Los legisladores no tienen


 
Lunes, 26 Enero, 2015 04:00 PM

Mexicanos de excepción. Eso son los diputados locales y federales. Gozan de prerrogativas impensables para cualquier ciudadano de esta nación. Sea un académico, uno que ejerce profesión libre, un comunicador, taxista, constructor, albañil. Piense en cualquier actividad para identificar al ciudadano que tiene el deber de cumplir puntualmente con el pago de sus impuestos. Estamos obligados a informar al fisco (identifique a un Videgaray afortunado con sus conectes) de cada peso y centavos que recibimos por concepto de sueldos, honorarios o ingresos por concepto de rentas o distintas prestaciones económicas. Desde que se entra a la mayoría de edad e inicia su corta o larga carrera como empleado es imposible saltarse ese compromiso de informar de-todo-ingreso. Pero, ¿qué cree? Los legisladores no tienen ese compromiso, ni tampoco que demostrar ante nadie, solo ante ellos mismos que se reparten el pastel y determinan de qué tamaño es la tajada que les tocará. B. C. ocupa (hasta el 2013 según transparencia) el tercer lugar en cuanto a monto de sus dietas (entiéndase sueldos u honorarios) después de Guanajuato y Sinaloa. No tienen que ser examinados para ser legisladores. Basta que hagan montón, que lo ordene el gobernador o que sean de la corriente de los pastores (ya sabe aquí en B.C. hay dos, uno está en Argentina y el otro en Tijuana) Todo lo contrario si su actividad es alguna de las mencionadas en el primer párrafo. Pero lo peor es que tampoco tienen que rendir cuentas, ni siquiera de los apoyos para asistencia ciudadana. Basta que firmen de recibido o muestren la ficha de depósito. Más transparencia no se puede pedir. Los legisladores Felipe de Jesús Mayoral, Rosa Isela Peralta, Juan Manuel Molina, Rosalba López Regalado, Gustavo Sánchez Vázquez, Julio César Vázquez, Mario Osuna y Roberto Dávalos el pasado septiembre del 2014 recibieron personalmente o por vía de sus asesores, un expediente cada uno, en el que un grupo de dirigentes de OSC´s de Tijuana les pedíamos investigar la forma como Ricardo Magaña, titular de la SEDESOE, había repartido el presupuesto de cincuenta y nueve millones que se mencionaba en la Ley de Egresos publicada en el Periódico Oficial del 31 de diciembre del 2013. ¿Usted cree, amabilísimo lector, que respondieron? Solo se recibió una copia del escrito que López Regalado le envió a la presidenta de la Comisión de Desarrollo Social. Pero no ha hecho nada más. Y como el presupuesto que se entregan a sí mismos es tan poco no pueden gastar en papel para responder, para informar y para atender una petición ciudadana, hecha con respeto y con comprobantes oficiales. Ni siquiera para cumplir el Octavo Constitucional. Nota 1.- Esos mismos documentos fueron entregados por quien esto escribe el 10 de diciembre pasado en las oficinas de Tijuana del Contralor General y del Auditor Superior de Fiscalización. Tampoco respuesta, tampoco citatorio para ratificar la denuncia. El acostumbrado silencio de quienes reciben dinero público, pero que no atienden las solicitudes ciudadanas. Nota 2.- El alcalde de Rosarito, Silvano Abarca Macklis, ratificó lo que en congresos pasados se ha pedido: que los legisladores atiendan de una vez y en serio el diferendo que hay con Ensenada para fijar con base al derecho, los límites de los dos municipios. ¿Le han hecho caso? ¡Para nada!   Nota 3.- Un efusivo agradecimiento al IMSS por el personal médico que atiende en el Hospital 1. Varias personas muy estimadas han tenido la necesidad de acudir con graves problemas de salud y se les está atendiendo con profesionalismo, calidez e incluso con cariño y verdadero interés en sacarlos adelante.   Luz Elena Picos es Directora de Red Social de Tijuana Correo electrónico: [email protected] www.lagacetaredsocial.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio