La marcha triunfal de los hermanitos Salinas


 
Lunes, 5 Enero, 2015 04:00 PM

¡Noche Buena! ¡Navidad! Tiempo de celebraciones religiosas y paganas, de júbilo y alegría, que se disfrutan cuando hay abrigo y sustento, pero cuando solo hay dolor y frío en el alma y en el cuerpo, la alegría está ausente. Sin embargo el ambiente festivo de esas fiestas navideñas no puedo plasmarlo al escribir, cuando se siente que la misión es denunciar injusticias marcadas en el lado amargo de la vida. Sumergido en corrupción el país navega enlodado en aguas sucias e inciertas, al grito de “Ya me Cansé” abanderado por Ayotzinapa, llora con México por la desaparición de los estudiantes normalistas, contempla con rabia la enorme corrupción de todo un sistema que el neoliberalismo ha impuesto para sumarse a la globalización económica que hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres. De acuerdo con el último censo de INEGI, el 93% de los mexicanos ganan menos de diez mil pesos por mes. Corrupción como es la exoneración definitiva e inapelable de Raúl Salinas de Gortari por el Tercer Tribunal Unitario Penal del Distrito Federal, del delito de enriquecimiento ilícito estimado en 224 millones de pesos, que según la Procuraduría General de la República (PGR), provenía de la partida secreta de la Presidencia de la República, encabezada por su corrupto hermano Carlos y de la que fueron  desviados 2 mil 218 millones de pesos, entre 1990 y 1994. Dinero ilícito con el que cuentan a manos llenas para pagar impunidades. El hermano incómodo de Carlos, saboreando su triunfo al sentirse liberado de toda culpa porque así fue declarado por una supuesta justicia que se compra con dinero, favores, amiguismo; cobijado por su partido el Revolucionario Institucional, guarida de Alí Babá y los cuarenta ladrones, que se han enriquecido mediante conflicto de intereses entre los asuntos públicos y los privados, a unos cuantos días de haber sido exonerado, aligerado con el alma vacía y su bolsillo repleto, llegó al aeropuerto internacional de México a documentar su equipaje, en el mostrador de Air France para su viaje probablemente hacia París, iba acompañado de una elegante mujer. Los que se encontraban haciendo fila, lo miraban despectivamente. Vuelve México en marcha Triunfal al escenario nacional, en esta ocasión con los hermanos Salinas tomados de la mano con la impunidad y la corrupción. Y mientras el país fallido se encuentra sumido en el caos político, económico y social y tiene al pueblo en hambre y sed de justicia, los partidos políticos, aumentaron millonariamente su financiamiento público. ¡Abusivos!, el pueblo los repudia, son una carga onerosa para la ciudadanía que se la endilgan sin  autorización alguna, aumentan su riqueza y afianzan su poder. Pero hay que votar para que todo siga igual y los mismos sigan chupando de los impuestos que ni ellos ni los grandes empresarios pagan. Desde este Tecate bonito envío  mis deseos de salud y bienestar para todos los tecatenses y para el personal de ZETA libre como el viento.   Concepción Vizcarra de Arámburo es luchadora social y reside en Tecate, B.C. Correo: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio