Maraña


 
Cuentahiloz Lunes, 26 Enero, 2015 04:00 PM

Finalmente alineado, a 11 días de haber iniciado la contienda interna del PAN, Héctor Magaña Mosqueda presentó su declinación a la precandidatura plurinominal el miércoles 21 de enero. Era la presión desde el Gobierno del Estado, que ha mostrado su interés por privilegiar y encaminar a las diputaciones a Gina Cruz, esposa del secretario general de Gobierno y a Teodoro Barraza. De hecho, por mandato –también- de gobierno, la tarea de acordar la renuncia de Magaña y de otros, había sido delegada precisamente a Francisco Rueda, el esposo de la virtual candidata y titular de la Secretaría General de Gobierno. Los enterados saben que la única vez que Rueda intentó el trueque de la precandidatura por la dirección del Instituto para el Desarrollo Inmobiliario y de la Vivienda para el Estado de Baja California (INDIVI), Magaña se amarró más. Lo mismo sucedió con otros aspirantes que, inconformes e irritados, piensan ser oposición a la línea del partido frente a la falta de un acuerdo. De hecho, un día antes de su dimisión, el ex síndico procurador en Tijuana entró a la oficina en Mexicali del gobernador, Francisco Vega de Lamadrid, para plantear su salida. Entonces, fue necesario ir directamente con el mandatario y brincar a Rueda para conocer el desenlace: Héctor Magaña deja libre la pretensión del Estado depositada tanto en la esposa del fallido secretario como en Barraza, y esperará en la banca hasta nuevo aviso.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio