y espontánea de conducir llamó la atención de MVS Radio y en esa época pidieron permiso para que Zermeño se integrara a las filas de La Mejor FM. Fue subiendo no solo por su talento, sino también porque le echaba ganas. La empresa nos trataba muy bien en aquellos años, recibíamos incentivos por resultados. El patrón nos preguntó a los locutores si queríamos descansar en Navidad y año nuevo, alguien debía quedarse a trabajar todos los turnos a cambio de un gran incentivo económico. “El Pony” se la aventó y todos pasamos la Noche buena y el último día del año nuevo con nuestras familias. La Mejor FM era escalón a la fama de artistas locales, muchos fueron impulsados a la fama; él no tenía ni idea del poder que tenía, empezaron a buscarlo promotores, disqueras y grupos locales que le tocaban gratis con tal de ser promovidos. “El Pony” resolvió su vida, dicen que una empresa disquera le compró casa, que tiene en Rosarito. Así recordamos a “El Pony”, aquel chaparrito gordito de lentes, carismático y positivo que a diario te regalaba los “Buenos días” con una sonrisa. Eso era antes de convertirse en prepotente y pedante que solo quiere ser él. Como que ya le llegó el tiempo de su jubilación, debería retirarse y disfrutar a sus hijas antes de que termine enfermo y nos cambie la vida. Existe mucha diferencia entre un jefe y un líder, cuando “El Pony” toma sus vacaciones los que descansamos somos sus compañeros. En esta sección se publica la primera carta. Nadie desmintió ni metió las manos al fuego por “El Pony”, para defenderlo. Los dirigentes sindicales saben de antemano cómo es “El Pony”, quien fue miembro del Sindicato. Por eso lo han zarandeado. El único redentor que aquí salió en su defensa fue Jousin Palafox, compañero locutor del STIRT y columnista del Periódico Frontera, que sin ser llamado ni invitado y con afán protagónico se metió en la grilla. El 18 de septiembre pasado en su columna llamada Radioactiva publicó la nota titulada “Mercenarios del periodismo”, defendiendo a Antonio Zermeño, argumentando que lo escrito en la carta anterior es infame, que fue publicada sin criterio, alejada de la verdad, diciéndose espantado. Me espanta más la gente como Usted, que sudando calenturas ajenas se pone a lavar culpas. Acuérdese de que “quien lava puercos con jabón pierde el tiempo y el jabón”. Es Usted un hipócrita y servil, Joven Palafox, más infame fue su publicación al despotricar contra este Semanario donde afortunadamente existen estos espacios. Muy a su pesar la gente necesita la ayuda de este Semanario. Los que laboramos en MVS Radio conocemos las quisquillas de “El Pony”, el mismo José María Meza Rosas “El Chema”, Secretario de Trabajo del STIRT y compañero de MVS lo ha padecido. No basta una aspirina para curar un cáncer, pedimos al Sindicato de Radio y Televisión (STIRT) Sección Tijuana, que realice una investigación dentro de la empresa. Cuántas notas y quejas hacen falta. Ya basta. Queremos fuera a Antonio Zermeño “El Pony” y que cambien a la Delegada Sindical.   Francisco Gerardo Ramírez Pérez Tijuana, B. C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio