Muere niño acuchillado por padrastro


 
Noticias del día Lunes, 5 Enero, 2015 03:53 AM

Miguel Saúl, de apenas siete años, perdió la vida este domingo 4 de enero, luego de permanecer dos semanas hospitalizado por las heridas que recibió con un picahielos por parte de Gonzalo del Río, novio de su madre Karina Luna Sandoval y quien actuó como cómplice del intento de homicidio. El 20 de diciembre de 2014, Karina Luna y Gonzalo del Río, se encontraban en la casa de la familia de ella, ubicada en la colonia Anexa Buena Vista en Tijuana. Mientras la madre del pequeño, distrajo a su familia y la reunió en una habitación para darles la noticia de su presunto embarazo, el hombre de 23 años llegó al lugar para asesinar al niño. En las escaleras de la vivienda, sujetó al menor y con su mano izquierda le tapó la boca mientras lo hirió tres veces, en la garganta y tórax con un picahielos. Se trataba de un plan ideado por la pareja, la cual tenía siete meses de relación, para empezar una nueva vida sin el pequeño, ya que “le estorbaba” a la mamá de 26 años, mientras que Gonzalo eligió ese día por ser el cumpleaños del papá de Miguel Saúl y sería “un buen regalo para él”, explicaron en sus declaraciones ministeriales. La pareja fue detenida días después y consignada por el delito de tentativa de homicidio, con agravante por parentesco en el caso de Karina. Sin embargo,  el subprocurador de Justicia en Tijuana, Gilberto Cota Alanís, detalló que en caso de que el niño perdiera la vida, entonces la sentencia para cada uno podría alcanzar un máximo de 50 años de prisión. El pequeño permaneció en el Hospital General de Tijuana desde el día del ataque. Debido a la gravedad de las lesiones, estuvo inconsciente y en grave estado de salud, en el área de Urgencias Pediátricas, hasta que este día fue declarado muerto. Por la situación legal del caso, el cuerpo del menor será trasladado a Servicios Médicos Forenses (SEMEFO), en donde se determinará la causa de muerte.  La propia madre declaró escuchar los “gritos de horror” de su hijo mientras era acuchillado por Gonzalo del Río, quien huyó del lugar para reunirse horas después con ella. Karina también declaró que el niño, en estado de shock, le decía a su familia “Gonzalo me mató, no me quiero morir, yo quiero jugar fútbol”. De acuerdo a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), la pareja no consume drogas ni tiene antecedentes de violencia familiar o maltrato infantil. El proceso, bajo la causa penal 849/2014, continuará en el Juzgado Sexto de lo Penal, cuyo titular apenas había abierto el periodo de reparación de daño por el delito.   

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio