La hermana también incómoda


 
Dichoz y Hechoz Lunes, 19 Enero, 2015 04:00 PM

Raúl Plascencia Villanueva no salió bien librado de la presidencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos. Su apatía hacia las causas sociales, su inclinación hacia la clase gobernante, los muchos bustos de sí mismo que dejó en varios estados, y la mansión en construcción que le encontraron en Las Lomas en la Ciudad de México, no le fueron de ayuda para reelegirse. Se tuvo que ir y ni hablar. Ahora dicen en el Tribunal Superior de Justicia de Baja California, que la actitud es de familia. Resulta que en la última sesión del Consejo de la Judicatura, los siete miembros de ese cuerpo colegiado, enfrentaron a la directora del Instituto de la Judicatura, la señora María Guadalupe Plascencia Villanueva, hermana del ex titular de la CNDH, por -argumentaron los consejeros- irregularidades en el manejo de recursos y señalamientos de trabajadores sobre malos tratos laborales. No lo hubieran hecho. Empezando por el presidente del Tribunal, Don Marco Antonio Magaña, pasando por magistrados, hasta llegar a consejeros ciudadanos: la señora Plascencia los insultó, les reclamó, los amenazó y se negó a dejar el cargo que le solicitaron. Ups…

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio