Contribuyente acusa “burlas” e “insensibilidad” en el SAT


 
Ezenario Lunes, 19 Enero, 2015 08:00 PM

La venta de un teléfono celular le dejó 420 pesos de ganancia, pero cuando acudió a sellarlo para enviarlo, empleados del Servicio de Administración Tributaria (SAT) cotizaron el impuesto de envío en 300 pesos. Sucedió la mañana de 6 de enero de 2015. El denunciante, quien prefiere omitir su nombre, acudió al módulo del SAT en el Aeropuerto de Tijuana para declarar un celular que vendió a un cliente en San Luis Potosí en 650 pesos, a través de la plataforma de internet Mercado Libre, restándole los 50 pesos que cobra de comisión la página  y los 180 de envío, de manera que la ganancia se estimó en 420 pesos. Pero el responsable del módulo del SAT, Javier Ibarra, le dijo que tendría que pagar 300 pesos de impuestos por el envío. Más del 46 por ciento de su ganancia. El ciudadano acudió a otro módulo en la Central Camionera. Ahí, el empleado de nombre Francisco Rodríguez, le cotizó la misma cantidad. El contribuyente destacó que ambos trabajadores observaron el celular con la pantalla quebrada, así como la hoja de venta de Mercado Libre, “aun así, en tono de burla me dijeron que eso tenía que pagar si quería enviarlo”, acusó. Arturo Nava, responsable del SAT en el Aeropuerto de Tijuana, explicó que el producto no habría podido ser enviado porque uno de los requisitos es que el vendedor demuestre una factura de la venta del producto, y que el ticket de venta por Mercado Libre no es válido. Aseguró, no puede tomarse en cuenta “un recibo de una página de internet”. En caso de ser un producto usado -como el que vendió el denunciante-, los responsables de los módulos deben darle valor a la mercancía. “Está facultado para emitir un valor estimado de la mercancía con base a los bienes similares. ¿Qué hacemos? Revisamos la mercancía en páginas de internet, en puntos de venta, con el modelo y características del aparato, para que nos arroje un valor, y a ese valor aproximado se le da un valor a la mercancía y se le cobra el 16 por ciento (IVA)”, explicó. La cotización de 300 pesos por empleados del SAT, por sellar el envío, corresponde a un cálculo de mil 875 pesos por un teléfono usado y con la pantalla rota. El funcionario federal comentó que los responsables de los módulos del SAT usaron el mismo criterio para valorar el celular, no obstante, el contribuyente sospecha se pusieron de acuerdo. Además, que es obligación de los funcionarios explicar el proceso, así como los trámites para sacar de la franja fronteriza mercancía vendida de manera legal, cosa que, de acuerdo a la denuncia, no ocurrió. “De hecho en ambos módulos hay personal capacitado para dar la explicación, y además hay letreros en los puntos que señalan qué mercancías se pueden enviar, qué mercancías no se pueden enviar, desde que llegan las personas nos preguntan. Incluso las empresas de paquetería ya tienen conocimiento del procedimiento que se hace, porque no pueden hacer el envío si no traen el sello de la aduana”, espetó Nava. Por su parte, el ciudadano, que se dijo molesto por el trato “insensible”, presentó una denuncia en el portal de quejas del SAT el 7 de enero, con el folio 18711.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio