Celebran Día de la enfermera


 
Ezenario BCS Martes, 13 Enero, 2015 08:00 PM

Por tradición, cada año el 6 de enero se celebra en México el Día de la enfermera, después de que el médico José Castro Villagrana, quien fuera director del Hospital Juárez de México, lo instituyera en 1931. Ya que se comparó la presencia de las enfermeras como un ‘regalo de reyes’ para los pacientes, del mismo modo a nivel internacional se celebra a quienes con su esfuerzo y dedicación mejoran significativamente la calidad de vida de los enfermos, el ‘Día del Enfermera’ o ‘Día del enfermero’, el cual se conmemora el 12 de mayo. María Magdalena Martínez Flores es una enfermera originaria de la ciudad de La Paz, lleva 18 años dedicándose a esta profesión de ayuda a los enfermos, y hoy en su día platica parte de la noble labor que desarrolla diariamente, y cómo le nació el gusto por ayudar a las personas. “Desde que yo era muy pequeña mi mamá me enseñó el respeto y admiración hacia las enfermeras, cada vez que iba al doctor me lo repetía, y una vez ella me dijo que si hubiera sido valiente, ella hubiera estudiado para enfermera”, explicó. Expresa que ser enfermera va más allá de poner inyecciones y curar heridas, es un oficio que infunde varias disciplinas con el fin de ayudar a los demás, la psicología, la antropología y la anatomía son solo algunas, y todas convergen y son complementadas con el amor, calidez y vocación de los que practican dicha actividad. María es madre, hija, hermana, esposa, y estudiante, explicó cómo día con día se las ingenia para desarrollar su trabajo, para ella “un día normal es levantarme a las 5 de la mañana, hacer desayuno para mi esposo y mi hijo, cuando estaba estudiando, hasta hace poco iba a la escuela y me venía al trabajo y me desocupaba hasta las 9 para ir a casa y cumplir con los pendientes”, sostuvo. Platica que tras toda una vida dedicada a la salud, ha tenido experiencias inolvidables, dentro de ellas historias de vida que ha logrado salvar, de personas que al paso de los años regresan para agradecer su noble labor. “Imagínese en casi 18 año de ejercer esta profesión, pues no podría hacer un libro, pero hace poco pude ayudar a convencer a una señora a que se practicara los tratamientos adecuados para su enfermedad, ya que ella estaba renuente, y solo quiso un abrazo mío para alentarla a seguir adelante, imagínate la satisfacción”, comentó la enfermera. María se entrega a su trabajo todos los días, y platica que los momentos desafortunados también son muchos y existen pérdidas humanas que son difíciles de superar, sin embargo, afirma que sin pensarlo y si tuviera oportunidad de elegir ser una enfermera de nuevo, con los ojos cerrados lo haría.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio