La entrega de televisores


 
Lunes, 26 Enero, 2015 04:00 PM

El estado fallido en el que se encuentra México, tanto por la violencia estacionada en varios estados de la república, como por la ineficacia gubernamental, por la endeble economía de la mayoría del pueblo trabajador, encadenado a un salario de hambre; la ciudadanía  incrédula ante el gobierno y los políticos, en un ambiente de corrupción e impunidad sostenido por ellos mismos; en tanto los partidos políticos, sin importarles en absoluto esta caótica situación, ya que solo les importa el poder por el poder y el dinero del presupuesto, se lanzan a unas nuevas elecciones que el pueblo rechaza y repudia. Sin autorización alguna por parte de la ciudadanía a la que ignoran, le imponen cargar con  dinero público; en estas elecciones designaron y autorizaron millones de pesos, de recursos públicos federales, que los partidos políticos se gastarán y repartirán en lo oscurito, sin la transparencia y rendición  de cuentas a las que están obligados. El dinero de los recursos públicos de 5, 355 millones 522, 828 pesos, aprobados por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) destinados para gastos de campaña, no les bastaron  porque no tienen llene. Al Revolucionario Institucional (PRI) le corresponden más de 306 millones de pesos, Acción Nacional (PAN) más de 257 millones, al de la Revolución Democrática más de 196, al del Trabajo (PT) más de 84, al perverso Verde, más de 96, a los tres restantes, Morena, Humanista y Encuentro Social, más de 70 millones El electorado está harto de elecciones costosas, fraudulentas, tramposas, que vienen a beneficiar a los grupos dentro de la política partidista, los cuales por medio de los votos que ellos propagan, obstruyen el camino a la democracia, así como el de un cambio íntegro, que rompa definitivamente con el sistema que rige al país y lo tiene estancado; pero a ellos les conviene la continuación de la misma política electoral, vivir cómoda, desahogadamente, con sueldos altísimos, prebendas y privilegios pagados por la ciudadanía. ¿Cómo creer que por medio de la compra, coacción, o conveniencia del voto, con candidatos chapulines, que brincan de un lado a otro quitando y poniendo a sus correligionarios de acuerdo a su provecho? ¿Cómo creerlo cuando la mayoría del electorado en situación  de pobreza se vale de ella para mediante promesas y mentiras, persuadirla de votar para beneficio de los políticos y sus partidos, de ninguna manera para el bien del electorado? No solo los partidos buscan su propio beneficio por medio de las trampas electorales, también el gobierno las utiliza como lo está haciendo Peña Nieto mediante la entrega de 13 millones de pantallas planas en todo el país, para provecho electoral. Diputados y senadores del PAN, así como el dirigente de Morena, exigieron por separado al gobierno federal que suspenda la entrega de televisiones, hasta después del 7 de junio; no aceptó, no conviene a sus intereses políticos y económicos. El senador panista Javier Corral comentó que la entrega de estos aparatos receptores, lo que está planteando es un acto de propaganda del gobierno, incluso se promueve a votar por el partido en el gobierno en las cajas en las que se lee “Mover a México”. El dirigente de Morena señaló que se trata de una medida discrecional, ya que no es universal y no parte de una visión institucional, sino que tiene como propósito, comprar la voluntad de una parte de la población, con miras al proceso electoral 2015. Peña Nieto pues metido a los timos del fraude electoral para beneficiar a los candidatos de su partido. ¿Qué se puede esperar en proceso electoral que inicia con más de lo mismo?, con partidos como el más asqueroso, más corrupto e ilegal, el Verde, mal llamado  Ecologista, propiedad de una familia, la del Niño Verde, cuyo historial es una vergüenza para el país, que permite hacer propaganda electoral fuera del tiempo de las elecciones,  rompe el espíritu de la ley sin recato alguno; 462 millones de pesos han gastado el Partido Verde y sus legisladores en más de 192 mil spots transmitidos por televisión de la campaña “Verde Sí Cumple”, denunció este martes Pablo Gómez, representante del PRD ante el INE. Para tener en sus verdes esperanzas la presencia en la competencia electoral, se postula entre los que lo consideran como el mejor postor, hace alianza con la mancuerna de los que solo les importa el voto comprado o coaccionado, para estacionarse en más de lo mismo, se pavonea al ser acogido por el Revolucionario Institucional (PRI), que en varias elecciones ha sido su fiel mancuerna de estos indignantes aparejos electoreros. ¿Acaso se puede votar por alguno de los diez partidos a sabiendas que la cultura electoral solo lleva a beneficiar a empresarios, políticos y al capital nacional y extranjero? Lo conveniente sería protestar rompiendo el voto, la boleta, anularlos es lo que se merecen quienes tienen a la mayoría del país en la pobreza, en inmensa desigualdad social; pero no se puede perder de vista que entre esos partidos solo son minorías de políticos en el poder que lo utilizan para beneficio de ellos mismos y el poder de México radica en la fuerza del pueblo que se instituye para beneficio de éste, por ahora está en la calle protestando, gritando, demandando justicia social y por la desaparición de los estudiantes normalistas.   Concepción Vizcarra de Arámburo es luchadora social y reside en Tecate, B.C. Correo: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio