Revolucionado consumo de la música


 
Espectáculoz Lunes, 26 Enero, 2015 08:00 PM

Muy similar al popular modelo de renta de películas en línea, como Netflix, la plataforma de streaming, Spotify, llegó para transformar la industria de la música, cambiando el soporte y generando una verdadera masificación, dando al cibernauta la posibilidad de pagar una cuota mensual inferior a 100 pesos, y tener acceso a millones de títulos de canciones y discos, en lugar de comprar cada canción por separado; y por si fuera poco, no ocupar espacio en la computadora, laptop, tableta electrónica o dispositivo móvil. Ofertando sugerencias musicales, lanzamiento de canciones, listas de éxitos por país, creación de lista de reproducción, e incluso sin conexión a internet para dispositivos móviles, Spotify creció un 54 por ciento de 2013 a 2014, mientras la venta del disco continúa decayendo a la par del crecimiento del streaming, cuyo impulso ha contrarrestado el consumo ilegal de la música, la piratería, pues destina el 70% de sus ingresos a las disqueras y artistas, un billón de dólares tan solo en 2014. Sesenta millones de usuarios y más 15 millones de suscriptores pagados (cuenta Premium) en el mundo, hacen de Spotify la plataforma de mayor crecimiento, si tan solo se compara con los 3.3 millones de suscripciones pagadas en Pandora, y sus 250 millones de usuarios gratuitos. Los usuarios del streaming pasan un promedio de 84 minutos diarios en casa, trabajo, escuela, automóviles, mientras que los que utilizan la plataforma en smartphone, unos 146 minutos al día. Evidentemente, Spotify vino a cambiar definitivamente el modelo de consumo de la música, pese al peculiar y único caso como el de la cantante estadounidense Taylor Swift, quien hizo retirar toda su música por estar en desacuerdo a las políticas del streaming. En México y Latinoamérica, la plataforma apenas rebasa un año de existencia, y, según la encargada de Relaciones de Industria de la Música con Spotify, Valerie Miranda, la masificación de la música responde a la tecnología disponible, pero en el caso concreto Latinoamérica, es una oportunidad para que los contenidos latinos alcancen niveles globales, construir historias de éxito, desarrollar carreras artísticas y generar ingresos donde no existían, gracias a la piratería. “Somos la aplicación de streaming más utilizada en México”, expuso Miranda en entrevista con ZETA. Uno de cada cuatro teléfonos inteligentes del territorio mexicano utiliza Spotify para escuchar música: “Podemos hablar de un cambio de soporte que masificará el consumo de la música, que alcanzará nuevos oídos, territorios y formas nunca antes vistas. La masificación del consumo musical empezó con la invención de la imprenta, pasando las partituras escritas en un cuaderno a miles de hojas que llegaron a distintas orquestas; asimismo, el streaming es una gran oportunidad para la música, porque la entregas sin fricción”. Según la entrevistada, con el streaming ya no existen esos procesos complejos de distribución física de la música entre creador y consumidor, ahora se cuelga la música a la plataforma, y la puede escuchar cualquier persona en el mundo. “Es la maravilla del consumo online, la ventaja de tener un mercado mucho más grande, si tu música conecta puedes armar giras, conseguir contratos discográficos en otros territorios, vender mercancía, construir ciclos de red más interesantes que los que se pudieran construir en un rango de operación tan reducido y caro como antes. “Nosotros le damos a los artistas, las herramientas necesarias para sacarle mayor provecho a la plataforma, les damos la posibilidad de obtener los datos demográficos de las personas que están escuchando su música, si son hombres, mujeres, sus edades, y la posibilidad de alinear esa información con las estrategias de redes sociales en Facebook, Twitter, Wikipedia, Google Search”, manifestó Valerie Miranda. Cualquier artista puede tener acceso para subir su música a Spotify a través de distribuidores digitales, o de las disqueras, según sea el caso, con el fin de obtener los beneficios correspondientes a derechos de autor. — ¿Cómo es visto en México el cambio del modelo de consumo de música, que pasó de comprar y poseer, al de pagar por acceder?  “Tiene que ver con un espíritu que no solo aplica a la música, a todo tipo de cosas. Ahora tienes menos espacio en el teléfono, estás más interesado en consumir música de forma legal que remunere al artista. Spotify le da dinero al artista cada vez que se escucha su canción. En lugar de estar comprando discos piratas, o buscando archivos ilegales que van a ocupar espacio en tu computadora o smartphone, posiblemente llenos de virus, ahora tienes suficiente espacio para guardar fotos, en lugar de ocupar ese espacio con música, en realidad es muy práctico. En México en particular, las preferencias dicen que los usuarios mexicanos conectaron con la música local, lo que nos revela que están haciendo suya la plataforma”, respondió la representante de Relaciones de Industria de la Música con Spotify. — ¿Cómo han logrado que el público mexicano conecte con el streaming, y qué sector mexicano consideran, fueron los primeros en probar Spotify? “Trabajando muy de cerca con los artistas, ellos nos ayudan diciéndole a sus fans que su música está disponible por Spotify, nos ayudan a ofrecerles contenidos diferentes, exclusivos, interesantes, que los traen a la plataforma. Esa comunicación directa con los fans nos ayudan a conectar con el público, estoy convencida de que los fans entran a la plataforma y se dan cuenta que está su artista favorito, pero también descubren artistas nuevos, a partir de ese artista que siguen, se detona una actividad. “Además, una de nuestras intenciones de apoyar a los artistas consagrados, es el descubrimiento, nosotros queremos que si te gusta mucho la Banda MS, maravilloso, pero te invitamos a que descubras a tu siguiente artista nuevo. Hacemos programas, como este año pusimos el Spotlight 2015, donde seleccionamos a diez artistas que están surgiendo, y tratamos de darles la misma visibilidad que le daríamos a una Banda MS, Julión Álvarez, Alejandro Fernández, para que la gente los pueda conocer también y puedan construirse nuevas carreras. Ese balance hace que la gente se quede en la plataforma”, apuntó Miranda, quien considera que los primeros en adoptar Spotify en México pudieron ser las personas que tuvieron noticias de la plataforma de otros territorios, pues de acuerdo a los resultados de 2013, la música más escuchada fue de pop norteamericano, música anglo e indie. — ¿Consideran Spotify como una respuesta a la piratería? “Es que es justo lo que estamos haciendo, en lugar de que vayas a piratear un disco, porque todos sabemos que el regional mexicano es uno de los géneros más escuchados en México, eso no necesariamente se refleja en ventas de discos, entonces, si tú le das a la gente una opción que monetiza, que sea fácil, que tiende hacia el bien, la gente no va a comprar música robada si tú le das una opción legal que es más sencilla. Porque la gente quiere escuchar música, de forma más sencilla, y no quiere perjudicar al artista, yo creo, prueba de ello. Ahora los artistas están generando ingresos donde no existían, ese es el triunfo del streaming en un país donde tenemos el flagelo de la piratería, cómo convertimos ese hoyo negro a una opción monetizable. Yo creo que el caso del regional mexicano es muy interesante, para saber cuánto dinero estamos enviando que antes se iba a la piratería”. —  ¿Qué cambió para el artista en esta transformación del consumo de música? “Desde el punto de vista de la campaña de un artista y la relación con sus fans, en lugar de concentrarte en cuántas copias vas a vender en la primera semana de lanzamiento, puedes planear tener una conversación constante con tus fans, entonces, no tener de propósito hablar sobre el disco la primera semana y después cambiar la conversación, tener un diálogo constante, qué estoy escuchando ahorita, cómo grabé este disco, cómo hice un disco. Hace unos días Ximena Sariñana subió un contenido sobre cómo grabó el disco, es bien interesante porque de cada canción explica cómo lo hizo, narra el contexto, te hace ver el material discográfico desde otro punto de vista, eso no tiene que pasar la semana que salió el álbum, esto lo puede editar seis meses después, un año después, tener una conversación constante. Esta es la época autodidacta, época en que los artistas tienen la posibilidad, el derecho y un poquito la obligación de tener toda la información que puedan tener a la mano sobre qué se hace con los contenidos que ellos crean, cómo administrarlos mejor, cómo promoverlos, y cómo tener una relación cercana con sus fans, y estas plataformas los empoderan a poder lograr todo lo anterior”. — ¿Cuál sería el reto de Spotify en México? “Nuestro reto, es una oportunidad es hacerle ver a los artistas las herramientas que tienen, darles la información que necesitan y sobre todo, interesarlos en aprender más, esa información lo empodera, y que se encarguen para administrar sus obras, sus contenidos. Un artista empoderado es un artista contento que puede llevar su música y contenidos mucho más lejos, al final es útil, hace que cada uno se concentre en lo que en verdad debe hacer, que se abran diálogos, que se busquen maneras, y creo que para nosotros es una buena conversación”. — ¿Qué busca Spotify en particular con el contenido del mercado latino? “Como encargada de los contenidos latinos, creo que son una oportunidad porque son una denominación de origen, creo que su influencia no debería estar limitada a los mercados latinos. Trabajar una plataforma de alcances globales, me hace soñar con la posibilidad de tener éxitos para artistas latinos en latitudes en las que no están acostumbrados a triunfar, y eso es un poquito el proyecto, cada día más se ve que artistas latinos la tengan; en octubre tuvimos un take over, de toda la plataforma con Pitbull, y fue uno de los días que tuvimos más actividad en Spotify en todo el mundo, confirmando que los artistas latinos ya tienen un peso contundente en las preferencias de los usuarios en todo el mundo. La música latina en todos los géneros nos representa, culturalmente nos ayuda a poner, a avanzar en la causa en todos los demás países, es una oportunidad para que las ideas viajen. “América Latina es un continente con un potencial tremendo de usuarios, apenas estamos empezando (Spotify) América Latina apenas cumplió un año de ser lanzado, México cumple dos años en abril, tenemos una historia de éxito avanzada. Un bebé que aprendió a caminar muy rápido, y muy emocionados de los artistas Spotlight, emocionados de que al final del año podamos decir que ayudamos a construir historias de éxito. Nos entusiasma trabajar con una comunidad artística tan progresista”. Valerie Miranda dijo que el 70% de los ingresos del streaming son devueltos a los propietarios de los contenidos, a quienes se les ha pagado cerca de 2 billones de dólares, tan solo un billón en 2014 por pagos de master y publishing en 58 países hasta donde hoy llega el alcance de la plataforma, a la que recientemente Televisa se unió para contextualizar los contenidos que producen para los canales Bandamax  y Ritmoson. De acuerdo a Spotify, entre los diez artistas más escuchados durante 2014, destacan cinco mexicanos: 1) Banda MS; 2) Enrique Iglesias; 3) La Arrolladora Banda El Limón; 4) Julión Álvarez; 5) Coldplay;  6) Shakira; 7) Zoé; 8) Calvin Harris; 9) Katy Perry; y 10) Alejandro Fernández, lo cual, según Valerie Miranda, no sucedió durante  2013. “El artista más escuchado en México a través de la plataforma Spotify fue la Banda MS, un artista independiente del género regional mexicano, eso te dice también que nuestro streaming es el reflejo de la música que se está escuchando en la calle, y destruye bastantes mitos sobre quiénes son los consumidores de música digital. Durante 2015 vamos a trabajar muy de cerca con los lanzamientos de la Banda MS, pues además son evidencia clara de que el trabajo bien hecho se recompensa, el trabajo bien hecho se ve en la calle, los palenques y viene apoyado con digital, se ve reflejado en esta plataforma”, destacó. Mientras que del Top 100 de 2014 registrado en Spotify, 35 son artistas del género regional mexicano. Cabe destacar que La Arrolladora Banda El Limón era una de las agrupaciones más pirateadas tanto en internet como en formato físico, y ahora figura entre las más escuchadas en Spotify, claro ejemplo de estar monetizando donde antes no se hacía, sobre todo, ahora que el streaming fue lanzado con la opción de utilizarse en forma gratuita, pero con anuncios comerciales en dispositivos móviles. “Ahora tenemos más usuarios que escuchan música desde sus dispositivos móviles que desde una laptop, pc o una tableta, música en la plataforma. En México el móvil es rey, porque la idea de tener archivos, memoria digital está cambiando, sobre todo en la industria de la música, el modelo de posesión a un modelo de acceso”, puntualizó Valerie Miranda.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio