10 años de risas


 
Espectáculoz Lunes, 26 Enero, 2015 08:00 PM

Debutaron en la televisión hace casi una década, pero siguen manteniendo su toque de frescura y humor que rebasa lo políticamente correcto. Son parte de la comedia ácida bien ejecutada que, cada vez más, parece ser desplazada por los chistes de pastelazo que reciben premios año tras año. Sin embargo, no han desistido de la fórmula sin adornos que permite conocer a un grupo de amigos en contextos reales de diversión, competitividad y choque de egos. Se trata de “It´s Always Sunny in Philadelphia”, cuya temporada diez inició su transmisión hace una semana, para demostrar que las risas gracias a sus chistes, parecen ser imparables.  De un piloto que apenas costó unos cuantos dólares con los que invirtieron en videocasetes para la cámara con la que lo grabaron, a enganchar a la gente de FX con su formato, el programa ha sido un ejemplo de que no se requiere de una producción exuberante para obtener éxito, siempre y cuando el talento se refleje por sí solo; cuestión que no les ha costado trabajo, pues talento es justamente lo que sobra frente y detrás de cada una de sus grabaciones.  El motivo: su creador original es Rob McElhenney (Mac), y en apoyo de realización, éste cuenta con Charlie Day (Charlie) y Glenn Howerton (Dennis), a su vez, las tres piezas centrales de la trama.  Aunque no podrían tener mayor libertad creativa que ser sus propios medidores y filtros de lo que se queda para transmitirse, todavía cuentan con un extra que los acopla más a través de Kaitlin Olson (Dee) y Danny DeVito (Frank), que incursionó al elenco como una aparición especial en el inicio de la segunda temporada, pero terminó por ser el actor de renombre que les hacía falta para que más gente se interesara en ellos.  Nuevamente el ciclo descansa en la chispa de humor que tiene la serie, ya que debido a ésta fue que DeVito aceptó quedarse como parte del elenco base que vive la mayoría de sus aventuras en Paddy´s Pub, bar del que son copropietarios los otros personajes y del que él logra adquirir una parte, para usarlo como chantaje de no incluirlo en su grupo de amigos, o “The Gang” (La Pandilla) como se les introduce a todos en cada emisión.  Con más de cien capítulos estrenados hasta el momento, entender la permanencia que han conseguido se resume en un común denominador producto de mezclar irreverencia, cinismo, gracia y polémica, que incluyen sin pudor alguno, y justifican en la simpleza de cada uno de los personajes: la que se esfuerza por ser parte de (Dee), el manipulador con aires de más seriedad (Frank), el egocentrista que cree atraer a todas las mujeres (Dennis), por quien no dan crédito alguno de superación (Charlie) y el que se considera un arma letal, pero no logra dar un buen golpe (Mac).  Es en apenas veinte minutos que cada episodio ha llevado al espectador por diversos temas que comenzaron con fuerza en su primera temporada de siete emisiones, donde repartieron como tópicos el racismo, aborto, alcoholismo, enfermedades terminales y la pérdida, dándoles menos solemnidad con sus diálogos listos para producir carcajadas, aunque conlleve una valoración de si es correcto.  Un concurso de beber más cervezas durante un vuelo -así de absurdos pueden ser los puntos de partida-, para emular un supuesto récord, fue la historia con la que, después de más de un año, regresaron al aire el pasado 14 de enero con “The Gang Beats Boggs”. Éste representó el primer capítulo de lo que durante 2013 se pensó sería el fin de la producción, al especularse que “The Gang” le diría adiós a la pantalla chica en 2015. Pero un reviro que pocos anticiparon, los colocó en una situación muy diferente, al conseguir mantener su lugar en el canal de comedias derivado de FX.  El logro se debe a que la renovación de contrato que consiguieron les garantiza condiciones para hacer dos temporada adicionales a la que acaba de arrancar, por lo que los todólogos de Philadelphia harán de las suyas por lo menos de manera asegurada hasta 2017. Con diez años de garantía constatada, habrá que ver los nuevos giros que le darán a cada capítulo para defender esa buena racha que nunca planearon.  “It´s Always Sunny in Philadelphia” se transmite todos los miércoles a las 10:00 pm, por FXX. 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio