Ni cacha, ni…


 
Dichoz y Hechoz Lunes, 12 Enero, 2015 04:00 PM

Hasta el jueves 8 de enero de 2015, Salvador Morales Riubí no se registró ante su partido para contender por la diputación federal plurinominal -sin hacer campaña ni pedir el voto en lo personal-, porque él irá por la vía de la recomendación. Figura antidemocrática, pero existente en los partidos políticos. “Alguien” propondrá a Morales, y así “competirá” en la interna. En contraparte, cinco no favoritos sí se registraron debidamente para luchar por la preciada diputación de lista. Pero Salvador Morales tampoco desocupó la oficina que hasta el 2 de enero tenía como secretario particular del gobernador Francisco Vega de Lamadrid, porque, cómodo, no renunció al hueso, solicitó licencia. Así, mientras se va de campaña, como encargado de despacho y entre todos los tiliches que dejó Morales Riubí, está Rodolfo “Fito” Enríquez, trabajando. Morales, pues, espera ser ungido candidato de lista, pero no abandona la chambita en el gobierno. 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio