“Amerita pena máxima”, asesinato de menor Miguel Saúl: PGJE


 
Ezenario Lunes, 12 Enero, 2015 08:00 PM

Por el asesinato del niño Miguel Saúl, su madre y padrastro deberían recibir la pena máxima de 50 años de prisión, consideró Gilberto Cota Alanís, subprocurador general de justicia en Tijuana. Afirmó que aunque se trate de personas que no contaban con antecedentes delictivos, la forma en que ocurrieron los hechos, ya confesados, ameritaría la pena más larga que establece la Ley del Estado. El plan de la pareja se ejecutó el sábado 20 de diciembre del 2014, cuando la madre del niño de siete años de edad, Karina Luna Sandoval de 26 años, reunió a los integrantes de su familia en una de las habitaciones de su casa para darles la noticia de un supuesto embarazo. Según declaró el propio Gonzalo, en ese momento ingresó a la vivienda en la colonia Anexa Buena Vista de Tijuana, tomó a Miguel Saúl, le tapó la boca y clavó en su cuerpo un picahielos en tres ocasiones, lesionando de gravedad garganta y tórax. Cota Alanís, dijo que los homicidas confesaron lo ocurrido cuando fueron detenidos tres días después. Justificaron la acción, ya que el niño “les estorbaba” para iniciar una vida juntos. Habían elegido consumar el asesinato el día de cumpleaños de su padre. Karina Luna, también declaró que pudo escuchar los gritos de su hijo cuando era acuchillado por Gonzalo, con quien planeaba verse después fuera de la casa. Además, dijo que Miguel Saúl le decía herido a su familia: “Gonzalo me mató, no me quiero morir, yo quiero jugar fútbol”. Después de estar internado durante dos semanas en Urgencias Pediátricas del Hospital General, el niño finalmente murió. Según las conclusiones del médico del Servicio Médico Forense (Semefo), las causas de la muerte son las heridas ocasionadas por el objeto punzocortante y un traumatismo craneoencefálico, provocado por un golpe con un objeto sólido.     Por el fallecimiento, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), solicitó el miércoles 7 de enero, la reclasificación del delito cometido por la pareja, al Juzgado Sexto de lo Penal, consignado en la causa 849/2014. Si antes de la muerte los sujetos eran procesados por tentativa de homicidio calificado y tentativa de homicidio agravado por razón de parentesco en el caso de la madre, ahora serán juzgados por homicidio agravado calificado y homicidio agravado por razón de parentesco. “Para que se les siga el proceso por homicidio ya consumado”, cuya pena oscila entre los 20 y 50 años de cárcel, explicó el subprocurador, Cota Alanís. Dijo que ya se ha solicitado a la Dirección de Ejecución de Sentencias de la Secretaría de Gobernación (Segob), se revise si los homicidas confesos cuentan con antecedentes penales en el interior de la República. También se ha solicitado revisar sus antecedentes en Baja California a través de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. Cota Alanís, opinó sobre la eventual sentencia: “La verdad, aunque sean delincuentes primarios, la situación muy particular del caso, en mi concepto, debe ameritar la pena máxima”.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio