Inequidades en precampañas despiertan suspicacias


 
Lunes, 26 Enero, 2015 08:00 PM

Las precampañas, fase preliminar de las elecciones del 7 de junio próximo, se distinguen por el derroche de recursos económicos; lo que despierta suspicacias respecto del origen del dinero que invierten algunos candidatos que aspiran a 2 mil 159 cargos de elección popular en la mitad del país. Al momento, los órganos electorales analizan quejas interpuestas por los excesos en los gastos, incluso se cuestiona el origen del dinero que se gasta, ya que las campañas se encuentran en etapa preliminar, es decir, la formal etapa proselitista no ha comenzado. Un ejemplo del dispendio que priva en las jornadas preelectorales de las 16 entidades que sostendrán elecciones, es el Estado de Jalisco, donde los precandidatos de los partidos Movimiento Ciudadano y Revolucionario Institucional, a las alcaldías de Guadalajara y Zapopan, son señalados por su excesiva publicidad y movilización de promotores de su imagen. El dispendio en las acciones de promoción de quienes aspiran a ser candidatos llevó a ciudadanos a sospechar del origen del dinero que se utiliza en la precampaña, al grado que enviaron a diversos medios de comunicación, correos electrónicos que dejan entrever que buena parte de los recursos económicos podrían provenir de la delincuencia organizada y alertan sobre los favores que deberían pagar los políticos, una vez en su cargo. El tope de gastos en este periodo electoral asciende a un millón 50 mil pesos para cada precandidato, pero el montaje de anuncios espectaculares, la producción de videos y la pinta de bardas, además de la impresión de engomados, volantes, gorras, camisetas y pancartas, evidencian que se superaron los presupuestos. A lo anterior se agrega la movilización de los promotores de los candidatos, a quienes se pagan 100 pesos diarios. Candidatos sin partido En contraparte a los precandidatos avalados por un instituto político, se encuentran los candidatos ciudadanos, una nueva figura en el código electoral, a los que se le restringe no solo el dinero público, ya que se les dotará de 75 mil pesos, además de que se les autorizó una mínima aportación privada. Destaca el caso del payaso “Lagrimita”, cuyo nombre real es Guillermo Cienfuegos, quien pretende contender sin partido político por la alcaldía de Guadalajara; antes debe reunir 23 mil firmas de un mismo número de personas, adjuntado los números de código de la credencial de elector y una copia de este último documento. La candidatura del artista llega a poner a prueba la reforma sobre las candidaturas ciudadanas, ya que, dada su fama, podría alcanzar sin problemas una regiduría, por encima de los contendientes de los partidos políticos de reciente creación. Algunos analistas en materia política coinciden en que la eventual candidatura de “Lagrimita” podría favorecer a partidos como el PRI y PAN, que tienen un número muy definido de electores en su voto duro; y sería en detrimento de los otros institutos políticos que no captarían el sufragio de votantes indecisos, que suele beneficiarles. Las postulaciones sin partido, como la de “Lagrimita”, abonan también a la repulsa de buena parte de los ciudadanos contra la clase política, y es entonces que salen a la luz situaciones como el enriquecimiento ilegítimo del que se acusa al gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jaquez, militante del PRI; o del también priista José Ascensión Orihuela, quien aspira al gobierno de Michoacán y se le critica el presumir un automóvil Porsche, cuyo valor supera los 2 millones de pesos, lo que contrasta con sus salarios como servidor público. “Lagrimita” apuesta a acopiar los sufragios que en cada elección son para “Cantinflas” o figuras inventadas como “El Perro Fidel “ o “El Candigato Morris”, es decir, las manifestaciones de rechazo a los candidatos postulados por los partidos políticos. En caso que el payaso acopie las 23 mil firmas, la Ley le permitirá que su nombre artístico aparezca en la boleta y en su fotografía, maquillado. Cuestionado por ZETA sobre la eventual incursión de dinero del crimen organizado en las precampañas, “Lagrimita” respondió: “Es algo que siempre se ha dicho, y que ocurre…”. Para lograr ser candidato independiente por la alcaldía de Guadalajara, tendrá que recabar más de 23 mil firmas, que representan el 2 por ciento de los electores del municipio. Otros famosos que parecen haber escuchado el canto de las sirenas de la política son el actor Alejandro Camacho, quien aspira a ser diputado federal por el Partido Encuentro Social, y la cantante Yuri, con quien el mismo partido negocia una postulación. 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio