Feliz año nuevo


 
Lunes, 5 Enero, 2015 04:00 PM

Tengan esperanza aunque sea lo último, pero no hay que perderla. Frase trillada al desear siempre un Feliz Año Nuevo en estas fechas que aunque se dice de corazón, la verdad es de que el que la recibe solo lo agradece pero en el fondo con un dejo desconsolador, y más para aquellos que están sufriendo por cualquier cosa que se refleje en su economía, ya sea comerciante, profesionista, empleado o ama de casa puesto que la situación del país está de llorar, como nunca dirían algunos o como siempre los más pesimistas, pero la verdad hacía mucho que no se encontraba el país en la situación en que se encuentra actualmente, tanto en lo económico como en la inseguridad, principales factores que hacen que una familia se encuentre bien, feliz o algo deprimida, pero como siempre he sido optimista espero que cada día sea y pueda ser mejor. Decía anteriormente de que toda la actividad humana gira alrededor de la familia, ya sea que ésta se beneficie o afecte por lo que se haga en la misma o porque políticas gubernamentales establezcan y que llegue a incidir en ella, por lo que a partir de esta colaboración mis apuntes se llamarán Consultoría Matrimonial y Familiar, tratando de cubrir todos los aspectos que inciden en la pareja, hijos y entorno familiar. Podría yo con la ventaja de escribir en este medio hacer crítica hacia el gobierno o simplemente señalar todo lo que con su actuar está afectando a la sociedad, a la familia, al país entero, pero nada lograría, porque para eso habría que tener espíritu para poder hacerlo, y no me es fácil dada mi naturaleza de evitar los conflictos y sobre todo ayudar a que las parejas los tengan y de tenerlos puedan superarlos, pero la verdad sí es preocupante todo lo que está pasando en nuestro país, y aparte de todo ello, viene un raquítico aumento del salario mínimo que en nada ayudará a ninguna familia cuando se dice que dicho salario ha perdido como el 176% de su poder adquisitivo, y lo paradójico es que hemos sobrevivido, con muchas regiones del país en territorio de inseguridad que limita en todos sus órdenes la libertad de las familias y por lo mismo mermada su economía, y lo más lamentable y triste para mí es de que sean los maestros un gran sector promotor de la violencia, tanto para alinearlos a ser iguales o en el peor de los casos con mala educación que nos han llevado a los últimos lugares del escalafón mundial. Todo esto, inseguridad, mala educación, paupérrima economía afecta a las familias, a las parejas, los induce a tener conflictos matrimoniales muy difíciles de resolver por ellos mismos, porque todos los conflictos que viven en sus trabajos, la falta de éstos y los problemas cotidianos que se quiera o no los llevan a casa y quien finalmente quien la paga es la pareja y/o los propios hijos, todo esto demostrado en las propias estadísticas por la violencia intrafamiliar que existe en la actualidad, abandono de familias, o lo que últimamente se ha visto radicalizada, la violencia desgarradora en contra de los hijos llegando en algunos casos al asesinato. Desafortunadamente para llegar a vivir en armonía el gobierno tiene que establecer políticas que no afecten a la familia, principal núcleo social, debemos apoyarlo para que si le va bien al mismo nos va bien a todos, pero seguimos sufriendo de algunas políticas fiscales y de seguridad que no han sido efectivas, lo veo y siento como contador público y abogado que soy. Veo en algunas cosas que no son así y si de muchos que no respetan el estado de derecho como los maestros y muchos más afectados que sin respetar nada nos puede afectar, por lo que el país puede caer en caos difícil de controlar y lo último que debemos de perder es la esperanza. Gracias como siempre por sus comentarios y consultas al teléfono 684-9647 o al e-mail: [email protected], que aunque suene trillado les deseo un mejor año nuevo y que la esperanza muera al último, es lo único que nos queda.   El autor ejerce su profesión en Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio