Águilas por el título


 
Deportez Lunes, 5 Enero, 2015 08:00 PM

La temporada regular de la Liga Mexicana del Pacífico ha llegado a su fin, y, a partir del jueves 1 de enero, comienzan los playoffs. Definidos los seis equipos calificados, Charros de Jalisco, Tomateros de Culiacán, Águilas de Mexicali, Yaquis de Obregón, Cañeros de Los Mochis y Venados de Mazatlán se integra un standing general en base a los puntos obtenidos, de tal forma que las series se arman enfrentando al equipo uno contra el seis, el dos frente al cinco y el tres contra el cuatro. Los equipos uno, dos y tres, serán locales en la primera fase, denominada “repesca”. Las series de playoffs serán a ganar cuatro de siete juegos posibles, bajo el esquema dos-tres-dos, es decir, dos juegos en la primera plaza, tres en la segunda y, de ser necesario, dos partidos más en la primera plaza. Y para integrar las series semifinales, se agregará a los tres ganadores un cuatro equipo “comodín” o “mejor perdedor”. Las series semifinales se armarán conforme al standing general,  ganados y perdidos, considerando las dos mitades. Al equipo calificado como “mejor perdedor” le corresponderá el número cuatro y deberá enfrentar al equipo uno en calidad de visitante. La serie final será protagonizada por los equipos ganadores de las dos series semifinales. En el caso de Águilas, su rival será Yaquis, con quienes disputaron la final de la temporada 2012-2013, donde fueron barridos por los de Cajeme, quienes obtuvieron su tercer título consecutivo. La  temporada anterior, los Águilas fueron el segundo mejor equipo la LMP. Terminaron atrás de los Naranjeros de Hermosillo, que a la postre, fueron los campeones. El club emplumado barrió en la primera ronda a los Tomateros de Culiacán, pero en la serie semifinal, ante los Mayos de Navojoa, fueron sorprendidos y la artillería ofensiva que había preponderado en los juegos anteriores, fue apagada. Apenas sacaron el triunfo en el primer juego y después perdieron cuatro de manera consecutiva. Los emplumados no son campeones desde la temporada 1998-99. En esa final derrotaron a los Tomateros de Culiacán, de la mano de Francisco “Paquín” Estrada, apoyado por el bateo de George Arias, además de los efectivos relevos de Isidro Márquez. Antes, obtuvieron los títulos de 1988-89, el primero durante la campaña 1985-86. Pero ahora sueñan y creen que éste será el año bueno. Durante la primera vuelta, el club emplumado tuvo marca de 19 triunfos por 16 derrotas, para ubicarse en el tercer sitio. En esta segunda parte han batallado en los últimos juegos, siendo barridos por Naranjeros de Hermosillo, Mayos de Navojoa y perdiendo dos de tres ante Tomateros de Culiacán. En su segunda temporada como manejador del equipo, Juan Gabriel Castro sigue confiando en que ésta será la temporada en que irán por “por todas las canicas”: “Yo no quiero tener una temporada mejor que la pasada, yo quiero ser campeón con este equipo. Si no se llega al campeonato fue simplemente que no llegaste al objetivo primordial. Podrás tener muchas metas y logros, pero nosotros nos preparamos para pelear en el rol regular y quedar campeones. Vengo con esa mentalidad”. El equipo ha destacado por sus lanzadores abridores, siendo de los mejores de todo el circuito invernal, destacando Javier Solano, además, con buenos trabajos de Edgar Osuna, Marco Duarte y Horacio Ramírez. Como cerrador tienen al experimentado Francisco Rodríguez. En el bateo, cuentan con el líder en promedio de la LMP, Gil Velázquez, además de Xorge Carrillo, quien está entre los mejores en dobles y en jonrones, y Walter Ibarra,  primer lugar en triples. Les tiran “no-no” Mal augurio para Águilas de cara a la postemporada, luego de que en el penúltimo partido del calendario regular, fueron víctimas del pitcheo de Culiacán, quienes los dejaron “sin hit, ni carrera”. Contundente labor del abridor Francisco Campos, respaldado por el relevista Salvador Valdez y el cerrado Óscar Villarreal. Las primeras cuatro entradas del partido se caracterizaron por el duelo de serpentinas que presentaron ambos abridores, siendo la apertura del quinto rollo cuando la pizarra se inauguró para Culiacán, gracias al elevado de sacrificio por parte de Rico Noel, impulsando a Russell Branyan, quien se había colocado en almohadilla con extra base al central. La quinta entrada fue la última para el abridor por Culiacán Francisco Campos, quien lanzó pelota de cinco entradas completas, recetando seis chocolates sin carrera para así iniciar la joya de pitcheo. Salvador Valdez cumplió con su función de relevo al trabajar durante dos entradas con dos tercios de labor, regalando dos bases con tres ponches y dando continuidad a la gran labor del inicialista Campos. Arturo Rodríguez impulsaría la segunda carrera para los guindas, al conectar sencillo productor al izquierdo, registrando a Issmael Salas en su tanda al bat de la sexta entrada. En la fatídica séptima, Culiacán anotaría una más a la cuenta, gracias al elevado de sacrificio de Cory Aldrige  impulsando la tercera raya en los fierros de Maxwell León. Todavía en la octava, Aldridge impulsaría a Eric Farris con línea productora al prado derecho, para poner el marcador final cuatro por cero. Óscar Villarreal entraría al partido para sacar el último out de la octava entrada y permanecer durante el lapso del noveno episodio, logrando el cierre para culminar el juego sin hit, ni carrera.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio