Justicia y libertad para Aurora Meza


 
Lunes, 12 Enero, 2015 08:00 PM

Debe estar informado de infamia y lo que se convierte en un escándalo de la situación violatoria de sus elementales derechos humanos de la señora Aurora Meza, la indígena kumiai, victimada y vulnerable por su calidad de indígena, mujer, persona mayor y pobre. La criminalización de la pobreza, pese a sus efectos devastadores es algo que no terminamos de parar ni sociedad ni gobierno. También sin recursos políticos e invisible para la clase “empoderada”. La PGJE la debe tener detenida por una infamia, un grupo de canallas que la quieren despojar de sus tierras, no tiene muchas lecturas el asunto. Estos bribones en extremo deben de investigarse porque una de las lecturas del silencio y acción arbitraria y ventajosa podría incluir a las autoridades de Justicia de Baja California y al propio Gobernador y su grupo de asesores políticos si en breve tiempo no rectifican la violación de sus derechos. El hecho lamentable tiene varias lecturas y ninguna favorable para los que dicen ejercer el poder del Estado de Baja California. Si alguna pizca de sensibilidad o pena les da en el Gobierno del Estado o a las autoridades regionales, incluso debería haber una reacción de la autoridad municipal de Tecate, “Pueblo Mágico”, el alcalde del municipio debería reaccionar pronto por ser donde se realiza la grave injusticia ya a estos días transcurridos la subprocuraduría, la procuradora, el gobernador o sus asesores, hubieran dado órdenes terminantes de resolver y aclarar ante la opinión publica la razón jurídica válida que tienen los acusadores o en su caso de probable responsabilidad de Aurora. Es urgente borrar esta vergüenza y deshonra para nuestro estado y cada ciudadano. La calidad de pueblo mágico se la otorga la ONU, justo por la presencia de la diversidad de pueblos originarios que residen en el área. Pronto las jerarquías de la ONU se darán cuenta de esta barbaridad y agresión inaceptable, injustificada e intolerable y por el efecto negativo, quienes finalmente terminarían perdiendo muchas ventajas, es la ciudad, su población y las bondades  históricas, turísticas, económicas, culturales, etc., derivadas del status de Pueblo Mágico. ¿Sabrán que no saben las consecuencias las autoridades responsables? Porque raya en el abuso dado que la PGJE y el Ministerio Público han tratado sin consideración humana, a la compañera indígena. La señora Aurora está enferma y por el silencio y los maltratos que registran la prensa y las denuncias de las organizaciones indígenas que la defienden. Pareciera que la quieren aún más enfermar y ponerle en extrema crisis de salud. En varios medios se denuncia, pero no creo que haya la necesaria presión social para ser escuchados y es insuficiente, medios aislados que reclama que se haga justicia. Qué explicación tendría la situación, si existe el silencio sepulcral en torno a este caso de Aurora Meza, porque hay muchos más atropellos que no se conocen, se evaden o ignoran por las autoridades, por la debilidad económica y social de los afectados. La indiferencia reflejaría una torpeza mayúscula de quien se supone gobierno el estado y administra la justicia, pero también un costo político en el proceso electoral del 2015, dejar que corran los días, semanas y meses en un  evento viral en las redes sociales, va a mermar simpatías y votos al gobierno del PAN y al PRI. La responsabilidad es de los ciudadanos de protestar, pero  también de los miembros del congreso, los representantes populares. ¿En qué mundo viven? ¿Están  interviniendo? ¿Están gestionando en este o en muchos otros asuntos de miles de personas inocentes, llevados a prisión, alguna medida, algún mecanismo de apoyo de salida a una violación flagrante de su libertad? ¿Por qué los diputados locales, que están conscientes de esta denuncia, se quedan callados, volteando para otro lado, ajenos y omisos? No es por otra razón sino porque tienen órdenes de arriba, de sus partidos o jefes políticos, de no meterse. ¿Esas tierras en disputa para quién serán? Que como golpe de martillo, por humanidad y solidaridad presionemos de la forma que ustedes, lectores, como  parte del poder social, podrían, quieran y puedan. Y de ser posible para que quien esté detenido, enjuiciado, procesado y si es de justicia sancionarlos, sean aquellos delincuentes en lo personal o coludidos en un abuso. Porque le quieren robar sus tierras y sus derechos como mexicana a una legítima indígena kumiai Aurora Meza. M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es Académico del Instituto Tecnológico de Tijuana Correo electrónico: [email protected]

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio